¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Ikebana:la guía Westwing

Hablar mediante las flores, comunicarse con la naturaleza y reflexionar sobre la fugacidad de la vida. Todo esto y mucho más es ikebana, un antiguo arte floral que japonés, cuyo nombre quiere decir flores vivientes. El ikebana no es una mera decoración de flores para la casa. Representará también la necesidad de transmitir un mensaje. A través de la colocación de las flores, hojas y frutos con líneas sencillas, nos estaremos comunicando.

En Westwing nos gusta la fusión de la decoración con el arte y la naturaleza, por eso buscamos en el ikebana una de nuestras mejores inspiraciones para la casa. Aprender este arte y decorar con él convertirá nuestra casa en un refugio de serenidad. El ikebana es ideal para un estilo minimalista o de inspiración japonesa. Aprende más sobre este arte milenario japonés a continuación.

El arte del ikebana nació en Japón hace más de 500 años con un carácter religioso. Para crear una composición floral propia del ikebana necesitaremos flores, ramas, hojas e incluso frutos y semillas. El recipiente, la maceta o el plato sobre el que se asienta nuestro ikebana es también muy importante y tiene que combinar con nuestra creación y puede ser de diferentes estilos de cerámica. Con el ikebana no se trata de hacer un arreglo floral más, sino también de meditar. Mientras colocamos las flores y hojas meditamos en silencio sobre el paso del tiempo y sentimos la cercanía de la naturaleza.

COMO HACER UN ARREGLO IKEBANA

Para hacer nuestra creación ikebana necesitaremos:

  • Un recipiente de cerámica
  • Alambre de florista
  • Flores y ramas, según nuestra elección
  • Tijeras de podar

La estructura fundamental que siguen estos arreglos es la de un triángulo escaleno, formada por tres ramas, y luego usaremos cuatro ramas más para darle profundidad. Las tres ramas principales, base de nuestro ikebana, simbolizarán la tierra, el cielo y el ser humano, o según otras interpretaciones, serán la imagen de la luna, el sol y la tierra. Lo importante es no recargar nuestra composición y seguir la base del estilo minimalista: menos es más. En cuanto comencemos nuestro trabajo con las flores comenzaremos a notar la cercanía con la naturaleza.

Ikebana
Una vez colocadas las tres ramas, que pueden ser también troncos finos o juncos, podemos poner las flores, cuyos tallos deben ser más cortos que los de las ramas principales.
Para las ramas podemos usar ramas de cerezo o de ciruelo. En cuanto a las flores, en Japón se utilizan sobre todo crisantemos, peonías y flores de loto pero podemos hacer nuestro ikebana con camelias, magnolias, rosas o jazmínes. ¡Elige tus flores y prueba a hacer tu ikebana ideal!

DÓNDE COLOCAR NUESTRA CREACIÓN IKEBANA

El ikebana es una decoración que combinará con cualquier estilo y podremos situarlo en cualquier habitación. Son ideales para decorar una mesa en ocasiones especiales, como una boda, un cumpleaños o cualquier celebración que se precie.
El estilo minimalista es el que más se ajusta con los arreglos florales de ikebana. Este estilo se caracteriza por la sencillez en el equipamiento, con poco muebles y todos ellos de líneas rectas y simples. También el ikebana es ideal para cualquier espacio de inspiración japonesa. Busca el lugar ideal para tu ikebana y comienza a sentir la serenidad que transmite y la integración con la naturaleza.

Próximas campañas