casa de ladrillo estilo rustico jardin

Desde Westwing hemos hecho una selección de los aciertos más notables de esta tendencia a la hora de hacer brillar el interior y el exterior de las casas de campo. Permanece muy atento a las propuestas que te traemos para que tu chalet rústico sea esa vivienda de ensueño en la que disfrutar de un retiro dorado. ¡Lápiz y papel, que comenzamos!

Chalet rústico en piedra y madera

¿Eres uno de esos afortunados que cuenta con una casa amplia integrada en la naturaleza? Si la respuesta es sí, no puedes dejar pasar la oportunidad de decorar tu vivienda con un efecto estético de espectáculo, potenciando al máximo todas sus bondades.

El estilo rústico es la guía perfecta para configurar a cada estancia el aire tan personal que estás buscando y elegir los revestimientos, el mobiliario y el cuidado necesario en los pequeños detalles.

No falla en cualquier casa rústica moderna que se precie. La piedra y la madera, materiales naturales por excelencia y fetiche para el estilo rústico, se adaptan también a las mil maravillas cuando queremos renovar el espacio y darle un aire más contemporáneo.

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

Techos de pino, puertas de madera robustas, paredes de piedra… Una gran idea para revestir tu chalet rústico con estos materiales es conservar los detalles arquitectónicos originales y dejar, incluso, algunos elementos a la vista, como las prominentes vigas de madera. No puede faltar en el salón la chimenea: indiscutible protagonista de la estancia que creará un impacto visual de lujo tanto en piedra como en ladrillo.

No te olvides del toque personal con las lámparas colgantes y otros elementos que rompan la monotonía en el espacio. ¿Quizás un conjunto de comedor moderno que sume un aire actual o una colorida obra de arte que destaque sobre los tonos grisáceos de la piedra? Las habitaciones de tu chalet rústico ya están preparadas para dejar boquiabiertos a tus invitados.

La importancia de los tejidos en tu chalet rústico

Si quieres recrear un espacio verdaderamente cálido, necesitarás reforzar este efecto más allá del confort de la piedra y la madera en los elementos estructurales. Los elementos textiles han llegado para ayudarte a conseguirlo. ¡Es la hora de hacer dialogar las texturas entre sí!

Que no falta el pelo, el cuero, el mimbre, el yute, el sisal y otros tejidos naturales. Es muy importante cuidar los detalles en alfombras, cojines, ropa de cama y tapicería. Todo ello contribuirá a crear ese ambiente mullido en el que apetece sumergirse al instante y sentir un suave abrazo en el sofá.

Deja que entre la luz en tu chalet rústico

Si tienes la suerte de vivir en un chalet en el campo disfruta al máximo del entorno natural privilegiado potenciando la luz y la vista con grandes ventanales. ¿Sin cortinas? ¡Sin cortinas! Que tu hogar esté bañado siempre por la luz: el efecto sin cortinas le dará un aire ligero y renovado. El toque moderno que le sienta de maravilla al estilo rústico.

Apuesta por la artesanía local en tu chalet rústico

Las piezas hechas a mano son uno de los puntos estrella del estilo rústico y uno de los que más personalidad son capaces de aportar.

Por ello, si tienes ocasión, no dudes en echar mano de artesanos locales para el mobiliario y la decoración. Otra gran opción es convertirte tú mismo en artesano y atreverte con la restauración y la recuperación de muebles antiguos. No menosprecies lo tablones desgastados, que pueden llegar a convertirse en una estupenda mesa de comedor, o las puertas antiguas reconvertidas en cabecero de cama. Sírvete de imaginación y atrevimiento y ponte manos a la obra: la satisfacción al ver el resultado será doble cuando el trabajo lo hayas hecho tú mismo.

La madera, tan natural, en tu chalet rústico

Ya lo hemos dicho desde el inicio: uno de los motivos por los que el estilo rústico nos tiene robado el corazón es por su sencillez y naturalidad. Un efecto que consigue apostando por materiales recién llegados del bosque y tonos crudos y suaves que inducen a la calma.

Queremos que vayas un paso más allá y te atrevas con el toque raw en la decoración de tu chalet rústico. Y es que la rudeza de los muebles al desnudo, las vetas de la madera natural y la sobriedad que otorga ese tono sin tratar es uno de los puntos fuertes en la decoración rústica que hará que te fascines con el resultado.

No tengas miedo en hacer que esta decisión reine allá donde tu casa se prolonga: en dormitorios, salones, cocinas y hasta en el baño. Nos encanta el efecto crudo en todo tipo de mobiliario y estancias. Que triunfe la sencillez y la elegancia sin pretensiones que este acabado confiere en sillas, mesas, sillones, bancos en el recibidor rústico y hasta en la cama del dormitorio principal.

Lámparas que arañan el corazón de tu chalet rústico

Ya hemos dicho que la luz natural, al igual que sucede en el estilo nórdico, hace las delicias en las casas de campo rústicas, resaltando toda la belleza natural de la decoración. Pero el punto fuerte de incorporar lámparas de mesa, de pie y lámparas colgantes en el juego de luces de tu chalet rústico es la posibilidad de recrear distintos ambientes y calideces en cada estancia de tu hogar cuando cae la noche.

No renuncies al inmenso potencial decorativo de las luces y ve más allá de las lámparas, elegidas, siempre, como elementos de gran personalidad. Agrega velas, candelabros y pantallas en fibra natural al conjunto. Te encantará el resultado tanto en interior como en el exterior, si tienes la suerte de contar en tu chalet rústico con un bonito porche abierto al campo y al cielo lleno de estrellas.