Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Señal en neón rosa que dice Hello sobre la pared

Las luces de neón han dado un salto de calidad, y ya no solamente las vemos dentro y fuera de bares y restaurantes; ahora, han llegado a nuestros hogares. En el salón, en la cocina, en el baño, en el recibidor, o en tu jardín: cualquiera de estas zonas es un buen lugar para que añadas un neón. Pero, ¿cuál es el origen de estos nuevos modos de alumbrar? ¿Qué estilos debes utilizar? ¿Cuáles son las ventajas de las luces de neón?  Desde luego, además de luz, tus paredes derrocharán originalidad.

Sus orígenes. ¿Desde cuándo se utilizan los neones?

El origen de los neones se remonta a los años veinte del siglo pasado, y estaba muy vinculado a la publicidad. Posteriormente, en las décadas de los años sesenta a ochenta, creció paulatinamente gracias al auge de movimientos como el art pop, con el que encajaba perfectamente. Numerosos artistas y diseñadores emplearon los neones en sus obras de arte o, directamente, los convirtieron en una obra de arte. Desprendían un halo de atractivo inevitable. Muchos bares y cafeterías, especialmente en Estados Unidos, añadieron estas luces a sus carteles; un paso a la vanguardia. La principal función de las luces de neón, en todos los casos, era la de ser una luz ambiental; no podían sustituir a las lámparas salvo en contadas ocasiones y, en estos casos, con un fin determinado.

El neón: la luz ambiental justa

El uso de los neones ya no es solo algo de los estadounidenses. Es muy habitual, seamos de dónde seamos, encontrarnos con luces de neón en cada vez más y más restaurantes, que las incluyen entre sus elementos decorativos. En ellos, podemos encontrar dibujos, frases decorativas, o letras. Si te fijas, en muchos establecimientos hay menos cuadros y más neones precisamente por su estilo único. Mucha gente recuerda ciertos lugares a los que va por la figura con neón que tuviera este sitio. 

Las ventajas de los neones

  • Las luces de neón se adaptan bien a prácticamente todos los estilos, son muy versátiles. Un look glam o uno más clásico, así como un estilo hípster, cuadrarán bien independientemente de sus diferencias.
  • Muchas empresas actualmente fabrican neones personalizados, hechos a medida. Puedes comprarlos en tiendas físicas o en sus páginas web. Dispones, pues, de una amplia oferta entre la que poder elegir.
  • En estas tiendas pueden hacerte un neón personalizado, de manera que nadie más lo tendrá, ya sea para tu casa o si quieres hacerte con uno para tu lugar público. Son muy diferentes porque puedes seleccionar tú mismo la tipografía, el tono y la intensidad de la luz, la imagen, etc.
  • Ahorro garantizado, ya que, al alumbrar de un modo más tenue, gastan menos que una luz convencional.

¿Cuál es el mejor sitio para colocar mis luces de neón?

Seguramente te estarás haciendo esta pregunta. Las luces de neón se adaptan muy bien a tus intereses; al tener varias formas, puedes colocarlos en estancias diferentes según busques un efecto u otro, como, por ejemplo:

  1. Dormitorio

    Encima de la cama, sin duda, es el lugar acertado para colocar neones en el dormitorio, a modo de cabecero, puesto que esta es una parte muy visible y vistosa en esta habitación de la casa (suele ser lo primero que vemos al entrar y visualizar la cama). Los letreros de neón llenarán tu sueño nocturno de personalidad y elegancia.

  2. Entrada

    Imagina recibir a tus invitados con estas luces tan originales. Da la bienvenida a los tuyos con palabras o imágenes que te representen a ti y al estilo de tu hogar. Sentirán que no les han dado la bienvenida así en ningún lugar.

  3. Cuarto de baño

    ¿Crees que esta es una opción demasiado atrevida? ¡Un cuarto de baño también puede ser chic y moderno! Junto con las velas, que ya le darán un punto de tranquilidad y relax del que nunca querrás separarte, cuenta con una buena iluminación mediante unos LED de neón frases inspiradoras.

¿A qué esperas para iluminar tu vida un poco más (aunque sea de forma atenuada)? Cambia tu hogar radicalmente con una pequeña modificación en tus luces.