Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

albahaca en caja de madera

Entre todas las plantas y flores que podemos encontrar en el mercado, hay una que llama mucho la atención por su aroma, la albahaca. La albahaca o también conocida por su nombre científico como Ocimum Basilicum, es una de las plantas aromáticas más usadas en la cocina. Su aroma hace que las recetas cobren más sabor, como por ejemplo las pastas o incluso las pizzas. Si quieres aderezar tus platos con ella, puedes cultivarla en casa. Además, esta planta aromática también tiene multitud de propiedades. Desde Westwing, queremos enseñarte cómo cuidar esta planta y todos los beneficios que contiene para la salud.  

Origen de la albahaca 

La albahaca se trajo a Europa gracias a los griegos, ya que la usaban para aliviar los gases. También, esta planta aromática era un imprescindible en algunas recetas de países como Tailandia y Vietnam. Tradicionalmente, la albahaca es una planta que se planta en jardines o balcones por su buen aroma, al mismo tiempo que sirve como repelente para insectos.  

Hoy en día, cultivar plantas aromáticas es muy habitual ya que requiere de muy pocos cuidados.  

Albahaca: beneficios y propiedades para la salud 

Es una planta que contiene multitud de beneficios y propiedades. Estos son algunos de los más destacables:  

  • Favorece la digestión, disminuyendo la aparición de gases en comidas más pesadas.  
  • Alivia las náuseas y el mal aliento.  
  • Funciona muy bien como diurético ya que evita la retención de líquidos.  
  • Ayuda a calmar los dolores de cabeza y menstruales.  
  • Estimula la producción de leche materna.  
  • Ayuda a fortalecer el cabello.  
  • Su aceite esencial funciona muy bien como relajante muscular.  

Otras de las propiedades de la albahaca 

Es una de las plantas aromáticas que además de las propiedades anteriores, tiene una muy relevante, y es que ayuda a combatir el insomnio. Muchas personas sufren problemas de sueño debido al estrés, el trabajo y otras situaciones que se pueden paliar gracias a la albahaca.  

Para combatir el insomnio se recomienda tomar una infusión de albahaca antes de dormir para que el cuerpo se relaje. Si no somos muy amantes de las infusiones, también podemos rociar unas gotitas de aceite esencial de albahaca por la almohada para mejorar el sueño. Para que nos hagamos una idea, funciona muy similar a la lavanda debido a sus propiedades calmantes.  

Cómo cuidarla en casa 

La albahaca es una planta aromática con unas hojas muy delicadas, lo mismo ocurre con la menta, la salvia o el perejil. Por eso, aunque no requieren de muchos cuidados si debemos prestarles una atención mínima.  

Riego 

La albahaca se puede cultivar en casa en macetas. Es la opción más convencional y cómoda ya que podemos tener esta planta cerca de la cocina para añadir a nuestras recetas favoritas. Eso sí, a la hora de cuidarla debemos prestar atención. Es una planta delicada que sufre bastante en verano ya que tiende a deshidratarse. Por eso, es recomendable regarla de manera frecuente, pero en pequeñas cantidades. Si quieres sembrar albahaca, la mejor época es en abril.  

Un truco: si las hojas se doblan mucho es que es el momento de proporcionarles agua. Verás que cuando le eches agua, rápidamente volverán a endurecerse.  

Cómo podar la albahaca 

Para que nuestra albahaca crezca correctamente debemos retirar las malas hierbas cortando por debajo del capullo floral. Así, obligaremos a la planta a que siga creciendo en buen estado. Si no lo hacemos la planta se terminará marchitando.  

En la cocina  

Además de tomarse como infusión para paliar los problemas de sueño, por lo general se utiliza como condimento en muchas comidas. El gran aroma de sus hojas frescas hace que se pueda usar desde una ensalada, hasta una pizza.   

También esta planta aromática se usa para aromatizar carnes, asados, pescados, salsas, croquetas e incluso albóndigas. Eso sí, debemos utilizarla con moderación ya que aporta mucho sabor a las comidas.  

Busca un macetero nuevo para tu alabahaca:

¿Cuántos tipos de albahaca existen? 

La albahaca más común es la que solemos ver expuesta en muchas grandes superficies o viveros, pero es cierto que también a otras como estas:  

  • Albahaca rizada verde. Posee hojas grandes y rizadas, y se utiliza para complementar ensaladas.  
  • Albahaca limonera. Desprende un ligero olor a limón, y también se suele usar para acompañar ensaladas.  
  • Albahaca roja. Posee grandes hojas rizadas, de color rojo oscuro. Se utiliza para decorar algunos platos. 
  • Albahaca silvestre. Se utiliza para como complemento para platos picantes. 
  • Albahaca alcanfor. Es la más aromática, sin duda y puede combinarse con otras hierbas.  

Ahora que ya sabes todo sobre la albahaca es el momento de cultivar esta planta en casa. Si te animas puedes incluso cultivar otras plantas como aguacateros, lavandas…y mucho más. En Westwing, nos encantan las plantas, y por eso hemos creado diferentes artículos para que puedas aprender todo sobre sus cuidados.