photocall en casa

El verano es sinónimo de sol, de vida, de relax, de encuentros con amigos y familia, de tiempo para divertirse y aburrirse… ¡y de fiesta! ¡de mucha fiesta! Si estás pensando en montar una, tenemos una idea que sorprenderá a tus invitados: un photocall ibicenco. ¿Por qué un photocall? Porque es una forma muy divertida y original de tener un recuerdo de tu fiesta inolvidable. ¿Y por qué ibicenco? Porque no hay otro estilo que represente mejor esta época del año que el estilo ibicenco. Así que, si te gusta la idea y te va el DIY, toma nota porque, este año… ¡tu fiesta tendrá un photocall como el de las grandes estrellas de Hollywood!   

1. Un photocall ibicenco muy elegante

Busca un rincón de tu jardín o de una terraza y decóralo con cojines en el suelo. Recomendamos cojines blancos porque el blanco es Ibiza y el rey de este estilo decorativo. A parte de los cojines, dispón unos farolillos de fibras naturales o blancos por el suelo: aportarán luz mágica al espacio. Y para darle un toque más festivo, cuelga una guirnalda de luz (o varias, de manera informal) en el fondo. Solo te queda convocar a tus amigos, que tendrán que haber ido a tu fiesta ibicenca vestidos convenientemente de blanco siguiendo el más puro estilo Adlib, y hacer que se sienten entre los cojines brindando con unas bonitas copas de cristal tintado en tonos azulados, verdes, amarillos o incluso rosados, los colores más veraniegos.

2. Todos enmarcados

Un conjunto de marcos –mejor si tienen look antiguo– puede crear un photocall ibicenco caserodivertido y muy original. Que tengan diferentes tamaños y formas. Píntalos de blanco y decóralos con algunas flores, también blancas, y algunas ramas verdes. Déjalos preparados en un rincón que puedes decorar con unas guirnaldas de pequeñas luces colgando de suelo a techo. Ahora, solo te faltan los invitados. Haz que se coloquen frente a la cortina de luces, que cada uno coja un marco y lo sostenga como si él fuera la pintura, y ya tienes la foto de grupo, de pareja o individual perfecta. ¿Te gusta la idea?

3.  Un photocall ibicenco casero con una polaroid XL

Con la misma idea de crear un marco que teníamos con los marcos de cuadros, vamos a construirlo nosotros mismos con cartón pluma. Fíjate en lo que sería una polaroid y crea una gigante con tu cartón. Píntala de blanco y decórala con los motivos que más te gusten: quizás algo de arena y algunas ramas secas con alguna flor blanca o tal vez solo con flores –al estilo ibicenco más hippy–, serían una buena opción para tu photocall ibicenco.

4.  Monta un arco vaporoso

Un arco o un paso amplio en casa, un arco creado con tres listones y unas cuerdas en el jardín o en tu terraza… Lo que necesitas, en definitiva, es una estructura en forma de paso en la que puedas colgar unas cortinas de lino o algodón blanco de tal manera que se enrosquen en la madera y luego cuelguen para que la brisa las haga volar. Cuanto más ligera sea la tela y de trama más abierta, más vaporosa quedará y más aire Adlib adquirirá. Completa el arco con unas flores y ramas verdes –la paniculata funciona perfecta para este tipo de montajes–.

5.  Un escenario con palets

Los palets son fáciles de encontrar y muy económicos. Píntalos de blanco. Colócalos en vertical de tal manera que creen una pared de fondo para tu photocall ibicenco casero. Escribe los mensajes que desees en ellos –incluso que los escriban tus invitados–, enrosca alguna guirnalda de luz de forma “desordenada” y añade ramas de olivo donde mejor queden ¡et voilà!

6. Tapices boho, el mejor fondo

Los tapices se llevan y aportan a cualquier rincón un toque boho innegable, algo que le iría también muy bien a tu photocall ibicenco casero. Elige tapices de macramé de distintas alturas y formas en color crema. Añade luz con farolillos de fibras en el suelo, sobre un escenario improvisado creado con una cortina de lino, ¡y ya lo tienes! Si quieres sumar más magia al ambiente, ramas verdes de olivo, y no necesitas más.

7. Una lluvia de flores

Si algo tenía la moda ibicenca de los años 70 era la pasión por el blanco y las flores. Lleva la idea a tu photocall ibicenco creando una lluvia de flores blancas propias de un clásico jardín mediterráneo. ¿Cómo? Anuda una cuerda de árbol a árbol, de listón a listón o en el marco una puerta, por ejemplo. De esa cuerda, ata diversos cordeles a distintas alturas de tal forma que caigan hacia el suelo en una especie de cortina. Y en cada cordel ve enredando ramas verdes y flores blancas. Si quieres añadir luz, pon alguna guirnalda led colgando entre ellas y algún farolillo en el suelo; acabarán de crear el ambiente mágico que buscas.

8. Tras una gran alfombra

¡Una idea facilísima! Crea un fondo con una o dos alfombras de fibras redondas superpuestas colgadas de la pared. Las fibras vegetales nos transportan a espacios naturales, frescos y muy veraniegos. Decora las alfombras como más te gusten. De nuevo, apostamos por flor blanca, ramas de olivo y si quieres, algún mensaje sobre listones de madera de palet. ¡Un photocall ibicenco casero ideal!

Si ya estás inspirado para preprar tu photocall ibicenco, no dejer de ver nuestra guía sobre patios ibicencos.

Monta tu photocall y crea memorias inolvidables