decoración rosa en una mesa de boda

Si entre tus planes de verano está el de celebrar tu boda, ¡enhorabuena! Has escogido una de las mejores épocas del año para casarte. Sol, calorcito, vacaciones, exteriores, familiares, amigos, good mood… son solo algunos de los invitados para tu evento. Si necesitas inspiración para tu decoración de mesa para una boda en verano, no busques más. Aquí tienes ideas estilosas y románticas para decorar el ágape como la ocasión merece y encandilar a tus invitados. Haz de tu boda toda una fiesta de verano inolvidable.

Cómo montar (paso a paso) la mesa para el banquete

Las mesas donde se celebrará la comida o la cena de vuestra boda cobran un gran protagonismo, ya que en ellas pasaréis un buen rato, por lo que han de ser cómodas, y definirán en gran medida la estética del evento, por lo que han de ser bellas. Estos son los 10 elementos que no pueden faltar:

  • La mantelería: los manteles serán la base sobre la que construiréis el resto de la decoración de vuestras mesas, por lo que su elección es importante y ha de estar en plena sintonía con los colores y el estilo de vuestra boda. El atemporal mantel blanco siempre será un acierto, pues la base neutra permite jugar por completo y de forma más sencilla con el resto de piezas. Otras alternativas igual de efectivas para lograr dicho efecto son los tejidos en nude, tonalidades piedra, azul bebé o verde menta.

Si quieres darle un toque más atrevido y tu banquete se celebra al aire libre, en un contexto campestre, opta por manteles estampados, con fondos blancos y motivos florales a todo color. Los individuales, de esparto o mimbre, son perfectos aliados para bodas de estilo rústico.

  • La vajilla: la vajilla ideal para una boda de verano puede ser la clásica de porcelana blanca, que nunca pasará de moda. Aunque el estilo shabby chic es el que más se caracteriza por el uso en su decoración de una porcelana trabajada, lo cierto es que este tipo de vajilla encajará sin problema en cualquier estilo de boda.

Otra apuesta acertada puede ser la mezcla de platos en tonos pastel, con otros elementos de menaje en madera natural.

  • La cristalería: las clásicas copas de cristal transparente son sinónimo de elegancia y buen gusto, pero si deseas darle un aire diferente a tu mesa de boda en verano, te proponemos las copas con mucho color y relieve. El lila, el verde, el azul, el rosa o, incluso, el amarillo pueden ser los colores que marquen el estilo jovial. Los vasos de tonalidades vivas y originales formas también tienen cada vez más presencia en banquetes veraniegos, especialmente en ceremonias de estilo más desenfadado.
  • La cubertería: el verano es la estación donde el sol brilla más. Extrapola este hecho con unos cubiertos en dorado, para añadir brillo al momento. Es tendencia.
  • Los meseros: cumplen con una doble función muy útil en los momentos previos al banquete, pues además de decorar, son los encargados de indicar a los invitados en qué mesa deben sentarse.

Aunque lo tradicional siguen siendo los números, como forma más sencilla de ordenar las mesas, actualmente se lleva lo de nombrarlas de forma original, con los nombres de vuestros lugares favoritos, libros o canciones preferidos, las películas o series que os recuerdan a vuestra historia… Usa carteles neutros, en craft, con un letterig bonito.

