un tabique de ladrillos blancos y una cómoda verde

Tirar tabiques es una de las obras más habituales cuando se hace una reforma en casa, y más en los últimos tiempos, ya que la tendencia es crear espacios lo más abiertos y compartidos posible. Pero no siempre es oportuno tirarlos. Si estás pensando en hacer obras en casa e imaginas lo que ganarías tirando algunos tabiques y lenvando otros para crear nuevas paredes donde ahora no las hay, te vendrá bien leer este artículo. Hablaremos sobre cómo tirar un tabique, cómo hacer un tabique de pladur y cuándo conviene volver a levantar un tabique de ladrillo. ¿Empezamos? 

¿Puedo tirar cualquier tabique? 

Si estamos hablando de tabiques de ladrillo, la respuesta es que no de cualquier manera. Un arquitecto siempre contestará a esta pregunta diciendo que todo se puede hacer, pero que hay que estudiarlo bien, y en el caso de los tabiques la respuesta se cumple plenamente. Lo fundamental en este caso es asesorarse con un profesional, que determinará si ese tabique es un muro de carga, es decir, soporta el peso de la estructura de la vivienda, o bien si aun no siendo muro de carga, con los años se ha convertido también en un soporte estructural. 

En estos casos, se pueden tirar, claro, pero hay que estudiar cómo se debe reforzar la casa con vigas de hierro. Por otro lado, hay que tener en cuenta si es un tabique que pueda ocultar una instalación eléctrica, de agua o de gas. Por otra parte, dependiendo de la intervención que deba hacerse, necesitarás pedir a tu ayuntamiento un permiso de obras, algo que si trabajas con un profesional, él mismo lo gestionará. 

En caso de que se trate de un tabique que no soporta cargas y además no haya ninguna instalación que discurra por él, puedes tirarlo sin problemas. ¿Qué necesitarás? ¿Cómo puedes tirar un tabique con seguridad? El material imprescindible se resume en tres elementos:  

  1. Equipo de seguridad: guantes, casco y gafas protectoras para conseguir la máxima seguridad y evitar que cualquier partícula pueda hacerte daño. 
  2. Herramientas: un mazo, martillo y cincel. 
  3. Material para el desescombro: sacos para llenarlos con los escombros. Ten en cuenta que necesitarás un permiso para dejar los sacos en la calle y para que los puedan retirar. 

A la hora de ponerse manos a la obra –nunca mejor dicho–, ¿cómo hay que tirar un tabique? ¿por dónde hay que empezar? Hay que empezar por arriba y hacerlo poco a poco. Y si la pared está revestida de azulejos es importante retirarlos previamente para evitar que, con los golpes, salten trozos que puedan hacerte daño. O tienes otra opción: tirar la pared desde el otro lado. 

¿Cómo puedo hacer un tabique de pladur? 

A parte de los tabiques de ladrillo, hay otro sistema que facilita mucho la obra y reduce el tiempo de ejecución: el yeso laminado o pladur. Este tipo de tabique, a su vez, puede ser de dos tipos: 

  • Pladur trasdosado: se pega mediante una pasta de agarre al tabique original. ¿Para qué? Tiene varias funciones: desde proteger los tabiques del frío o del calor, hasta insonorizar las habitaciones o hacer que las paredes deterioradas queden igualadas y con un acabado más liso. Aunque el handicap está en que perderás unos centímetros de espacio en la estancia. 
  • Pladur autoportante: tiene una estructura metálica que se puede sujetar al suelo, al techo o perpendicular a otra pared. Su colocación y su retirada son de las más limpias que hay. Otra ventaja es que su estructura metálica interior permite que las instalaciones vayan por dentro o bien que se pueda rellenar con un material aislante tanto acústica como térmicamente. 

En reformas, a la hora de levantar nuevas divisiones en las casas, lo más recomendable y el sistema que se utiliza más es el tabique de pladur autoportante. ¿Por qué? Porque se trata de un trabajo limpio –también lo es su retirada porque no genera escombros– y muy rápido, ya que permite crear nuevas divisiones más rápido que trabajando con el clásico ladrillo. Por otro lado, para los acabados no hay que esperar a que se seque. Una vez instalado el tabique de pladur, ya se puede pintar. 

¿Y cuándo es mejor elegir ladrillo en vez de pladur? 

En el caso de hacer un baño porque se necesitará una buena impermeabilización de las paredes, algo que se consigue mejor con ladrillo que con yeso. O bien si lo que buscas es una pared de ladrillo visto por una cuestión estética; en este caso, el material que elijas es muy importante: tiene que ser ladrillo macizo.  

Saber cuándo y cómo hacer un tabique de pladur o uno de ladrillo te ayudará a imaginar la reforma ideal en tu casa y crear nuevas estancias para disfrutar de más espacio donde más lo necesitas.  

Elige piezas que complementen el carácter industrial de tabiques