estanteria negra con planta

Si te encantan las plantas pero tu casa es pequeña y no quieres perder metros pero sí invadir el espacio de verde, las plantas colgantes son las solución. Tanto de exterior como de interior decorar con plantas es tendencia, pues aportan paz y frescura a cualquier rincón. Además, acompañadas de un buen soporte y maceta, pondrán la nota decorativa definitiva a espacios como el salón, el estudio o el baño. Las plantas colgantes nos ofrecen todo lo que buscamos ¡En Westwing estamos fascinados por ellas!

Plantas colgantes de interior: las más decorativas y resistentes

No ocupan prácticamente espacio y además decoran al instante. Con las plantas colgantes podrás también crear diferentes niveles en un rincón de plantas lleno de vida. Puedes colocarlas tanto en el salón, como en la zona de trabajo, en la cocina o el baño.

  • Poto: como seguramente sabes, se trata de una de las plantas de interior más resistentes e ideal para principiantes y para aquellos a quienes no se les da del todo bien el cuidado de las plantas. Necesita poco riego (una vez por semana basta) y luz indirecta.
  • Philodendron hoja de corazón: sus hojas en forma de corazón son muy decorativas. Prosperarán con luz indirecta y con un riego poco generoso una vez por semana. Otra de sus variedades, la Micans, posee un verde intenso con matices anaranjados, de tacto aterciopelado.
  • Cinta: otra de las plantas de interior más deseadas por los novatos en el cuidado del mundo vegetal. Es conocida también como la planta ‘araña’ y no requiere de mucho riego, una vez por semana. Ubícala en un espacio con luz indirecta.
  • Ortiga de terciopelo: si buscas darle un toque de color a un rincón de casa, esta será una buena opción, gracias a sus hojas moradas sombreadas. Necesitan luz indirecta y riego una vez por semana.
  • Sedum morganianum o burrito: si eres fan de las suculentas, esta planta colgante satisfará tus expectativas. Crece muy rápido, necesita luz indirecta y riego cada dos semanas. ¡Fácil!
  • Monstera: quizás te sorprenda su versión colgante, pero queda espectacular a modo de enredadera. Solo tendrás que regarla una vez por semana y mantenerla en un lugar con luz indirecta.
  • Helecho: es una de las plantas colgantes favoritas de todos los tiempos. Escógelo si tu casa posee un ambiente fresco y húmedo. Riégalo cada 5-7 días y podrás ponerlo en lugares con luz indirecta para que crezca fuerte y sano.
  • Planta del rosario: necesita mucha luz. Es su único requisito. Se parece a un collar de perlas y necesita riego tan solo una vez cada dos semanas, por lo que es una plata colgante muy agradecida. Prefiere luz indirecta, pero admite directa unas horas al día.
  • Collar de delfines: parecida a la anterior, esta  planta crece con forma de pequeños delfines. Aguanta bien con poca luz, por lo que muchas veces la verás en baños, y necesita agua cada dos semanas.
  • Dischidia: es una planta colgante y trepadora de hojas pequeñas y rígidas. De crecimiento lento, puede llegar a medir varios metros de largo, produciendo un efecto colgante espectacular. Riega regularmente y en verano pulveriza sus hojas también.

Plantas colgantes de exterior: una cascada de estilo natural

Las plantas colgantes también quedan espectaculares en los exteriores, terrazas, jardines, porches y patios. Si las pones en una de las paredes exteriores de casa, esta cobrará vida al momento. Las mejores especies de plantas colgantes de exterior son:

  1. Hiedra: se cultiva fácilmente y se caracteriza por un crecimiento rápido. Aporta una estética silvestre y, aunque puede considerarse invasiva, si la cultivas como planta colgante, adiós problema. No se propagará por el terreno. No precisa de mucha luz natural ni de demasiado riego. Bastarán dos veces por semana.
  2. Musgo español: sus raíces solo le sirven como sujeción, tomando los nutrientes que necesita para desarrollarse del aire, a través de las hojas. Por eso para regarla tendrás que pulverizarla, empapándola totalmente una o dos veces a la semana.
  3. Capuchina: durante el verano, produce unas flores maravillosas, en color amarillo, naranja, rojo o bicolor. Necesita mucho agua y sol.
  4. Petunia colgante: está en el top one de plantas colgantes para balcón. Es de crecimiento rápido y florece el mismo año de siembra, por lo que su efecto decorativo es inmediato. Sus flores van del blanco, hasta los rosados y violetas más intensos. Necesitan mucho agua y sol.
  5. Verbena: es súper ornamental y requiere estar colgada en un lugar donde reciba luz solar directa.
  6. Gitanilla: esta especie se puede ver en múltiples patios de la zona mediterránea. Es un tipo de geranio que da flores todo el año. Es importante que le dé el sol y regarla con frecuencia.

Macetas originales DIY para tus plantas colgantes

Podemos utilizar botellas de plástico, que colgaremos con cuerdas de distintos colores. Latas pintadas, neumáticos, caracolas, esferas de cristal (tipo terrario) y jaulas que recuperaremos y también pasaremos por un toque de pintura, quedarán ideales como nuevas macetas para nuestras plantas colgantes. En este último caso con un aire vintage que nos encanta. ¡Prueba a pintarlas en un tono verde agua o blanco! Quedan preciosas.

El macramé es una técnica muy antigua que lleva años causando furor en decoración. Los maceteros de macramé para plantas colgantes se integra bien en estilos más bohemios y se puede combinar fácilmente con otros recipientes de distintos materiales, como la madera, el mimbre o las fibras naturales.

Otra alternativa para que tus plantas colgantes luzcan es crear un jardín vertical con un tablero metálico del que se enganchan pequeñas macetas de cerámica con plantas colgantes.

Los cestitos instalados en una pared de tu porche, por ejemplo, son los soportes ideales para tus plantas colgantes si deseas un efecto rústico o campestre.

También puedes crear estantes flotantes con una base de madera sujeta por cuerdas, de fibras naturales o de color.

Consejos útiles para colgar tus plantas

Si ya te sientes totalmente listo para comenzar a transformar el hogar colgando vuestras plantas. Sigue estos consejos útiles para que te queden tal como te imaginas. Veamos

  1. Sopesa su peso

    Has de tener en cuenta que al regar las plantas, aumenta el peso, por lo que ojo con que el soporte sea lo suficientemente robusto.

  2. La sujeción es clave

    Tanto si cuelgan de la pared como del techo, pon refuerzos en su sistema de sujeción para evitarte sustos.

  3. Sitúalas en áreas de poco tránsito

    Por eso siempre insistimos en los rincones, porque así no entorpecen el paso y se evitan accidentes.

  4. No las encharques

    Asegúrate de que tus macetas para plantas colgantes tienen al menos un orificio de drenaje. Es un must para garantizar que las raíces se mantengan saludables

  5. Ten en cuenta la humedad

    Para regarlas, mejor lleva tus plantas colgantes al fregadero y déjalas reposar hasta que se drene el exceso de agua. Así salvarás a tus muebles y suelos de la humedad o de los pequeños charcos

En Westwing te contamos las tendencias en jardín, pero también en decoración y accesorios de diseño para toda tu casa. ¡Inspírate con nosotros y descubre las novedades de la mano de nuestros expertos!

Para nosotros y para ellas, la hidratación es clave