Huerto urbano

Huerto urbano

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Huerto urbano:la guía Westwing

Hoy en día cada vez nos preocupamos más por la calidad de las frutas y verduras que comemos. ¿Qué mejor manera que cultivar hortalizas en nuestra propia casa para llevar una dieta saludable? Antes, solo las personas que vivían en el campo o las que tenían un jardín espacioso podían beneficiarse de tener su propio huerto. Sin embargo, hoy todos podemos degustar frutas y verduras de cosecha propia hasta en medio de la ciudad gracias a los huertos urbanos. ¡Descubra cómo crear su huerto urbano!


Para empezar con nuestro huerto urbano lo primero que necesitamos encontrar es el lugar adecuado: la terraza, el balcón, el alfeizar de la ventana e incluso un patio pueden ser opciones excelentes. No tenemos por qué ser unos agricultores expertos, pero hay una serie de pasos que hay que seguir para conseguir resultados.

Elegir lo que queremos plantar

Dependiendo de las condiciones del terreno que hemos elegido para nuestro huerto – si le da mucho el sol, si recibe agua de la lluvia, etc. – elegiremos las frutas, verduras y hortalizas cuyo cultivo sea más conveniente. No debemos olvidar la fecha de siembra y recolección de cada producto y tener en cuenta que algunas especies no son compatibles con otras.

Material para un huerto urbano

El material principal para nuestro huerto urbano son, naturalmente, las semillas. Las especies que mejor se adaptan a un huerto de este tipo son las plantas aromáticas como la salvia, el romero o la albahaca; las lechugas, las berenjenas, los tomates y los pimientos. También necesitaremos tiestos, maceteros, jardineras, etc. donde plantar nuestras frutas y verduras. No es necesario comprarlos, sino que también podemos darle una nueva vida a latas, cubos de plástico o garrafas que llevan años en nuestro trastero. Otros de los elementos necesarios son unas tijeras para podar, una regadera, tierra y abono.

El compostaje

Una opción ideal para nuestro huerto urbano es el compostaje. ¿Cómo funciona? Sólo necesitamos un contenedor llamado compostador donde echar los residuos biodegradables para crear lo que llamamos compost. El compost es un abono orgánico que mejora de forma natural la calidad de la tierra, sin necesidad de abonos químicos. ¿Qué podemos echar al compost? Todo tipo de restos biodegradables como frutas, verduras, hortalizas, posos de té, cáscaras de huevo, papel y cartón. ¡Pero nunca se le ocurra echar restos de carne, pescado, aceite de cocina ni ningún tipo de material que no sea orgánico!

Red de huertos urbanos

Cuando empezamos con un huerto urbano nos pueden surgir dudas al respecto y ¿quién mejor que alguien que ya tiene uno para resolverlas? En internet existen innumerables páginas y grupos de redes sociales donde poder plantear nuestras dudas y encontrar consejos y trucos útiles para mejorar nuestra cosecha.

¡No lo dude más y únase a un estilo de vida green! Disfrute de una alimentación saludable enriqueciendo sus platos con frutas, verduras y hortalizas de su propio huerto urbano. ¡Notará la diferencia!

Próximas campañas