Edificio de Louis Isadore Kahn

Las obras de Louis Isadore Kahn consiguen aparecer ante la mirada como monumentales y maravillosas a pesar de, como decía él mismo, no haber necesitado «ni el material más exquisito ni la tecnología más avanzada» para llevarlas a cabo. Kahn, con su personalidad mística y su maestría en el manejo de la luz, consiguió magníficos edificios de hormigón y ladrillo que aun hoy son un icono de la arquitectura moderna. ¿Te apetece saber más sobre uno de los más grandes arquitectos y diseñadores del siglo XX? 

Kahn, una vida digna de Oscar

Louis Isadore Kahn nació en la isla de Saaremaa, Estonia, en 1901 y a los cuatro años emigró junto a su familia a Estados Unidos. Creció en Filadelfia y su infancia y juventud fueron duras. Ya que su familia, judía, era muy humilde, los problemas económicos les hicieron mudarse de casa en más de diez ocasiones. No obstante, a pesar de esta inestabilidad, pudo llegar a la universidad. Estudió arquitectura en la Universidad de Pensilvania y empezó a trabajar para diversos estudios de arquitectos de Filadelfia. Tras graduarse, viajó por Europa, donde conoció la arquitectura antigua que tanto marcó su trabajo y que le influenció creando obras monumentales e inmortales.  

Kahn vivió discretamente, sin grandes lujos, y se casó tres veces. Primero con Esther Virginia Israeli, de familia acomodada, algo que ayudó al arquitecto a elevar su posición. Luego, la segunda, con su colega de trabajo Anne Tyng. Finalmente, la última, con Harriet Pattison, con quien tuvo un hijo, Nathaniel, que retrató al magnífico arquitecto a través del documental nominado al Oscar en 2003: Mi arquitecto: el viaje de un hijo. 

El arquitecto filósofo

La influencia de las obras de Louis Kahn ha sido muy importante en el mundo de la arquitectura. Sin embargo, también lo ha sido la actividad docente de este maestro de las construcciones. Fue profesor en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Yale de 1947 a 1957. También dio clases en la Escuela de Diseño de la Universidad de Pensilvania. Más allá de sus clases magistrales, Kahn escribió ensayos como Order Is, Form and Being, Poetics y Silence and Light. Hoy, los ensayos se consideran clásicos de la literatura arquitectónica.  

Muchas son las frases que se recuerdan de las clases de Kahn. Por ejemplo, una de ellas que revela la mística que el arquitecto veía en los materiales más cotidianos y menos exquisitos. «¿Qué es esto? –preguntó a sus alumnos sosteniendo un ladrillo–. Incluso un ladrillo quiere ser algo más. Un ladrillo quiere ser mucho más. Tiene ambiciones. Incluso un simple y ordinario ladrillo quiere ser algo mejor que esto. Así debemos ser todos». 

Un icono en la India

Una de las más grandes obras de Louis Kahn es la Asamblea Nacional de Bangladesh, construida en Dhaka, en la India, entre 1962 y 1983. Un gran complejo que incluye el edificio de la Asamblea, dos plazas –una al norte y otra al sur–, hoteles para los miembros del parlamento, salas y edificios comunes. Todo, conectado por calles y vías peatonales, y rodeado de magníficos jardines.  

El mismo edificio de la Asamblea, construido en hormigón visto y ladrillo rojo, se levantó sobre un enorme lago artificial y entre sus características únicas, destacan las ventanas en forma de triángulos, rectángulos, círculos y medios círculos.  

7 grandes obras de Louis Kahn

  1. La Galería de Arte de la Universidad de Yale, en New Haven, Estados Unidos (1951-1953). Este fue el primer gran encargo que recibió Louis Isadore Kahn y el primero de los tres museos que diseñó a lo largo de su carrera. Construido en ladrillo, hormigón, vidrio y acero, destaca la belleza de su simetría y los muchos ventanales que bañan de luz sus interiores. 
  2. La Casa Esherick, en Filadelfia, Estados Unidos (1959-1961). Se trata de una casa particular de dos pisos cuyo concepto fue una caja rectangular paralela a la calle y con un jardín al fondo.  
  3. El Instituto de Estudios Biológicos, en La Jolla, Estados Unidos (1959-1965). Se considera una de las obras de Louis Kahn más importantes. Se trata de una estructura con un patio exterior por el que pasa un estrecho canal de agua que baja en cascada hasta unos estanques inferiores y torres adyacentes dispuestas de forma simétrica con paredes en ángulos de 45o.  
  4. La Biblioteca de la Academia Phillips Exeter, en New Hampshire, Estados Unidos (1965-1972). Austera y espectacular, es un cubo cuadrado de ladrillo con un atrio en el centro limitado por muros de hormigón perforados por enormes círculos a través de los que se puede ver la colección de libros, revistas y documentos de la biblioteca. 
  5. El Indian Institute of Management, en Ahmedabad, India (1962-1974). Se trata de un complejo modesto y majestuoso a la vez, en el que Kahn planteó una residencia para el profesorado, otra para estudiantes solteros y otra para casados.  
  6. El Museo de Arte Kimbell, en Fort Worth, Estados Unidos (1967-1972). Louis Isadore Kahn proyectó este museo para albergar la colección de arte del multimillonario Kay Kimbell. 
  7. Four Freedoms Park, en Nueva York, Estados Unidos (2010-2012). Kahn diseñó este parque en 1973, aunque se construyó muchos años más tarde, como monumento a Frankllin D. Roosvelt, en memoria a su Discurso de las 4 Libertades: libertad de expresión, de culto, de vivir sin penurias y de vivir sin miedo.  

Louis Isadore Kahn murió de un ataque al corazón en los servicios públicos de la estación de Pensilvania, en Nueva York, y durante días nadie reclamó su cuerpo. Un final descorazonador para una vida dedicada en cuerpo y alma al trabajo y que nos dejó en herencia, quizás no una gran colección de edificios, sino un conjunto de obras en las que la grandiosidad de tiempos pasados, la humildad de los materiales y la luz, se mezclan creando una composición sencillamente sobrecogedora.