mesa de comunion azul y dorado

Ahora que es momento de preparar la celebración de las primeras comuniones, toca organizarlas para adaptarlas a esta nueva era. Si optamos por hacer la celebración posterior en casa, debemos tener en cuenta la decoración de comunión que vamos a elegir. Es importante saber el número de comensales, la disposición de los alimentos y las medidas higiénicas. En Westwing hemos seleccionado algunas ideas para que puedas acertar con la celebración de la primera comunión: decoración de las mesas de comunión, ideas con globos, y hasta regalos para los invitados a la comunión. ¡Tú eliges!

Lo que no debe faltar en la decoración de comunión

Tras la ceremonia, es un buen momento para juntar a la familia y amigos en casa. Puedes organizar una pequeña celebración en casa en la que se puede aprovechar el momento para entregar los regalos de comunión a los niños e invitados. Si optas por celebrar la comunión en casa, apuesta por una decoración de comunión sencilla que dé la bienvenida a los invitados hasta la entrada. Una opción es utilizar paniculata, una pequeña flor blanca, sencilla y económica, con la que puedes crear, por ejemplo, pequeños ramos o algunas esferas florales para colgar con lazos de colores a lo largo del acceso.

1. Globos

Da igual que hagas la celebración en el interior o en un espacio al aire libre, los globos son un elemento que siempre dan mucho juego. En esta ocasión te proponemos decorar la mesa con un arco de globos de diferentes tamaños.

Elige como base de la composición el blanco y añade algunos de colores pastel o dorados. Quedarán perfectos tanto en la mesa, como en la zona de la tarta. Para dar un toque más natural, adorna este arco con flores o ramas, como de eucalipto o pino, que le aportarán frescor.

Si en esa mesa vas a poner, además, algo para picar u otros dulces, disponlos en cestillos o platos individuales, para que cada invitado tenga el suyo. El propósito es evitar que todos se sirvan de una misma fuente, por seguridad.

2. Guirnalda con materiales naturales

Otra posibilidad para decorar la mesa de comunión aparte de los globos es optar por una guirnalda y una sencilla cruz. Puedes comprar la base en muchas tiendas de manualidades. Nuestra recomendación es que esté hecha con materiales naturales: espigas, ramitas de olivo, eucalipto y algunas flores de temporada.

En cuanto a los detalles de regalo para los invitados, mejor si los puedes presentar en bolsitas y con el nombre de cada uno.

3. Servilletas decoradas

En la mesa no pueden faltar las servilletas. Coloca sobre los platos unas servilletas dobladas y añada en ellas los cubiertos. Si quieres puedes añadir algunas flores silvestres para decorar estas servilletas. Lo ideal es que las servilletas vayan a juego con el estilo decorativo de la mesa. Es decir, si optamos por tonos turquesa, deberíamos añadir todo en la mesa en los mismos tonos, o en colores claros que combinen entre sí.

4. Centros de mesa

En una mesa de comunión no pueden faltar tampoco los centros de mesa. Para este tipo de eventos podemos usar muchas flores: lavanda, margaritas, orquídeas…Elige las flores que más te gusten y que vayan en consonancia con la decoración de la comunión.

5. Una mesa dulce

Es difícil resistirse a una mesa dulce, y más cuando la decoramos tan (tan) bien en una celebración. Además, a los niños (y seguro que adultos) les va a encantar tener una mesa dulce en la comunión.

Para conseguir un rincón de comida seguro, es preferible optar por comida más individual: magdalenas, porciones ya cortadas de tarta, galletas… ¡Así será todo más seguro!

Si quieres darle un toque más elegante a la mesa dulce puedes añadir unas copas de pie o unos soportes de cristal. Para la decoración de la mesa dulce, te recomendamos siempre usar ramilletes de flores o blondas de papel. Las blondas de papel blanco se pueden convertir en un gran aliado a la hora de decorar tu mesa. Otra cosa que se puede hacer con las blondas de papel blanco son cestillos decorativos para añadir dulces.

6. Adornos hechos a mano

Con pocos materiales podemos hacer adornos muy bonitos para la comunión y de forma asequible. Desde frascos, rodajas de troncos, hasta cruces con flores. Los botes de cristal reciclados con algún complemento ornamental pueden ofrecer una solución decorativa muy interesante para adornar las mesas de la celebración tanto para colocar chuches, flores o accesorios.

7. Photocall

Prueba a utilizar una pared o las ramas de un árbol para crear un photocall original. Un buen motivo en la celebración de una comunión es hacerlo con palomas realizadas con una base blanca o con colores pastel. Otra alternativa es que combines las palomas de papel con algunos adornos, como estrellas o círculos metalizados.

8. Cruz con fotografía

Crea una decoración casera de comunión con una cruz de fotografías. Para hacerlo necesitas unos sencillos marcos de paspartú rectangulares, fotografías del niño con distintas edades y material para pegar sin dejar huella en las paredes. Antes de adherirlas es importante que utilices un poco de washi tape para dibujar la base de la cruz. De este modo te aseguras que todas las fotografías están alineadas.

9. Decora los techos

Si eliges hacer la celebración en el interior con pocos comensales, puedes optar por decorar con techos. Para decorar con techos existen muchas posibilidades. Podemos colgar pompones, globos, guirnaldas, e incluso figuras de papel con motivos religiosos.

Decora tu casa con accesorios originales