salon en blanco con mesas y taburetes

Quizás sea la primera vez que escuchas este término. Sin embargo, las hornacinas son elementos muy extendidos en la decoración. Las hornacinas son un hueco abierto en la superficie de una pared o un muro. Te contamos cómo estos elementos se han convertido en uno de los favoritos del interiorismo y cómo puedes instalar uno en algunas zonas de la casa.  

¿Qué son las hornacinas? 

Cómo te hemos adelantado con anterioridad, las hornacinas son pequeños huecos en la pared. Podemos encontrarlos en multitud de espacios de la casa, desde el salón, el dormitorio, e incluso el baño. Con el paso del tiempo hemos destinados estos pequeños huecos para almacenaje. Sin embargo, hace muchos años no se creaban para esta función. Las hornacinas eran creadas en las casas para añadir imágenes religiosas. Un pequeño santuario dentro de casa que ahora se ha convertido en algo muy distinto.  

¿Cuál es su funcionalidad? 

Sirven para contar con un almacenaje extra en la casa aprovechando la pared. Podemos también dedicar este rincón como un pequeño lugar para presentar nuestras piezas favoritas. Las hornacinas, tienen múltiples posibilidades y lo mejor es que no restamos metros a la casa. Por eso, estas hornacinas se han convertido, en cierto modo, en tan populares. 

La necesidad de más espacio en casa sumado a la gran cantidad de pisos mini, ha hecho que utilicemos hasta la pared para ganar metros. Una de las opciones de hornacinas más populares son las que se hacen como mesilla de noche o las de la ducha. Estas últimas, en concreto, son muy prácticas porque así podemos tener todos los productos de aseo bien ordenados, y nos olvidamos de otros elementos de almacenaje que se puedan oxidar con el agua.  

Tampoco es necesario dedicar demasiado espacio a las hornacinas, todo depende de lo que estemos buscando. Otra ventaja de las hornacinas es que son perfectas para romper con la monotonía de una pared demasiado larga. Así, si no contamos con mucho espacio para añadir una estantería, las hornacinas nos serán de gran ayuda y podremos incorporar nuestros libros o piezas decorativas favoritas.  

Ventajas de decorar con hornacinas 

Las hornacinas son elementos que dan mucho juego a la decoración de la casa. Si quieres que las hornacinas se camuflen, puedes incluso pintarlas del mismo color que el resto de la pared, añadiendo papel pintado o azulejos. También podemos ocultar este hueco en la pared con una balda de madera o un cristal a modo de estantería.  

Otra ventaja de las hornacinas es que podemos darle la forma que queramos. Hace años se prefería la forma de arco para añadir todos los elementos religiosos, pero ahora no tenemos porque hacerlo así. Aunque es cierto que algunos interioristas siguen apostando por estos diseños curvos para crear una sensación de mayor profundidad. Hoy en día, las hornacinas tienen un estilo mucho más moderno y suelen tener acabados cuadrados o rectangulares. Los más populares suelen ser los de microcemento ya que el resultado es mucho más fino y elegante.  

Cómo decorar con hornacinas en casa 

  1. Pasillos

    Las hornacinas son elementos idóneos para añadir almacenaje en pasillos estrechos y alargados. Y es que, en estas zonas de la casa, suele ser algo complicado añadir muebles por lo que las hornacinas son la mejor alternativa. Estos huecos de pared, además de servir como espacio extra, resultan geniales para añadir nuestros elementos decorativos favoritos o alguna colección algo más preciada.

  2. Salones y zona de trabajo

    En los salones y en las zonas de trabajo solemos contar con estanterías para añadir libros o piezas decorativas. Cuando no hay espacio para añadir unas estanterías podemos recurrir a las hornacinas. Para que ganen algo más de sofisticación podemos revestirlas de madera y luz en el interior. No hace falta llenarla toda de luces, simplemente puedes poner el foco de atención en las piezas más especiales.

  3. Cocinas

    En las cocinas también podemos incluir hornacinas a modo de estanterías. Así, podemos guardar la vajilla o alguna colección más especial. Otra opción es usarlas para comunicar dos espacios diferentes dentro de la casa.

  4. Dormitorio

    Cuando contamos con dormitorios algo más pequeños, las mesas de noche son un problema. Ocupan mucho espacio y nos quitan metros necesarios para otros elementos como una cómoda, alguna butaca o incluso un espejo. Por eso, para que puedas tener una mesilla y añadir tu libro favorito o el despertador, las hornacinas son la clave. Puedes poner dos a los lados de la cama para que hagan la función de mesilla de noche, por ejemplo, con un hueco de 40×40 cm. Estas hornacinas también quedan geniales como cabeceros. Si decides hacer esta última opción, te aconsejamos una hornacina más alargada que vaya de un lado de la cama hasta el otro extremo. Podrás decorar la hornacina con fotos, plantas y mucho más.

  5. Baño

    Las hornacinas son unas de las tendencias más populares en decoración ya que sirven para guardar todos los productos de aseo dentro de la ducha. Incluso también lo hemos visto en la zona del lavabo para contar con todo más a mano.

¡Decora tu hornacina con nuestros productos!