Accede a las mejores marcas hasta -70%

Accede a las mejores marcas hasta -70%

Sala de estar decorada en tonos turquesas con luz natural

En un piso la luz natural es una de las cuestiones más importantes. Si además, contamos con un piso pequeño, la luz natural gana más valor. La luz natural nos alegra en casa y nos llena de energía, pero además ayuda a otras cuestiones como la elección de la distribución de la casa. Te enseñamos los pasos esenciales que debes seguir para conseguir luz natural en casa y así evitar el uso excesivo de la luz artificial. En el caso de que tengas que optar por esta última en algunos rincones, te aconsejaremos cuáles son las formas más óptimas de utilizarlas reduciendo el coste económico al mismo tiempo que somos más respetuosos con el medio ambiente.  

Luz natural: gana en metros cuadrados 

Los apartamentos con pocas dimensiones necesitan de mucha luz natural. Si contamos con un piso donde casi ni nos dé la luz y tengamos que usar constantemente la luz artificial, veremos cómo tenemos la sensación de que el piso es mucho más pequeño de lo que es realmente. Además, los espacios con poca luz natural son más sobrios y aburridos. Te ayudamos a multiplicar la claridad en tu casa con unos sencillos pasos:  

  • Apuesta por colores claros: ayuda a que la luz natural sea mucho mayor con colores más neutros y claros, como el blanco, el beige o el crema. El blanco es uno de los colores que más luminosidad aporta, ya que refleja casi un 80% de la luz. 
  • Ilumina el suelo: si cuentas con un suelo oscuro, intenta conseguir más claridad con una alfombra en color claro. En el caso de que tengas un suelo ya de un tono claro, lo tendrás fácil. Solo tienes que añadir una alfombra de fibras naturales o en un color llamativo.  
  • Que no falten los espejos: los espejos ayudan a multiplicar la claridad y crear una sensación de más espacio. Si cuentas con un piso pequeño, los espejos grandes son una de las mejores opciones para conseguir más volumen. 
  • Deja que la luz natural entre: observa cómo da la luz natural durante el día, y cuáles son las zonas donde incide más. Cuando lo tengas claro organiza la distribución de la casa. Lo importante es que siempre dejes entrar la luz y no le quites el paso con ningún mueble o textil. 
  • Refuerza con luz artificial: que sea siempre la última opción, ya que lo importante es que siempre predomine la luz natural. Pero, es cierto que cuando llega la noche debemos tener puntos de luz artificial.  

¿Qué hacer si cuentas con poca luz natural? 

No siempre tenemos la suerte de contar con pisos que sean muy luminosos. Al no contar con una buena luz natural tenemos que acudir con más frecuencia con una luz artificial. Si vas a utilizar este tipo de luz te recomendamos que uses bombillas LED. La elección de una luz fría o cálida dependerá mucho del espacio donde queramos añadir esa luz artificial. Por ejemplo, si hablamos del rincón de lectura lo mejor es apostar por una luz blanca que no dañe nuestra visión. Si por ejemplo, solo necesitamos luz artificial en el recibidor o en el comedor, puedes usar luces más cálidas. Para darle un toque moderno a los espacios puedes apostar por las bombillas de tendencias: las bombillas de filamento. Crean una luz diferente y de lo más original.  

Colores y tejidos que ayudan a potenciar la luz natural 

El blanco es uno de los colores que más ayuda a potenciar la luz natural. Es un color neutro, que como te comentábamos, deja pasar más del 80% de luz. A este color le siguen los colores crema, y los grises. En cuanto a materiales, las fibras naturales y la madera son las que mejor encajan con una buena luz natural.