Vajilla Botanique, 6 comensales (18 pzas.)

Con el buen tiempo, tu mesa también debería vestirse de un modo más fresco y alegre. Aparte de manteles y servilletas más ligeros y naturales que hagan de lienzo, los protagonistas indiscutibles son los platos y demás elementos del menaje del hogar. Así que toca pasar revista a las últimas tendencias en vajillas modernas para ver lo que se lleva esta temporada. Te damos pase VIP en este front row de estampados, materiales y diseños variados y con mucho estilo para unas vajillas de verano deslumbrantes.  

¿Qué vajillas utilizar este verano? 

La oferta es tan amplia que las hay para todos los gustos. Analizando las sugerencias de las principales firmas de vajillas, hemos definido estas 10 tendencias para primavera-verano. 

  1. A todo color: Verde menta, azul intenso, amarillo mostaza, rosa palo… La mesa en verano se llena de color (ya sabor) gracias a vajillas en tonos vivos o pastel. Puedes optar por un juego monocromático o mezclar varias tonalidades, comprando piezas sueltas. La primera opción aportará armonía, mientras que la segunda será una apuesta de lo más trendy.  
  2. Motivos naturales: Se llevan los estampados con motivos naturales, especialmente en vajillas de verano. Al hilo del jungle style, hojas de las plantas más de moda, como la monstera o palmeras tropicales, se dibujan en superficies de cerámica blanca, haciéndolas resaltar. También encontrarás dibujos de animales, que darán un toque muy natural-chic a tu mesa. El bambú es un material ecológico y sostenible de tendencia, tanto en vajillas infantiles como en platos y cuencos estivales para todos los públicos en eventos informales.  
  3. Animal print: Sí, en animal print también está presente en las vajillas modernas. Este estampado tan camaleónico, sobre todo en sus versiones de leopardo o cebra, es mejor utilizarlo en pequeñas dosis y bien combinado. Sobre un mantel de rayas o cuadros, una vajilla con animal print puede transmitir poder y confianza. 
  4. Las tradicionales nunca se fueron: Las vajillas clásicas, de porcelana o gres bien grueso, con troquelados en su superficie, moldeando sus bordes, siempre han estado y están ahí. Los platos y bandejas “de la abuela” dan caché a una mesa. En verano, si eliges el estilo tradicional, es mejor que optes por el blanco sobre blanco, para no sobrecargar el ambiente. Las vajillas esmaltadas también son otra alternativa muy de moda, que dará un aire vintage a tus veladas.  
  5. Flores y más flores: Grandes, medianas, pequeñas, de un solo color o en varias tonalidades vibrantes. Las flores son un must en las vajillas de verano, porque resultan sofisticas y alegres a la par. Los comedores en el exterior piden a gritos una decoración floral, y por qué no incorporarla con la vajilla.  
  6. Estampados japandi: Flores de cerezo, camelias, olas, abanicos… los estampados japoneses se mezclan en vajillas sobrias de estilo escandinavo. Cuando dos tendencias tan actuales se unen, surgen piezas minimalistas, muy especiales.  
  7. Lisas y mate: En negro, blanco, crudo o gris. Para una mesa de estilo vanguardista y contemporáneo nada mejor que una vajilla en acabado mate en dichos tonos neutros. Sobre manteles de lino y menaje de madera natural, este tipo de platos ofrecen escenas impecables, totalmente instagrameables.  
  8. Étnicas: Ideales para una mesa veraniega de estilo boho, las vajillas con estampados étnicos transportan a atardeceres en África o rutas salvajes por la sabana. Los rasgos propios de este tipo de platos es que presentan formas orgánicas, se realizan en materiales arcillosos y se decoran con motivos geométricos, tonos degradados tipo tie dye y con texturas rugosas.  
  9. Art Decó: Las vajillas con líneas geométricas en dorado que recorren las superficies blancas de platos recuerdan a la elegancia del art decó, revisado y actualizado. Son piezas simples que imprimen carácter. 
  10. Artesanal: Otro estilo de vajilla que no puede faltar esta temporada es la artesanal. Y es que lo handmade está más en auge que nunca, como respuesta a una sociedad cada vez más industrializada y menos respetuosa con el medioambiente. Suelen ser piezas únicas, creadas por artistas de la cerámica, con bordes irregulares, moldeadas y pintadas a mano, imperfectas, únicas.  

Cómo poner una mesa de verano “arreglada pero informal” 

Un primer consejo es que distingas entre si el evento tiene lugar de día o de noche. No es lo mismo preparar una mesa para una comida familiar veraniega, que para una cena en la terraza con amigos.  

Mesa de verano de día: divertida y luminosa 

Si quieres preparar una comida al aire libre, te proponemos una vajilla de flores, con motivos naturales, tropical o lisa de colores. Usa individuales o caminos de mesa y la cristalería puede ser más sencilla, transparente o de color. Añade una guirnalda de eucalipto en el centro, con paniculada. La cubertería, ligera y con empuñaduras de madera. 

Mesa de verano de noche: elegante y acogedora 

Para cenas a la luz de la luna, opta por vajillas más clásicas, artesanales o de estilo art decó o japandi. Las animal print también pueden tener su hueco en una velada divertida con amigos. Recurre a un mantel grande, con buena caída por todos los lados de la mesa, pon mucha vela y cristalería más fina. Unos cubiertos dorados serán el broche de oro.  

¡Prepara tu mesa para el verano!