banco jardin pequeño

En jardines grandes, pequeños, junto a la piscina, en porches, balcones… Un banco exterior es cómodo y te ayudará a crear el rincón perfecto para relajarte y sacarle partido a cualquier espacio exterior que tengas en casa. ¿Por qué? Porque no ocupa mucho y es una pieza funcional y clave para crear ambientes. Aunque a primera vista, puedan pasar un poco desapercibidos, estos elementos pueden ser la clave para dar carácter a una estancia, proporcionar una solución de almacenaje y convertirse en el de tus sueños. En esta guía te contamos todo lo que necesitas saber para para encontrar el modelo perfecto para ti. ¡No te la pierdas!

4 Bancos exteriores para 4 usos

Hay muebles muy sencillos en diseño y que sin embargo son muy versátiles y ofrecen grandes posibilidades a nivel funcional. El claro ejemplo de esto es el de los bancos: sin respaldo, bajo, con cuatro patas y una superficie de forma rectangular. Te damos cuatro ideas para decorar:

  1. Un banco exterior como sofá: un banco de madera alargado puede liar a convertirse en un sofá para tu terraza simplemente colocando unas colchonetas o cojines encima. Para complementar este espacio tan solo necesitarás una mesa de centro bajita, circular será más ergonómica en un espacio estrecho como un balcón, para tener una superficie de apoyo para bebidas, libros, etc. 
  2. Un banco exterior como chill out: si lo eliges muy bajo, tipo palet, también puedes, con unas colchonetas y unos cojines, convertirlo en un sofá más “ibicenco”. El espacio perfecto para leer un libro o relajarte mientras tomas el aire en tu terraza. 
  3. Un banco exterior para comer: saber cómo decorar un balcón bien implica aprovechar su espacio al máximo ya que un balcón o una terraza no tiene la amplitud de un porche o un jardín. En el caso de querer transformar este espacio en un comedor, un banco de exterior puede ser la solución ideal cuando faltan los metros. Un banco sin respaldo apenas se ve, con lo que no ocupa casi espacio, y además, en él se pueden sentar más personas que en sillas, un punto muy a favor de disponer de uno, o dos, en casa.
  4. Un banco exterior para desconectar: en balcón, terraza, porche o jardín, un banco siempre es sinónimo de descanso y desconexión. Si tienes un jardín, colocar uno bajo una sombra es una perfecta idea ya que es capaz de decorar el espacio con un toque romántico y crear un rincón único para disfrutar del silencio y la naturaleza. 

Consejo: Un banco de exterior puedes ponerlo, además de contra una pared, bajo una ventana. Es un tipo de mueble muy práctico para aprovechar espacios muertos y darles un muy buen uso. Incluso puedes colocar unas platas encima y utilizarlo para decorar estos espacios sin vida que a veces hay en las terrazas. ¡Dale un toque de color a los exteriores de tu hogar!

Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

A cada banco exterior, su material

Los bancos son un elemento decorativo más en el hogar, por esta razón, es importante darle la importancia que merece para crear un espacio con armonía y mucho estilo. Dependiendo de tu estilo y del acabado que quieras conseguir debes optar por unos materiales u otros. A continuación, te damos algunos consejos:

  • De estilo natural: un banco de madera, con listones o placas en bruto, es capaz de encajar casi con cualquier estilo decorativo. ¿Quieres complementarlo con textiles? Elígelos naturales en tonos claros como el beige, blanco, tonos grises muy claros o arena.
  • Romántico: de metal, de forja, con patas y respaldo curvado. Déjalos envejecer y cogerán un aire vintage encantador. Le van los textiles de colores pastel e incluso estampados florales. 
  • Oriental: en bambú o fibras naturales, un banco exterior realizado en estos materiales proporciona un ambiente natural perfecto para relajarse. Le van los textiles de colores sobrios como el gris plomo. 
  • Contemporáneo: en metal e incluso en fibras sintéticas, son bancos capaces de aportar elegancia y sobriedad. Los cojines confeccionados con textiles lisos en blanco o tonos intensos como el gris oscuro o el azul plomo, encajan a la perfección con ellos.  
  • Marinero: un banco exterior de madera blanca tiene un innegable look marinero si lo acompañas con textiles en azul y blanco, tanto lisos como a rayas. 
  • Retro: un banco exterior en madera y metal negro o o pintado en verde manzana y desgastado por el paso del tiempo, es un tipo de banco que decora espacios con cierto aire retro y romántico. Le van los textiles que combinan distintos estampados y lisos, y en colores diversos.  

¿Te hemos inspirado lo suficiente? ¿Ves ya un banco en tu terraza, tu balcón o quizás tu jardín? Si todavía no tienes claro con cuál quedarte, entra en Westwingnow encontrarás modelos distintos y todos, preciosos. Elige y relájate.