sillón rojo estilo vintage retro

Las antigüedades tienen el poder de ser piezas de belleza eterna. Los materiales utilizados en su diseño, una fabricación artesanal, un diseño único y con nombre propio, les dan un carácter que no tienen otro tipo de piezas, de tal manera que decorar con antigüedades es siempre una buena decisión. Pero no es fácil hacerlo bien. El secreto para conseguirlo es saber elegirlas bien y no abusar de ellas, combinándolas con otros muebles y complementos que remen a su favor y las hagan brillar. Expertos en antigüedades nos han explicado las claves para sumar a nuestra decoración antigüedades maravillosas y esto es lo que nos han contado. ¿Nos sigues? 

¿Qué se considera antigüedad?

A veces, llamamos antigüedad a lo que no lo es. Una pieza retro, por ejemplo, no es una antigüedad. Retro lo aplicamos de forma general a piezas realizadas hoy siguiendo un estilo propio del pasado, sin importar ni la época concreta ni la calidad. Como tampoco es una antigüedad un mueble o complemento vintage, un término que deberíamos aplicar solo a las piezas de segunda mano a las que se les da una nueva vida reciclándolas y a objetos de los años 50, 60 e incluso 70. Entonces, ¿qué es una antigüedad? Una antigüedad es una pieza de más de 100 años y de calidad. Así de sencillo.

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

Cómo decorar (bien) con antigüedades

Una de las tendencias de la primavera verano del 2022 es decorar con antigüedades. Hacerlo bien para que tu casa tenga un halo elegante y huyas del efecto museo tiene sus secretos. Aquí te los desvelamos:

  1. Para decorar con antigüedades y evitar pasarte y que los espacios queden rancios, lo ideal es mezclar las antigüedades con piezas actuales que les darán un aire más fresco. ¿Ideas? Una silla antigua junto a una lámpara de pie de diseño moderno; una cómoda antigua y unos objetos decorativos modernos y sofisticados; unas sillas antiguas de enea alrededor de una mesa de look industrial…
  2. Empieza con objetos antiguos pequeños antes de pasar a piezas más grandes, si tienes miedo de pasarte. ¿Por ejemplo? En vez de optar por una cómoda antigua para tu dormitorio, hazlo por un espejo con marco antiguo.
  3. En caso contrario, es decir, si la antigüedad que quieres incorporar a la decoración de tu casa tiene mucho peso visual, apuesta por no llenar con otras piezas el resto de la habitación en la que lo hayas colocado y asegúrate de que, a su alrededor, queda suficiente espacio libre para que respire y destaque así su belleza.
  4. No juntes muchas antigüedades en un mismo espacio. Apuesta por una y dale protagonismo.
  5. ¿Cómo darle protagonismo? Puedes iluminarla con una lámpara especial, añadir una alfombra de modo que quede como en un “escenario” o decorarla con piezas modernas que contrasten con sus años.

De mercadillo: claves para comprar una antigüedad

Si eres amante de los mercadillos y desembalajes, habrás visto infinidad de veces antigüedades de todo tipo, pero… ¿todas merecían el precio que tenían? ¿en qué debemos fijarnos a la hora de comprar una antigüedad para que no nos den gato por liebre?

Antes de ponerte a inspeccionar cual Sherlock Holmes para encontrar aquellos detalles que te confirmen que se trata de una antigüedad auténtica, hay que fijarse en el estado de la pieza: ¿la estructura está bien? ¿tiene desperfectos irrecuperables? ¿mucha carcoma? Una vez compruebes que la pieza vale la pena y no está “para tirar”, puedes pasar a comprobar si es auténtica o no. Aquí tienes una miniguía para tu inspección:

  • Si se trata de piezas de madera, observa la madera con detenimiento y pasa tu mano por encima. Si la madera es muy lisa, desconfía de su autenticidad. Las antigüedades suelen presentar maderas de superficies rugosas. Y otro dato a comprobar es si están hechos de madera maciza o de aglomerado; esto lo podrás comprobar, sobre todo, en los cajones. Si los interiores no son de madera maciza, puede que se trate de una falsa antigüedad.
  • Los herrajes y los tornillos de las antigüedades no se fabricaban con maquinaria industrial, por lo que es una buena pista para comprobar que se trate realmente de una antigüedad.
  • Las antigüedades suelen llevar la firma del artesano o el sello de la marca. Por ejemplo, unas sillas Thonet auténticas, deben llevar debajo del asiento el sello del artesano.
  • Los tiradores de cajones o puertas no deben tener tornillos ni tuercas, ya que en los muebles antiguos iban remachados.
  • Otro detalle que te hará ver si vas a decorar con antigüedades de verdad son los clavos. Si la pieza tiene clavos, deben ser irregulares y de cabeza gruesa, a veces, cuadrada. Esto querrá decir que se hicieron a mano.

¿Por qué decorar con antigüedades?

La respuesta a esta pregunta es fácil de dar: porque elevan el nivel de tu casa en un abrir y cerrar de ojos, porque la hacen personal y la alejan de las casas decoradas como “pisos piloto”, porque dan carácter y porque son piezas de mobiliario que nunca, nunca, pasarán de moda, es más, ganarán de valor cuanto más tiempo pase. Decorar con antigüedades, además, es apostar por piezas únicas e imperfectas y es en esa imperfección donde radica su belleza única.

Seguro que ya estás anotando en tu agenda las próximas fechas de mercadillos y desembalajes cerca de tu casa para ir en busca y captura de esa pieza especial que hará que tu salón, tu dormitorio o incluso tu recibidor brillen con una luz única. Ahora ya tienes las claves para dar con la pieza perfecta y decorar tu casa con antigüedades. Así que feliz caza y a disfrutar de una casa tan elegante como siempre has soñado.

Sigue leyendo: Si has disfrutado de esta guía de decoración, no dejes de decubrir nuestros artículos sobre decoración de primavera y mobiliario de formas redondeadas. Todo con las últimas tendencias, inspírate con Westwing.