Imán

Imán

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Imán:la guía Westwing

El magnetismo es un poder fascinante, pero si hay algo que nos gusta son los accesorios que podemos tener en nuestro hogar gracias a él: los imanes. Puedes poner un imán en tu nevera, ¿has pensado en comprar un imán de todos los sitios que visites? Podrás tener un pedacito de cada rincón del mundo en tu espacio solo con comprar un imán allá donde vayas.

La atracción o la repulsión magnética se puede activar con materiales magnéticos o con electricidad, por lo que podemos distinguir entre un imán simple o un electroimán. Además, como puedes imaginar los puedes encontrar en muchos tamaños, formas y colores, ¡decora tu espacio con imanes!

Imán: recuerda lo que quieras

Todos tenemos algún imán en la nevera o en nuestra pizarra magnética: sirven tanto para recordar como para recordarnos cosas. Por ejemplo, imagina que tienes que ir a comprar las medicinas que el doctor te ha mandado y tienes una receta que no sabes dónde ponerla, ahí tienes tu imán, pon tu receta en la nevera y haz que no se caiga gracias al magnetismo del imán. Hay muchas otras situaciones en las que un imán te vendrá de perlas, ¡ya no se te olvidará nada!, puedes colgar la lista de la compra, las facturas a las que tienes que echar un ojo y cualquier otra cosa que quieras tener bien presente y no olvidar.

Además, también pueden servirte para decorar con mensajes. Por ejemplo, puedes poner en notas de colores mensajes como buenos días, pasa un buen día en la oficina, feliz fin de semana e incluso llevar la cuenta atrás de tus vacaciones. ¡Seguro que te alegras de ver todos los días que ya solo queda un mes para tus vacaciones en Ibiza! Con un imán podrás colgar todo esto en la nevera, y también frases célebres: ¿qué tal un ser o no ser? Pero el imán no solo sirve para la nevera, como sabes, son perfectos para las pizarras magnéticas: puedes añadir un imán a tus botes de especias y colgarlos en tu pizarra magnética de la cocina o en la nevera. ¡Quedará súper original!

Imán: decora tu interior

Pero los imanes puedes utilizarlos en muchos más sitios que en la nevera y en las pizarras magnéticas, decora tu interior con un bonito imán dónde quieras. ¡Aquí te damos algunas ideas!

Los utensilios de cocina son perfectos para poner en ellos un bonito imán: cuchillos, ollas y muchos otros. A primera vista puede sonar un poco raro, ¿pero a que es verdad que muchos de ellos son demasiado bonitos como para guardarlos en cajones? Luce algunos de ellos en una vitrina, ¡y añádeles un bonito imán!

Con las lámparas ocurre lo mismo. Un imán puede quedar particularmente bien en las lámparas infantiles: puedes convertir una lámpara aburrida en una bonita lámpara para tus niños, ¡hazla divertida con un imán! Además, como sabes, los niños cambian de opinión cada dos por tres, así que podrás hacer que tengan una lámpara diferente solo con poner otro imán. ¡No hace falta que perfores nada, así de fácil!

Crea collages: puedes poner un imán a tus marcos para que luzcan todavía con más encanto. Una idea de decoración, si tienes un marco con una foto de las últimas vacaciones de la playa, ¿qué tal si le pones un imán con forma de sol? O también puedes poner los imanes que compres en tus viajes a los marcos en los que pongas las fotografías de lugares emblemáticos que has visitado. ¡Quedará perfecto!

Como puedes ver, los imanes tienen muchos usos y con ellos puedes embellecer tu casa y todos tus accesorios de decoración de forma fácil, ¡solo necesitas un poco de creatividad y tu espacio lucirá como nuevo!