Accede a las mejores marcas hasta -70%

Accede a las mejores marcas hasta -70%

Cómo decorar con cajas de vino tinto

Un revistero, una mesilla de noche, un estante…Las posibilidades que nos puede dar una caja de madera son infinitas en decoración. Reutiliza estas cajas y aprende a decorar con cajas de vino con estos sencillos trucos. Muchas ideas para inspirarte y hacer manualidades con cajas de manera muy fáciles.  

Un recibidor con encanto 

El recibidor es la carta de presentación para tu casa. Es el espacio de la casa donde recibimos y damos la bienvenida a nuestros invitados. Para que se lleven una buena impresión viste y decora tu recibidor de una forma original. Y qué mejor que hacerlo con unas cajas de vino en madera. Puedes dejarlas con su color natural o lijar las cajas y crear un efecto vintage y desgastado. En el recibidor tenemos varias opciones. Por un lado, puedes crear una consola juntando varias cajas de madera, dependiendo de la altura de la pared. Si quieres puedes sellar las cajas entre ellas con un pegamento. En los huecos de cada caja añade velas, vaciabolsillos y algún jarrón con flores. Tendrás en un instante un bonito mueble y hecho en casa. 

Otra de las opciones bastante originales para el recibidor es utilizar las cajas de vino a modo de zapatero. Si tienes un banco en la entrada, utiliza la parte inferior para añadir las cajas de madera. Así, podrás tener los zapatos mucho más ordenados. También puedes usar estas cajas a modo de zapatero en el dormitorio en la zona baja del armario, ¡tú eliges! 

Revistero para el salón 

Decorar con cajas de vino nos encanta, y da muchas posibilidades. Si eres de los que sueles tener la estantería o cajas llenas de revista tenemos una idea que te ayudará. Coge una caja de vino de madera, y píntala de blanco. Luego añade un par de ruedas a la caja. Ahora añade en la caja tus revistas favoritas, y ¡listo! Ya puedes disfrutar en el salón de tus revistas pero de una forma más chic y ordenada.  

Librería y separador de ambientes 

Sobre todo en pisos pequeños resulta un tanto difícil separar ambientes. Crea una librería de madera con cajas de vino. Esta idea es muy práctica, decora y al mismo tiempo consigue dividir varios ambientes de forma muy sencilla. Lo ideal para que te quede el tamaño de una librería es que cojas unas 16 cajas. Puedes ir intercalando colores, por ejemplo blanco, gris, y el color natural de la madera.  

Maceteros para las plantas 

Tener un pequeño huerto en casa es un placer. Aunque tengas una pequeña terraza en casa puedes cultivar algunas plantas aromáticas para darle así más sabor a tus platos y de forma natural. Apuesta por cajas de vino de madera. Puedes customizar las cajas pintando por ejemplo el nombre de la planta. Una buena idea es pintar la caja con pintura de pizarra, así podrás cambiar el nombre mucho más fácil y no tendrás que estar pintando la caja constantemente. Un truco: busca alguna pared vacía en la cocina y añade dos o varias cajas de madera. Dentro de las cajas agrega tus plantas favoritas para cocinar. Así podrás tener estas plantas más cerca al mismo tiempo que decoras la pared.  

Todo en orden en la habitación de los niños  

Decorar con cajas de vino en la habitación de los peques, ¡se puede! Si quieres que los peques vayan cogiendo el gusanillo por el orden hay que inculcárselos. Comienza con una cosa muy simple: una vez terminen de jugar ayúdales a recoger los juguetes. Pon música, juega y canta, y haz que puedan identificar el sitio donde deben guardar los juguetes más fácil. Una buena forma es con cajas de vino de madera. Al mismo tiempo estas cajas decoran la habitación de los niños y nos ayudan a mantener el orden. Puedes customizarlas con papel pintado infantil para que sea más visible para los peques.