Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Decoración de chimenea de piedra

Las chimeneas tienen un encanto natural, aportan calor y calidez al ambiente y pueden ser un gran elemento de decoración. Descubre 3 estilos de chimeneas y sus posibilidades decorativas. 

Te contamos, además, como avivar la llama. Además de la tradicional leña, puedes optar por otros combustibles como los pellets o el bioetanol. Las características de cada uno te ayudarán a elegir el tipo de chimenea que mejor se adapte a tus necesidades.  

Chimeneas campestres de piedra o ladrillo 

Un must de las casas de campo. Son chimeneas para disfrutar en los fríos días de invierno junto con una buena manta y un tazón de chocolate. Son las chimeneas con más encanto por ese ambiente cálido y acogedor que otorga la piedra mezclado con el fuego. Para completar la decoración, sobre la encimera, que suele ser normalmente en madera maciza, puedes colocar un jarrón de loza o arcilla con unas bonitas flores secas, alguna escultura en madera o unos cuantos libros apilados, y a los pies, una cesta de mimbre para guardar las mantas. Además, este tipo de chimeneas son el elemento perfecto para crear un ambiente 100% navideño. Son, sin duda, las preferidas de Papa Noel.  

Chimeneas de escayola o mármol con un aire señorial 

La mejor opción si buscas darle un aire señorial al ambiente. Las más clásicas suelen tener rosetones y motivos en relieve de distintos estilos artísticos: renacentista, barroco, neoclásicos… Puedes darle un toque más sofisticado con un gran espejo con un marco dorado o plateado justo encima. No hace falta que cuelgues el espejo, simplemente apóyalo sobre la encimera de la chimenea. Puedes completar la decoración de la encimera con velas o un jarrón con alguna flor llamativa para darle color.   

Una chimenea de hierro para un look industrial o tipo refugio de montaña 

Las chimeneas de hierro son perfectas para integrarse dentro de un espacio de estilo industrial, pero también quedan estupendas para crear un ambiente con un toque más acogedor, tipo refugio de montaña. 

Las hay de múltiples formas: cilíndricas, cuadradas, rectangulares, con campana o sin ella. Su particular silueta les otorga el suficiente carácter para lucir por sí mismas, sin más adornos o decoración adicional. 

Combina materiales para crear una chimenea única 

Además, puedes crear un ambiente muy original combinando distintos materiales en tu chimenea: una chimenea de ladrillo y escayola con líneas rectas puede ser un elemento llamativo y que aporte calidez dentro de un estilo moderno; una chimenea de ladrillo vista y hierro es también estupenda para un estilo industrial… 

Si te encanta la calidez que aporta una chimenea, pero quieres mantener un ambiente extra moderno, puedes optar por una original chimenea empotrada en la pared, sencilla, elegante y sin revestimientos. 

Si no usas la chimenea, ¡decora su interior! 

Si te da pereza el ritual de mantenimiento de la chimenea y no vas a encenderla o, si quieres explotar sus posibilidades decorativas durante los meses de calor, ¡aprovecha y decora su interior! Llena el interior de la chimenea con plantas, leña, velas o cualquier elemento decorativo que te ayude a completar el ambiente, según el estilo de la habitación. Las velas son, por ejemplo, una buena opción en lugar de la lumbre para crear un ambiente acogedor. 

3 tipos de chimeneas, según su combustión 

Podemos dividir las chimeneas por estilos, pero también por el tipo de combustión que utilizan. Es importante precisar que cualquier estilo de chimenea puede hoy en día albergar cualquier tipo de combustión. 

El combustible por excelencia de las chimeneas es tradicionalmente la madera. Cortar o ir por leña era antaño una actividad asociada a las chimeneas, aunque hoy en día podemos optar por otro tipo de combustión, según nuestras necesidades y preferencias. Te presentamos algunos tipos de chimenea, según su combustión y algunos consejos sobre su utilización. 

Chimeneas de leña 

Son las de toda la vida. No hay nada como una auténtica chimenea de leña, aunque es cierto que su mantenimiento es más laborioso. Después de cada uso, conviene retirar las cenizas y limpiarla. Las mejores maderas para utilizar en chimenea son el haya, el roble, el nogal, el olivo, la encina… Una vez se ha cortado, la leña no debe utilizarse de inmediato, cuanto más tiempo pase más seca estará y, por tanto, mejor cumplirá su función. No olvides que no es recomendable el uso de papel de periódico para encender el fuego, ya que puede liberar sustancias nocivas, utiliza ramitas o virutas para encenderla. Aviva el fuego con un fuelle. Los hay con hermosos motivos, por lo que también puede servirte como elemento decorativo. 

Chimeneas de pellets 

Las chimeneas o estufas de pellets son la opción más económica y ecológica. Funcionan con pellets, pequeños cilindros de serrín prensado con una gran potencia calorífica. Permiten calentar un espacio rápidamente, por lo que son perfectas si volvemos a casa después de todo un día sin haber encendido la calefacción. Además, el precio de los pellets se mantiene bajo, al contrario de lo que ocurre con otros combustibles como el gas o el petróleo. 

Por otro lado, son la opción más ecológica, ya que para su fabricación se reciclan o aprovechan residuos de madera. Además, generan un nivel muy bajo de CO2. 

Chimeneas de bioetanol 

Nada de humos, ni hollín, ni cenizas ¡Olvídate de la limpieza! Con una chimenea de bioetanol conseguirás un espacio caliente y acogedor sin olores y sin desechos que limpiar. Para su uso, basta con verter un poco de bioetanol en un depósito y encender el quemador con un mechero extralargo. Así de fácil tendrás unas bonitas llamas que darán calor y calidez al ambiente. 

Este tipo de chimeneas casa muy bien con los espacios de estilo moderno. Algunas incluso tienen un mando a distancia con algunas funcionalidades de programación, para tener la casa caliente cuando llegues. 

Además, el bioetanol te permite múltiples posibilidades. Puedes optar por una chimenea con una forma única para el centro del salón o incluso para la terraza. Decorar la terraza con una chimenea de bioetanol te permitirá disfrutar del exterior cuando empieza a refrescar.