colgar cuadros

Las vacaciones de verano ya terminaron y con el otoño se asoma la llegada de los meses más fríos del año. Los viajes cambiarán por tardes de películas y planes en casa, y este es el momento perfecto para volver más cálidos y acogedores los espacios en estos próximos meses. Seguramente has vuelto a casa con la cámara o el teléfono móvil cargados de recuerdos y qué mejor manera de inmortalizar tu verano y darle más vida a tu casa que exhibiendo las mejores fotos de tus viajes y momentos memorables. Sin embargo, hacerlo con estilo no es siempre sencillo y para ayudarte a conseguirlo, aquí van algunas buenas ideas de uno de los expertos en diseño de interiores de ProntoPro.

1. Crea un rincón de fotos

Elige una pared en tu dormitorio o sala de estar para crear una exposición fotográfica. Para ello, tienes que revelar las fotos que quieras enmarcar en el mismo formato, tamaño y marco para colocarlas en la pared de forma simétrica y conseguir una sensación de uniformidad.

2. Convertirlas en protagonistas

Imprime tus fotos a un tamaño lo suficientemente grande como para que sean protagonistas en la pared que más te gusta de la casa, y donde la luz  permite que destaque. Elige un  marco de un color que contraste con la imagen y deja que marquen el carácter de toda la habitación.

3. Haz tu propia guirnalda de fotos

Las cuerdas y pinzas pueden ser un buen recurso para montar una exposición fotográfica en tu casa. Cambia el clásico hilo por una guirnalda de luces pequeñas para colgar las fotos. Cuando las luces estén apagadas podrás disfrutar de una galería fotográfica y cuando las prendas, darán una luz tenue y muy acogedora en el dormitorio.

4. La pared de los viajes

Puedes usar la estructura de un mapa para ubicar fotos en distintos puntos y recordar los lugares visitados con las fotos que más representen el lugar. Con el tiempo esta decoración irá creciendo y te motivará a seguir viajando.

5. Crea un álbum de fotos temático en tu pared

Si te gusta la fotografía, seguramente te gusta capturar momentos que otros no ven y que pueden representar la esencia de una ciudad o momento. Puedes combinar fotos que representen un mismo tema (gente, arquitectura, lugares típicos) y ubicarlas en la pared como en una línea de tiempo que te permita contar su historia. También puedes agregar elementos decorativos relacionados con la temática y con esos rincones que necesitan más color en la casa con marcos de diferentes tamaños y formas.