Salón con cuadro enmarcado en pared blanca

Una decoración de pared no implica necesariamente tener que pintarla o empapelarla con colores. Si prefieres embellecer las paredes de tu dormitorio con alguna decoración, pero no quieres cambiar el color de la pared, la decoración con cuadros es una gran idea. Con una gran variedad de motivos y marcos a juego, puedes crear un ambiente impresionante en tus cuatro paredes. Dependiendo de la estación del año, del estilo de vida o del estado de ánimo, los cuadros decorativos se pueden cambiar en unos pocos pasos sencillos y siempre se pueden reordenar más adelante.

Nuestros expertos en interiores te dirán lo que deberías tener en cuenta a la hora de fijar tus nuevos cuadros de decoración a la pared y cómo hacer de tu pared de la galería un lugar más que atractivo.

Tu galería personal: 5 ideas diferentes de decoración con cuadros para dormitorios

  1. Filas

    El clásico entre las paredes de cuadros es la suspensión en fila. Al igual que en una galería típica, varios cuadros decorativos del mismo tamaño se colocan a la misma altura. En contraste con la conocida sección dorada, una línea horizontal o vertical juega un papel central frente al ojo interno. ¿Te gustaría colgar cuadros para dormitorios de diferentes tamaños en una fila? Alinea las obras con los bordes del marco o con una línea central imaginaria.

  2. Borde colgante

    Si prefieres esta opción, alinea las imágenes a lo largo de una línea central imaginaria. Muy importante: La distancia entre las fotos individuales debería siempre permanecer la misma, pero puede variar horizontal o verticalmente. Esta pared de la galería es particularmente eficaz en dormitorios con paredes bajas.

  3. Cuadrícula

    ¿Te gustan las líneas claras de la disposición estrictamente geométrica de los cuadros del mismo tamaño? Entonces este arreglo es perfecto para tu nueva pared de la galería. Aquí las imágenes decorativas se colocan vertical y horizontalmente una al lado de la otra. Asegúrate de seleccionar un número par de imágenes para esta disposición y de que la distancia a todos los lados sea la misma.

  4. Suspensión de Petersburgo

    Es una manera de representación de los cuadros colocados muy juntos entre sí creando un efecto casi caótico. Aquí es importante mantener un elemento coherente en las imágenes. Podrían ser motivos similares o con un tipo de marco uniforme. Recuerda que deberías utilizar al menos un elemento de conexión para generar harmonía.

  5. Circular

    El colgado de cuadros en círculo es poco convencional. Aquí, varios cuadros decorativos a menudo forman un marco alrededor de un objeto decorativo impresionante. Puede ser un espejo, una lámpara o un estante de pared. Asegúrate de que las distancias entre las imágenes no sean demasiado grandes. De lo contrario, las obras individuales parecen estar perdidas y no se consigue un efecto de conjunto.

Decoración con un solo cuadro

El solista de la decoración de paredes es un cuadro que se cuelga individualmente en la pared del dormitorio. Da a tu cuadro favorito un lugar de honor dentro de tu casa y enfoca toda la atención del espectador en él. Este tipo de decoración de pared se recomienda sobre todo para los dormitorios pequeños. Si presentas cuadros decorativos individuales en varias paredes de una habitación, crearás una interacción armoniosa. Las imágenes deben funcionar por sí solas, pero también como conjuto.

Decoración con cuadros en estantes

Si deseas embellecer tu dormitorio con cuadros decorativos sin taladrar ni clavar, los estantes para cuadros son una gran idea. Por supuesto, también hay que fijarlos a la pared. Pero esto te da la oportunidad de actualizar tus cuadros para dormitorios cuantas veces quieras sin tener que taladrar agujeros. Las imágenes se colocan en una barra de imágenes, creando una composición hermosa y ofrecen flexibilidad a la hora de volver a decorar. Además de los cuadros, también se pueden colocar otros objetos decorativos en los estantes.

Cuadros para otras habitaciones

Evidentemente los mismos consejos para decorar con cuadros para los dormitorios se pueden adaptar a otras habitaciones. La disposición correcta dependerá también de de los motivos de las obras individuales. Un hermoso cuadro de playa o una cabeza de Buda destacarán en el baño, mientras que los motivos florales o los dibujos abstractos van perfectamente en un salón. En nuestra exclusiva selección de Westwing encontrarás el motivo adecuado para cada habitación:

  • Cocina: Dichos o bodegones
  • Baño: Playas y mares
  • Salón: Motivos paisajísticos
  • Estudio: Dibujos abstractos y citas motivadoras

Haz un uso equilibrado de la decoración con cuadros, dándole un toque final a tu hogar. Tanto si se trata de una pared galería como de un gran paisaje, una decoración armoniosa te encantará todos los días.