Si hay una época perfecta para celebrar una boda es… ¡la primavera! Porque, entre otras cosas, una boda en invierno o en verano, conlleva más trabajo y más condicionantes, ya que tienes que velar, por ejemplo, porque tus invitados no pasen frío o calor, según sea el caso. En cambio, la primavera te permite celebrar la boda en el exterior gracias a las suaves temperaturas. Con la fortuna, además, de que el día alarga y, tanto si la celebras de día, como si lo haces al atardecer, la luz no faltará y será maravillosa. Si estás de acuerdo con nosotros y quieres celebrar tu boda en primavera, sigue leyendo, porque te damos 7 ideas maravillosas para que sea una celebración de lo más bonita y personal.

Invitaciones para una boda en primavera

La primavera va unida a las flores, así que, ¿por qué no utilizarlas desde la misma invitación? Una sencilla tarjeta en color crudo y papel rugoso puede ser la base perfecta para una invitación muy primaveral. Coge una flor seca o pétalos de rosa y engánchalos a la portada. Ahora, escribe lo que desees dentro y ya estará lista para enviar. ¿Otra idea? ¡Hazla con fotos! Una idea divertida es imprimir tarjetas con una tira de fotomatón en la portada. Id los dos al fotomatón, haceos unas fotos graciosas ¡y listos! ¡Tendréis la portada perfecta!

¿Te gusta el mundo de la decoración? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

Un altar muy primaveral

La decoración de la boda va desde el sí quiero hasta la despedida al final del día. Una boda en primavera invita a hacerla en el exterior. Si te gusta la idea, ¿qué te parecería montar una especie de escenario donde casaros? Una base de palets será ideal. Puedes dejarlos naturales o bien pintarlos de blanco, por ejemplo, con chalk Paint, que tiene un aspecto desgastado y mate más encantador. Para darle el toque primaveral total, puedes esparcir pétalos de rosa. Ideal.

Sillas vestidas de primavera

Si quieres que tu boda luzca elegante y a la vez con mucho charm, puedes vestir las sillas con fundas blancas. Una idea que no solo aporta elegancia sino que es un buen truco si en el espacio hay sillas distintas, porque las iguala creando un ambiente mucho más delicado y bien montado. El toque final se lo puedes dar colgando ramilletes de paniculata –una flor pequeña y blanca que no suele faltar en los ramos de novia– en el respaldo. Puedes hacerlo mediante una cinta o cordel –si tu estilo es más campestre– que dé la vuelta al respaldo. Verás qué bonito queda.

La mesa ideal para una boda en primavera

La decoración de mesas de boda es una parte fundamental. Una boda en primavera invita a celebrarse en el campo. ¿Y cómo debemos vestir una mesa de boda sobre la hierba? De forma sencilla pero llena de encanto.

Puedes ponerle largos manteles de lino de color claro y caminos de mesa para cada dos comensales que sumarán elegancia. Ya que estamos de boda, podemos permitirnos también colocar un bajoplato. Los bajoplatos dorados están de moda y le dan un toque chic y sofisticado a la celebración. Los cubiertos, también dorados, serán perfectos. Y la cristalería o la vajilla con un borde dorado acompañarán el conjunto de forma ideal. Y es que el dorado es una de las tendencias de la primavera verano del 2022 con más fuerza. Però también puedes optar por buscar el contraste que da una vajilla de estilo Wabi Sabi: su look artesanal le dará un toque muy especial a la mesa y puedes elegirla en tonos pastel, que quedan estupendos para una boda en primavera.

Arreglos florales para tu boda

Por supuesto. ¡Que no falten! Puedes ponerlos haciendo un pasillo junto a las sillas del espacio donde se haga la ceremonia y en la mesa en la que celebraréis el ágape. Una guirnalda de ramas verdes y flores blancas y rosadas –rosa empolvado es la mejor elección– será también ideal para la celebración de una boda en primavera. Ponla de tal manera que atraviese la mesa de lado a lado, y no te olvides de acompañarla con pequeños portavelas –o candelabros altos, si te gustan más– para darle luz y magia.

Mágica luz de primavera

Las bodas parecen no tener fin. A menudo, la fiesta dura hasta bien entrada la noche y quizás, tal vez, hasta que el amanecer hace su presencia en el horizonte. Para que durante la noche, la magia aumente, tienes que poner el foco en la iluminación perfecta. Apuesta por farolillos de fibras aquí y allí. Pueden estar sobre las mesas, en el suelo e incluso colgados en una pérgola o de las ramas de un árbol. También las guirnaldas de luz serán imprescindibles: crea una zona para bailar donde haya un “techo” de guirnaldas de luz que os acompañe con una iluminación suave y dorada. Y para un estilo más elegante y sobrio, lámparas de pie blancas de exterior, que crearán puntos de luz deliciosos.

Iluminación exterior para una boda de ensueño

Un photocall para el recuerdo

Y como no querréis olvidar tan mágico día, a parte de las fotos que seguro que os harán los fotógrafos oficiales, podéis organizar otra sesión de fotos más improvisada y original, y que seguro que será un recuerdo maravilloso para todos. Algunas ideas: crea un arco de flores preparado para posar junto a cada invitado. Cuelga un marco –o varios– vacío, de tal manera que podáis hacer fotos en grupo posando como si fuerais los protagonistas de ese cuadro. O haz una cortina con guirnaldas de luz y posad delante. Maravillosas ideas para divertiros y tener un recuerdo imborrable.  

¿Has tomado nota de todas estas ideas? Seguro que ya imaginas tu boda en primavera y que te hemos inspirado para crear tus propias ideas. Pues queremos seguir ayudándote, por ello te invitamos a continuar conectado a Westwing y seguir buscando detalles que puedan hacer de esta especial celebración, uno de los mejores momentos de tu vida. ¡Que vivan los novios!