Hervidor

Hervidor

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Hervidor:la guía Westwing

Tal vez no puedas tener un maestro de la cocina en casa o no seas el mejor cocinero, ¡pero con un hervidor todo será mucho más fácil! Un hervidor te sirve para calentar el agua, o también para preparar ingredientes como arroz o huevos. De esta forma, ¡preparar la comida será pan comido!

El hervidor te permite cocinar de forma rápida y sencilla. ¡Ya no necesitarás más manos en la cocina para tener tu plato listo a tiempo! Prepara tu desayuno o tu merienda o tu té de las 6.


En muchos países es normal hacer un té para desayunar, si no dispones de tetera, lo mejor es que utilices un hervidor. Además, los microondas son geniales para calentar pero si metes tu vaso de agua a calentar, ¿qué pasa? Tu vaso de agua estará ardiendo cuando lo saques, ¡y te quemarás! Por eso, lo mejor es que pongas el vaso en la mesa y luego añadir el agua que habrás calentado con el hervidor. Esto es todavía mejor si se trata de una taza, ya que si metes una taza en el microondas tardará mucho en enfriarse y te quemarás cuando la cojas. ¡Qué bien nos va a venir el hervidor!

Hervidor para casa

hervidorOtra forma de sacar partido a nuestro hervidor es utilizarlo cuando vamos a cocinar pasta o cualquier otra comida que necesite agua caliente. ¿Cómo? Muy fácil, tan solo tienes que poner el agua en el hervidor y añadirla al cazo con el que vayas a cocinar. De esta forma, no tendrás que esperar mucho más tiempo a que se caliente el agua en el cazo. ¡Con el hervidor solo necesitas unos minutos! Lo mismo para las patatas hervidas. Aunque hay hervidores que permiten que dejes dentro las patatas, la pasta o la comida que quieras cocinar o hervir, de esta forma, no tendrás que manchar más utensilios de cocina. ¡Qué fácil!

La rapidez también es otra ventaja del hervidor para huevos. ¿Cuántas veces hemos querido añadir un huevo hervido a nuestra ensalada y hemos tenido que esperar? Al final nos acabamos comiendo la ensalada sin huevo. Pero gracias al hervidor, tendrás tus huevos hervidos listos en tan solo unos minutos. Listos para añadir a la ensalada o para comerlos con un poco de mayonesa. Y si quieres tener un buen desayuno por la mañana con huevos, ¡no hará falta que te despiertes antes! Con el hervidor los tendrás listos en cinco minutos.

A diferencia de nuestros fuegos de cocina el calor del hervidor no viene no solo de la parte de abajo, sino también de los laterales. Esto es uno de los motivos por los que cocina mucho más rápido, el calor llega a toda la comida. Y lo mejor de todo es que, ¡ahorrarás mucha energía! Y esto, te sacará una sonrisa al final de mes con la factura.

¿Podemos calentar algo más que agua en los hervidores? Tienes que tener mucho cuidado con la leche, porque la mayoría de hervidores se queman si calientas leche en ellos, sobre todo los más viejos. El café si podrás hacerlo, es tan fácil que solo tendrás que pensar en: ¿café o té?

Hervidor para bebés

El hervidor es perfecto para preparar la comida a los más pequeños. Con un hervidor puedes calentar el biberón de los bebés, lo tendrás listo en unos minutos y lo mejor de todo, libre de gérmenes. Hay hervidores especiales para bebés que tienen presente las necesidades de los más pequeños y cumplen con todo lo necesario para que el bebé solo tenga que disfrutar de su biberón. También hay algunos que te permiten elaborar comidas un poco más complejas para bebés, como los purés.

Hervidor de arroz

El hervidor de arroz es indispensable en las culturas en las que el arroz es la base fundamental de la alimentación, como en muchas culturas asiáticas. Sin embargo, dado que el hervidor de arroz nos facilita mucho trabajo cada vez es más habitual verlo en las cocinas europeas. ¡Y España no va a ser menos! En estos tiempos en los que siempre vamos con prisas, nada como prepararse un arroz en el hervidor listo para tomar en la oficina, prepáralo y solo tendrás que añadirle alguna salsa o algunas verduras.

Puedes preparar diferentes tipos de arroz, como el basmati, pero que no se te olvide que dependiendo del tipo de arroz tendrás que utilizar una cantidad de agua u otra. Así, conseguirás la consistencia perfecta, y mantendrás todos los nutrientes del arroz. Con el hervidor de agua, el arroz quemado, ¡puede pasar a la historia!