  • Los centros de mesa: son, por excelencia, el principal elemento decorativo de las mesas nupciales. Del tradicional centro de flores, cada vez más de pasa a opciones más modernas, como coronas, botellas de cristal, tarritos con encaje, plantas, velas y objetos de metal envejecido o en tonalidades nude.
  • Los servilleteros: son detalles que, cuidados, darán un toque de elegancia única a vuestras mesas nupciales. Personalizados con el nombre de vuestros invitados, con tul y pequeñas flores para bodas románticas, o con cuerda y paniculata para bodas más rústicas, conseguiréis que el resultado de vuestras mesas sea impecable y exclusivo.
  • Las minutas: se trata de los carteles que ilustran el menú, que suelen convertirse en el foco de todas las miradas cuando vuestros invitados quieran conocer los platos que se servirán durante el ágape. Detalles como el color, el papel, la forma o la tipografía deberán encajar con el resto de la papelería del enlace, así como con la gama imperante en toda la boda. Al ser en verano, mejor preparar un menú muy refrescante, con productos de temporada. Si es de noche, aquí tienes ideas de cenas ligeras para verano.
  • Los sittings con los nombres de cada invitado: los cartelitos con cada nombre que se ponen en cada sitio asignado suelen incluirse en el servilletero, pero hay más opciones. En los vasos enganchados con pequeñas pinzas; sobre el plato, plasmados en un papel elaborado a mano; incluyendo a su lado un mensaje o dedicatoria especial…
  • Detalles para los invitados y juegos de mesa: el toque final lo pondrán los regalitos para vuestros asistentes; una bonita forma de darles la bienvenida, así como las gracias por su presencia. Deja un detallito individual y personalizado en sus asientos, como cámaras instantáneas para inmortalizar el momento con unas fotografías inolvidables. No deberéis olvidaros de los niños: dejadles colores, cuadernos o juguetes para hacer pompas de jabón con los que puedan entretenerse durante las horas del banquete y la fiesta.

Los mejores arreglos florales como la decoración de mesa para una boda en verano

  1. Centros de mesa y detalles con románticas lilas: mayo es el mes ideal para decorar las mesas de tus celebraciones con lilas. Su fragancia ocupará toda la sala y su color dará personalidad a la deco. Caminos de mesa y servilletas moradas, así como otras decoraciones en tonos lilas, harán que en el ambiente se respire alegría y romanticismo. Si lo combinas con blanco, el resultado se verá fresco y estival.

Consejo: los tonos amarillos se pueden combinar con lilas para crear un ambiente de boda campestre. Esta inusual combinación de colores tiene un efecto refrescante y anima cualquier decoración de mesa para tu boda de verano.

  1. Decoración espectacular con peonías: el mes de junio nos trae las peonías. Esta flor espectacular gracias a su denso capullo poblado de sutiles pétalos en blanco, rosa o coral transmite romanticismo y delicadeza. Unos jarrones bajos con 5-6 peonías pueden ser los centros de mesa con más encanto para tu boda. Combínalos con cuberterías doradas, cristalerías transparentes, platos de porcelana en blanco y mantelerías de lino en rosa palo o crudo para que la flor destaque. Si deseas darle un guiño, puedes servir bebidas y cócteles a juego con los colores de las peonías, como el cóctel Peach Bellini, perfecto para esta temporada de sol.

Sabías que… la peonía, al igual que la rosa, representa el amor y constituye el símbolo perfecto para tu boda.

  1. Decoración de la mesa de boda en verano con rosas y flores silvestres: las rosas de todos los colores son especialmente bonitas para la decoración de mesa para una boda en verano. Pueden colocarse en jarrones o decorarse con arreglos más elaborados. Sea como sea, esta flor, símbolo clásico de amor, siempre queda bien en una celebración del amor. Escoge un solo tono o mezcla tonalidades de rosas; cualquiera de las dos opciones será glamourosa.

Las flores silvestres también portan encanto a una boda de verano. En combinación con tonos naturales y velas en tarros de cristal, recrearán el popular estilo Rustic Chic.

Las flores en tonos azules, como la famosa “no me olvides”, añadirán un toque playero a tu evento. En combinación con la plata y otros accesorios en azul, se crea una sensación marinera en un abrir y cerrar de ojos. ¡Perfecto para bodas de verano en la playa!

En cualquier caso, debes recordar que la celebración tendrá lugar en un mes caluroso, así que las flores deberán ponerse el mismo día de la boda y extremar sus cuidados para que luzcan frescas y lozanas.

  1. Girasoles a finales del verano: cuando el verano ya está llegando a su fin, es la época de los girasoles. Con su gran presencia y espectacular amarillo, son extremadamente decorativos y estivales. Combina con un mantel blanco, velas de vainilla y vajilla en amarillo pálido, cubiertos dorados y candelabros esplendorosos.

Elige la decoración de mesa para una boda en verano: