La ola musical del Auditorio de Tenerife

Santiago Calatrava es uno de nuestros arquitectos más internacionales. Ciudades como Valencia, Barcelona, Zúrich, Berlín, Lisboa, Lyon o Malmö cuentan, en su skyline, con espléndidas obras de Calatrava. Desde rascacielos hasta estaciones de tren, museos, puentes o la torre más alta del mundo, las obras de Santiago Calatrava se caracterizan por un aire neofuturista en el que la estética va de la mano de la innovación técnica. Verdaderas esculturas, todas, de proporciones gigantescas. ¿Te apetece saber un poco más de uno de los arquitectos más creativos de nuestro tiempo? ¡Síguenos!  

De Valencia al mundo

Santiago Calatrava cursó sus estudios de arquitectura en Valencia y se especializó en Suiza, en la Escuela Politécnica Federal de Zúrich. Allí, estudió Ingeniería Civil y se doctoró en Ciencias Técnicas. Fue en Zúrich, también, donde abrió su primer estudio de arquitectura e ingeniería. En 1987 recibió el premio Auguste Perret, que otorga la Unión Internacional de Arquitectos de París, ciudad en la que estableció su segundo estudio en 1989, época en la que ya estaba considerado uno de los grandes arquitectos y diseñadores del momento.

Entre los reconocimientos recibidos, su currículum cuenta con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes, que recibió en 1999, año en que también fue nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de Lünd, en Suecia; la Medalla al Mérito de las Bellas Artes en el 2002; el Premio Nacional de Arquitectura en el 2007, y en el 2016, el Lifetime Achievement Award que otorga la Conferencia Anual de Arquitectura, la LEAF International.  

La Dubaí Creek Tower: la torre más alta del mundo

El proyecto de Santiago Calatrava Dubái Creek Tower tiene 1.300 m de altura, lo que la convierte en la torre más alta del mundo, superando al rascacielos Burj Khalifa, también en la capital de los Emiratos Árabes Unidos. Los cables externos que le sirven de anclaje hacen que se asemeje a un minarete o a un lirio del desierto. Sus 210 plantas albergarán hoteles, apartamentos y, por supuesto, miradores para observar la ciudad prácticamente desde las nubes. Y por las noches, se prevé que emita un haz de luz, emulando un faro. Una auténtica maravilla arquitectónica. 

El Museo de las Ciencias de Valencia: el gran complejo cultural

La Ciudad de las Artes y las Ciencias (1998), en Valencia, es un conjunto arquitectónico dedicado a la divulgación científica y cultural, diseñado por Santiago Calatrava y Félix Candela, que cuenta con las siguientes zonas: 

  • El Hemisférico, un cine IMAX, 3D y para proyecciones digitales. 
  • El Umbracle, un mirador ajardinado. 
  • El Museo de las Ciencias de Valencia, un innovador centro de ciencia interactiva. 
  • El Oceanográfico, que se ha convertido en el mayor acuario de Europa. 
  • El Palacio de las Artes Reina Sofía, dedicado a la ópera. 
  • El Ágora, un espacio multifunción.  

Mientras Félix Candela se ocupó del diseño de las curiosas cubiertas del Oceanográfico, Santiago Calatrava se encargó del Palacio de las Artes, el Hemisférico, el Umbracle, el Ágora y el Museo de las Ciencias de Valencia, un conjunto magnífico que ya se ha convertido en una seña de la identidad de la ciudad.  

La ola musical del Auditorio de Tenerife 

Una maravilla de la vanguardia arquitectónica que se ha convertido en todo un emblema de la ciudad de Santa Cruz de Tenerife. Así se define el Auditorio de Tenerife (1997-2003), en las Islas Canarias, diseñado por Santiago Calatrava. Se trata de un edificio con diversas plataformas de las que sobresale un gran volumen curvo: la cubierta de la gran sala de conciertos, de 50 m de altura. No existe una fachada principal. Todos sus lados tienen personalidad propia. Hay quien sugiere que tiene forma de ola, otros, que parece una luna… Lo que está claro es que el genial arquitecto, ingeniero y escultor pretendía que inspirara imágenes y sensaciones como lo hace la música. 

8 obras espectaculares de Santiago Calatrava

Además de la grandiosa Dubái Creek Tower, el Museo de las Ciencias de Valencia y el Auditorio de Tenerife, Santiago Calatrava se ha encargado de levantar algunas de las estructuras más espectaculares con las que cuentan muchas ciudades del mundo. Entre nuestras favoritas…  

  1. La estación ferroviaria de Stadelhofen (1983-1990), en Zúrich. En esta obra trabajó en colaboración con Arnold Amsler y Wener Rüeger.  
  2. El Turning Torso (2005), en Malmö, Suecia, fue el primer rascacielos que construyó Santiago Calatrava. Su estructura, en espiral, tiene 190 m de altura, 
  3. El Chicago Spire (2011) es otro de sus rascacielos. De 610 m de altura, se ha convertido en el edificio más alto de la ciudad americana. 
  4. El aeropuerto de Sondica (1990-2000), de Bilbao, inspirado en los pórticos del Parc Güell, del genial arquitecto catalán Antoni Gaudí, en Barcelona. 
  5. La Estación de Oriente (1998), de Lisboa, una de las más importantes de la capital portuguesa, fue creada con motivo de la Expo 98. 
  6. El intercambiador Oculus del World Trade Center (2016), en Nueva York, una construcción que representa una niña soltando una paloma gracias a una bóveda formada por cristal y columnas de acero que se extienden en forma de alas. Es un edificio lleno de simbolismo, que sustituye la central de transportes destruida por los atentados del 11-S. 
  7. La torre de comunicaciones del Anillo Olímpico de Montjuïc (1992), en Barcelona, edificada para los Juegos Olímpicos de 1992. Tiene 136 m de altura y un diseño innovador que recuerda el pebetero de la llama olímpica. 
  8. Y los puentes que ha construido en distintas ciudades como el puente de la Constitución, en Venecia; el puente de Bach de Roda, en Barcelona, que fue premio FAD de las Artes Plásticas; el puente sobre el Turia, en Valencia, o el que construyó en La Cartuja, en Sevilla, con motivo de la Expo-92. 

El neofuturismo de Santiago Calatrava ha sembrado el mundo de obras escultóricas que no dejan indiferente a nadie. Un estilo inconfundible en un legado eterno.