Rincón de relax en la terraza

Cuando comienza el buen tiempo nos gusta disfrutar de la terraza. Esos momentos con amigos o simplemente de forma individual escuchando nuestra música favorita. La terraza es uno de esos rincones de relax que más usamos en primavera y verano. Tener una terraza en la que nos sintamos a gusto y en desconexión absoluta es posible. Solo tienes que decorarla con muebles prácticos, funcionales y que sean estilosos. Pero, y ¿cuándo no es verano? ¿Dónde encontramos esos rincones de relax? Te enseñamos cómo crear en casa espacios de retiro espiritual y de desconexión para reconectar contigo mismo.  

¿Qué es un rincón de relax? 

Los rincones de relax son esos espacios donde nos sentimos calmados y muy relajados. Ya sea solos o en compañía estos rincones se convierten en nuestros espacios favoritos de la casa. Música, libros, amigos; una combinación perfecta en la que nos sentimos más naturales que nunca. Pero, ¿qué tienen esos rincones de relax que nos hacen sentir tan bien? El estrés constante en el que solemos vivir, hace que de vez en cuando necesitemos para un segundo. Los rincones de relax se convierten en nuestras vías de escape perfectas. Los materiales naturales, los colores vivos, hacen que nos sintamos en un oasis de bienestar.  

Colorterapia: ¿qué colores nos relajan? 

La colorterapia puede hacer cambiar en un instante nuestras sensaciones. No sentimos lo mismo cuando estamos en un espacio en un color oscuro que cuando nos encontramos en una habitación más clara. El blanco es uno de los colores que más nos relajan; neutro y calmado. Junto al blanco también hay otros colores que ayudan a mantenernos relajados o inspirarnos como el azul, el verde, el amarillo, el rosa, el naranja o los colores tostados muy claros. En decoración, se utiliza mucho esta técnica ya que ayuda a encontrar la armonía perfecta para cada habitación.  

Ideas para crear rincones de relax en casa 

El lino es uno de los materiales que más nos ayudan a mantener un interior tranquilo y en armonía. Puedes integrarlo fácilmente a través de textiles en el sofá con cojines, o en el dormitorio con cubrecamas. Otro de los materiales que nos aportan una sensación de bienestar, son las fibras naturales. La rafia, el ratán o el mimbre nos ayudan a conectar con la naturaleza y a sentirnos más ligados a un espacio de paz. El estilo escandinavo refleja muy bien esta sensación, por eso se ha convertido en los últimos años en uno de los estilos decorativos más populares.  

La terraza del verano 

¿A quién no le gusta de disfrutar de la terraza? Tengas una terraza más amplia o más pequeña, sentarse un rato al aire libre en verano, es uno de los mayores placeres. Estos ratos de desconexión que tenemos la terraza de verano los hacen convertirse en nuestros pequeños rincones de relax en esta temporada. Para que cuentes con un exterior lleno de bienestar, y por supuesto estilo te damos algunos trucos:  

  • Apuesta por cojines con algún estampado geométrico y colores vivos como el azul o un coral. Le dará un toque de lo más divertido a la terraza, y no romperá la calma.  
  • Añade sofás y sillones de mimbre para darle un plus de naturalidad. 
  • Crea un pequeño rincón con tus flores y plantas favoritas. Conseguirás llenar este espacio de alegría y relax. 
  • Incorpora en el balcón o por la pared algunas guirnaldas o faroles. Cuando baja el sol y quieres seguir en la terraza es importante la iluminación. 
  • Apuesta por textiles finos pero cálidos, que te permitan estar a gusto incluso cuando refresque un poco.  

Rincones de relax, rincones de lectura 

Los rincones de relax podemos conseguirlos durante todo el año. Al igual que los creamos en verano en la terraza, nuestro interior también puede contar con pequeños espacios de desconexión. En el salón, puedes crear un pequeño rincón de lectura. Solo necesitas una butaca, una lámpara de pie, una pequeña mesita auxiliar para poner tu café, y una estantería para tener tus libros más cerca.  

Si lo prefieres también puedes crear estos rincones en otras zonas de la casa. Aprovecha alguna ventana con mucha luz y pon junto a ella unos bancos. Crea una sofá de descanso con la ayuda de textiles de lana y muchos cojines. Se convertirá en tu espacio favorito en la época de frío.