Huertos pequeños

Huertos pequeños

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Huertos pequeños:la guía Westwing

¿Sabes cuál es el sabor de un tomate recién cogido? ¿Y que tan sólo le hace falta un poco de sal, un chorrito de aceite y lo mismo de vinagre para degustar un producto que es, sin más añadidos, una delicatessen? Te aseguro que vas a pensar diferente una vez que lo pruebes. Muchos ya lo hacen porque son parte de quienes han apostado por tener uno de los conocidos como huertos pequeños.

Cuando hablamos de huertos pequeños hablamos de algo que está de moda. Pero es mucho más que eso. Y es cierto que hacer deporte y la vida sana han ido asumiéndose como parte esencial en la vida de cada vez más gente. En Westwing hoy te vamos a hablar de cómo puedes tener, para contribuir a tu objetivo, lo que entraría dentro de esta definición de huertos pequeños.

HUERTOS PEQUEÑOS: LOS PASOS FUNDAMENTALES

¿Qué pensarías si te dijera que puedes levantarte del sofá para coger de una mata unos tomates, unos pimientos verdes y la misma ensalada que en unos minutos vas a preparar y comer? ¿Y si necesitas unas hojas de laurel y puedes cogerlas ahora mismo sin ir al súpermercado? Si tienes un espacio que has pensado destinar a uno de esos huertos pequeños ya tienes mucho avanzado. La primera pauta es disponer de ese lugar de reducidas dimensiones. La segunda, ponerte manos a la obra. Lo ideal sería tener un pequeño terreno en un jardín o en un espacio exterior. Pero también una terraza o balcón vale. En Westwing te damos las claves de los huertos pequeños.

LA CREATIVIDAD EN LOS HUERTOS PEQUEÑOS ES CASI UNA NECESIDAD

El segundo paso es meditar qué matas, plantas y árboles queremos en éste. ¡Da rienda suelta a tu creatividad! No tenemos mucho espacio y hay que saber con claridad cómo lo vamos a  distribuir.

Podemos elegir los elementos que queremos en estos huertos pequeños según nuestros gustos y necesidades: ¿Qué consumiríamos más? ¿Qué verduras y frutas compramos más en el supermercado? Y también, claro, teniendo en cuenta dónde vivimos para que lo que plantemos dé, nunca mejor dicho, sus frutos. La estación del año en la que queramos sembrar semillas y brotes es decisiva y debemos adaptarnos, al igual que la luz que tenga el lugar. Regar es fundamental, así que piensa cómo vas a abastecer de agua tu huerto.

Otra decisión importante es el tipo de recipientes que vamos a utilizar para ubicar nuestras plantas. Macetas, jardineras…si no contamos con demasiado espacio un huerto en altura es la mejor opción. Hay numerosas opciones en el mercado en cuanto a los recipientes de los más variados tamaños, formas y estilos.

La satisfacción de consumir tus propios alimentos, cuidados por tí, sin fertilizantes ni pesticidas, la participación de toda la familia en su cultivo y el sabor de los alimentos recién recolectados no tiene precio.

En Westwing te contamos más sobre huertos y otras tendencias. ¡Regístrate! También encontrarás ideas innovadoras en decoración y muebles y accesorios de diseño.