boda en la playa pareja

Una bonita playa puede ser el mejor escenario posible para una boda. La brisa marina, la arena bajo vuestros pies, el azul turquesa del mar de fondo… Idílico, ¿verdad? Si eres fan de la boda en la playa, estas ideas de decoración de boda te ayudarán a crear la tuya en este paraje tan especial. ¡Vamos (de boda) a la playa!

Cómo organizar una boda en la playa

Primero, empezamos con los trámites antes de la boda:

  • Las bodas en la playa suelen ser ceremonias civiles, que entrañan ciertos trámites. Escoger la localización ideal será la clave número uno de este tipo de eventos. Infórmate de los trámites que debes hacer para llevar a cabo tu enlace a la orilla del mar, con al menos un año de antelación, en el ayuntamiento del pueblo en cuestión. Cada localidad impone un tipo de permisos.
  • Existen muchos tipos de licencias que se pueden pedir en los ayuntamientos, los cuales regulan el uso de sus playas. En vuestra petición tendréis que especificar todo tipo de cuestiones técnicas, tales como el sistema de montaje de baños o generadores eléctricos, las medidas de seguridad, niveles de decibelios, etc. Los consistorios son los encargados de tramitar las peticiones según la normativa de la autoridad costera.

Descubre más ideas de decoración en nuestra web. Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

Localización: ¿dónde celebrar una boda en la playa?

Otro pequeño hándicap que deberás tener en cuenta, es que en la mayoría de playas no te aseguran el cierre o acotamiento de ningún espacio. Por tanto, estaréis expuestos a las miradas de los curiosos que anden por ahí.

Además, en algunas zonas se pide el pago de una tasa y la entrega de una comisión por parte del lugar de celebración.

Para evitar el papeleo, te aconsejamos celebrar tu boda playera en un hotel con acceso a su playa privada, mejor que en una cala pública, ya que estos resorts ofrecen paquetes de boda muy completos. Te ahorrará muchos pasos y burocracia.

Por tanto, esta clase de ceremonias exigen un tipo de boda íntima. Reduce tu lista de invitados a los imprescindibles.

En cuanto a las invitaciones, para una boda en la playa, las invitaciones deben transmitir la esencia del evento. Por ejemplo, una papelería adecuada, en tonos tierra, con pinceladas turquesa, puede quedar genial.

Consejo: crea una web para tu boda en la que los invitados encontrarán toda la información del enlace: día, hora, lugar, dresscode, etc.

Fechas para el enlace

Te recomendamos que no la programes ni para julio ni para agosto. Lo ideal es que este tipo de enlaces se celebren en los meses de primavera. Aunque finales de verano (septiembre) también puede ser una buena fecha. Además de menos gente, os aseguraréis de una temperatura más suave.

Decoración de boda en la playa

La decoración para una boda en la playa suele ceñirse a un estilo bohemio o hippie chic. El blanco será el tono principal, como en cualquier boda, pero le añadirás toques de azul, colores pastel y tonalidades arena para conformar la paleta cromática.  

Los detalles decorativos para una boda playera suelen ser piezas con reminiscencias marinas, tipo conchas, estrellas de mar, redes de pesca; elementos de iluminación como farolillos, velas, antorchas o guirnaldas luminosas; y textiles vaporosos. Sombrillas con borlas, alfombras de fibras vegetales, muebles de madera natural, cojines y pufs son otros imprescindibles en el estilismo de su escenografía.

 El código de vestimenta para este tipo de bodas suele ser el ibicenco o White party. Vestidos y trajes de corte boho chic, ligeros y fluidos, con encajes y guiños ibicencos. Respecto a los peinados, aconsejamos siempre recogidos, trenzas o semi recogidos por el tema de la humedad, el viento y el encrespamiento.

Banquete de boda

En cuanto al banquete, en estas bodas se llevan los eventos gastronómicos tipo cóctel. Pescados, arroces, marisco, carnes y verduras a la barbacoa y bebidas exóticas pueden conformar el menú.

En el caso de las playas privadas pertenecientes a hoteles, el despliegue puede ser mayor, ya que suelen contar con un restaurante con vistas al mar donde pasar de la ceremonia al ágape nupcial cómodamente.

Cómo decorar una boda de estilo ibicenco

Si tienes muy claro que quieres una boda ibicenca en la playa, te damos las claves para que decores el entorno y que resulte mágico:

  1. ¿El mejor momento? El atardecer. Imagina les escena: un altar tipo porche de madera rodeado de tul, frente al mar, con farolillos a sus pies. Cae la tarde y sopla una suave brisa. Una boda en la playa al atardecer es ¡pura magia!
  2. ¿El mejor lugar? Una cala tranquila, un faro, una playa de arena blanca… Si no puedes casarte en Ibiza, recrea el ambiente para que Ibiza venga a ti. Como hemos apuntado antes, las playas públicas entrañan más trámites que elegir un hotel con playa privada para celebrar el enlace.
  3. ¿El mejor estilo? El boho chic. La estética bohemia debe imperar en una boda ibicenca. Todos vestidos de blanco, con tejidos frescos y ligeros, creará una escena inolvidable.
  4. ¿El Color? Blanco, por supuesto. El entorno es tan potente que no deberéis eclipsarlo con tonos estridentes.
  5. ¿Las flores? También blancas, como margaritas o crisantemos, símbolo de la fidelidad.

La ceremonia

  • Coloca a los invitados en cómodos pufs. Puedes elegirlos en colores blancos y azules pastel, para que se mimeticen con el entorno. Las sillas plegables de madera, vestidas con detalles de rul, son la opción más cómoda.
  • Detalles marinos. Estrellas de mar, conchas y caracolas, redes… todo aquello que remita al mar es bienvenido para el atrezzo.
  • Materiales naturales y sostenibles. Una boda en la playa a menudo es toda una declaración de intenciones, un evento que transmite vuestra personalidad libre y amante de la naturaleza. Refuerza este efecto utilizando materias naturales y ecofriendly.
  • Menú mediterráneo. Para el banquete, nada mejor que recurrir a la variada y saludable dieta mediterránea.
  • En vez de arroz o confeti, prepara unas bolsitas con pétalos de lavanda para el acto final de la ceremonia.

Ropa adecuada

  • El vestido de la novia… ligero, vaporoso y tejidos naturales, frescos. Para los zapatos, elige cuñas de esparto que te ayudarán a coger altura sin renunciar a la comodidad.
  • El traje del novio… de colores claros, con adornos florales en la solapa de la chaqueta, tejidos como el lino, sin corbata pero con sombrero.
  • El dresscode para los invitados… este tipo de bodas suelen ser íntimas e informales. Puedes especificar en la invitación que todos vengan de blanco o crudo.

Si tu sueño es casarte en la playa, todas estas propuestas te serán de gran ayuda para que en el evento no falte detalle. Un romántico ‘sí, quiero’ frente al mar es, simplemente, perfecto.