Pequeños cactus de regalo para invitados

Una boda es un acontecimiento único en el que los detalles son determinantes para conseguir un efecto inolvidable. La presencia de plantas en una boda es un factor original que puede aplicarse en muchos ámbitos, especialmente a la hora de ofrecer un detalle para los invitados. Estos regalos conmemorativos suponen un refuerzo memorable de la experiencia compartida. Además, las plantas de regalo de boda pueden cobrar también un gran protagonismo en la decoración del evento. Descubre junto a Westwing todas las posibilidades de decorar con plantas.

El encanto de las plantas para bodas

La integración de la naturaleza en el interiorismo procede de tiempos muy remotos. Ya en la prehistoria algunos hombres primitivos utilizaban las plantas para realizar adornos y ornamentos con los que embellecían la decoración de sus cavernas. En el caso de las bodas, estos elementos suponen un complemento natural exquisito que se integra en la iglesia o el salón en el que se celebra el evento, en el comedor e incluso en los atuendos del novio, la novia y los padrinos. Decorar los bancos desde los que los invitados disfrutarán del enlace con elementos florales aporta color, vitalidad y un aroma inolvidable. De igual manera, colocar macetas en el altar o en la mesa ceremonial aporta un toque positivo que obtendrá protagonismo en el reportaje fotográfico.

Sácale más partido a las plantas para bodas

La entrega a los invitados de un regalo conmemorativo es una costumbre arraigada en todas estas celebraciones. Entregar una maceta con plantas para bodas es una práctica moderna, encantadora y muy vistosa, que ofrece un tono positivo y ecológico muy de nuestros días. Las plantas para regalo de boda saben potenciar un ambiente cercano y natural. Además, ofrecer como regalo a los invitados una maceta con plantas se convierte en una alternativa tan original como práctica.

Las mejores plantas para regalo de boda

La decoración de bodas es algo especial en donde no hay nada fuera de lugar y todo debe estar bien planificado. Por eso, es importante que sepamos cuales plantas son apropiadas a incorporar en nuestra decoración, y lo que estas simbolizan al momento de regalarlas.

El ramo de la novia

Es un clásico regalar el ramo de la novia a la siguiente persona que se vaya a casar. Los tipos de flores más utilizados en ramos de novia son: las rosas, los tulipanes, las gardenias, el jazmín, las peonías, las calas y la paniculada. Si deseas que tu ramo de flores frescas perdure en el tiempo, después de la celebración aplica un tratamiento para preservarlas y que el arreglo dure años.

Los centros de las mesas

¿Rústica? ¿Clásica? ¿Moderna? Primero pregúntate, ¿cuál es el estilo de tu boda? Según la respuesta, escoge los centros ornamentales para la mesa en consecuencia. Si añades flores, velas y frutas a tus plantas como centro de mesa, la combinación será total. Para bodas rústicas elige elementos campestres y naturales, como la madera, piedras, jaulas, farolillos y flores silvestres. Para bodas clásicas, una buena idea es crear bodegones con libros antiguos, rosas francesas, botellas de vidrio con velas y tonalidades empolvadas. Para bodas modernas, crea centros con jarrones de cristal y plantas verdes, crasas y suculentas, cuanto más simples mejor. Las guirnaldas naturales hechas con ramas de olivo, magnolio o eucalipto siempre quedan bien.

Consejo Westwing: consulta las flores de temporada y opta siempre por plantas naturales tanto en los centros de mesa como en el ramo de novia.

Regalos para invitados

Haz que tus familiares y amigos se vayan de la boda con una sonrisa y un regalo decorativo natural para su casa, con pequeñas macetas de crasas y suculentas. Son para todos los públicos porque requieren pocos cuidados y lucen mucho. Otra opción es regalar como recuerdo simbólico unos sobrecitos con semillas, a modo de kits con etiquetas personalizadas. Otra forma de presentar estos regalos son los bouquets, dispuestos en cestos, cubos o sobre una de las mesas de la recepción. Detalles creados con fibras, troncos, ramas, flores secas o preservadas… pondrán la nota campestre a la celebración.

Decora y regala plantas aromáticas

Aunque la variedad es muy amplia, las más vistosas y comunes suelen ser la albahaca, el tomillo, el romero, el orégano, la manzanilla, la hierbabuena, la salvia, la menta y, como no, la lavanda. Para vestir los diferentes escenarios nupciales, las plantas aromáticas quedarán perfectas en cajas de madera, en recipientes reciclados o metálicos, en sus propias macetas, en cestos de fibras vegetales, en jarrones de cristal, en regaderas de cinc, en tubos de ensayo… Si las das como presente, apuesta por unos saquitos de yute o tela arpillera anudados con un cordón, en pequeños ramilletes sujetos con lazos de satén o encaje, en un sobre con semillas o en cajitas de cartón decoradas.

Piensa en colores: las plantas pegan con todo. Pero si tu evento sigue una gama cromática concreta, juega también con ella en los detalles y plantas para regalo de boda.

Conoce la ceremonia de la plantación

Si no has oído hablar de ella, toma nota porque es un evento muy original para tu boda. Se trata de un ritual simbólico en el que durante la ceremonia civil, la pareja planta un árbol o una planta, símbolo del amor de la pareja. Crecerá, echará raíces y dará sus frutos. Aunque claro, será necesario regarlo y cuidarlo con mimo, incluso cuando llegue el mal tiempo. Cada aniversario, la pareja se hace una foto al lado del árbol para hacer evidente su crecimiento.

Consejo Westwing: elije un tipo de árbol que se adapte bien al clima y al terreno donde vayáis a plantarlo.

Para el ritual solo necesitaréis: una maceta grande y decorativa, dos jarros de agua o regaderas –una para cada uno-, una pequeña pala, tierra y un árbol pequeñito. Lo más sencillo es utilizar la maceta durante la ceremonia y, en otro momento, trasplantar el árbol a algún lugar cercano donde lo podáis ver crecer.

Este ritual suele hacerse tras el intercambio de alianzas. El oficiante anunciará que va a empezar la ceremonia de la plantación y explicará su significado. Entonces, la pareja cogerá el carbol, añadirá un poco de tierra y la regará.

Si has tienes una boda de invierno, pero te hace ilusión dar plantas de regalo de boda, Inspírate con nuestro articulo sobre plantas navideñas.

Encuentra el hogar de las pequeñas plantas de regalo de boda