Huerto colgante

Huerto colgante

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Huerto colgante:la guía Westwing

Desde hace unos años la opción del huerto colgante en casa se está poniendo de moda. Las dimensiones reducidas de nuestras casas o la ausencia de terraza o jardín ya no es una excusa.

Puedes ubicar tu propio huerto colgante en cualquier pared o balcón. ¡Solo es cuestión de planificación! Si entras en Westwing podrás asesorarte con todos nuestros consejos y claves.

UN VERGEL EN CASA

Vivimos unos tiempos en el que el cuidado del cuerpo es cada vez más importante. Deporte y dieta son las claves para un futuro más saludable. Es por ello que cultivar nuestros propios vegetales se está convirtiendo en una necesidad y, además, ya no se trata solo de un tema de salud, también supone un ahorro considerable. Una idea genial que te servirá también de ocio y te aportará la satisfacción de ver crecer tus propias plantas sin pesticidas, ni aditivos y, en definitiva, ningún producto químico indeseado es el huerto colgante.

Eso sí, procura que la ubicación de tu huerto colgante quede bien expuesto a la luz. Una buena idea puede ser una ventana, un balcón o una azotea. Y si encima se puede regar con agua de lluvia, ¡mejor que mejor!

¿QUÉ CULTIVAR EN UN HUERTO COLGANTE?

Ahora te estarás preguntando… ¿y qué puedo sembrar? En un huerto colgante, aunque parezca increíble, se puede cultivar prácticamente cualquier cosa, con excepción de los tubérculos, como patatas o rábanos, o plantas como el maíz o el trigo que son demasiado altos. No obstante, el resto de productos sí que son posibles. Siembra en tu huerto colgante coles, lechugas, guisantes, fresas, albahaca, manzanilla, menta, eneldo, berro, acelgas, calabacines… todo dependiendo de la temporada en que decidas sembrar.

Si aún no lo tienes, te recomendamos empezar con tu huerta en primavera. Puedes cultivar pepinos, judías, espinacas, zanahorias, tomates, pimientos, puerros, apios, lechugas o cebollas. ¡Podrás disfrutarás de un verano sano y nutritivo!

Sin embargo, lo ideal antes de empezar con tu huerto colgante es planificar con más precisión que productos queremos sembrar ya que cada planta tiene sus propias necesidades de tierra, riego, poda, temperatura, luz… Las plagas y las malas hierbas también pueden ser otro inconveniente para tu huerto colgante, pero existen plantas que ahuyentan a los bichos, inclúyelas en tu huerto vertical.

En cualquier caso, disponer de un huerto colgante requiere siempre de mucha dedicación y cuidados. Infórmate bien en Westwing de todo lo referente a tu cultivo ¡y disfruta de tu propia huerta ecológica!