pareja con calecetines chimenea

Si crees que lograr confort y bienestar en casa durante el invierno, consiguiendo a la vez ahorro energético se trata de una misión imposible, es porque todavía no has leído nuestros consejos sobre cómo calentar la casa sin calefacción. Con estos trucos para el invierno ahorrarás dinero, contribuirás con el medio ambiente y no pasarás frío.

Cómo calentar la casa sin calefacción, ¡es posible!

Con estos trucos para el invierno, sencillos y eficientes, conseguirás el objetivo:

  1. Ventila la casa durante las horas que de más el sol y solo durante un tiempo prudencial de unos 5-10 minutos. Una correcta ventilación será suficiente para lograr un ambiente sano, libre de virus y bacterias, sin perder demasiado confort térmico en el interior.
  2. Usa la ropa adecuada. ¿Conoces el dicho sueco de “no existe el mal tiempo, solo la ropa inadecuada”? Aplícalo también en casa. No es necesario que vayas en abrigo y con guantes, pero tampoco en manga corta. Utiliza ropa de andar por casa cómoda y calentita, con forros polares ligeros pero muy pero que muy calentitos. Calcetines gordos o zapatillas peludas y una bata bonita, aportarán calor natural al cuerpo.
  3. Las tradicionales bolsas de agua caliente para los pies son un recurso de toda la vida, que sigue funcionando.
  4. Abriga también la casa. Con alfombras, plaids, ropa de cama de franela, una decoración cozy… Los textiles del hogar te ayudarán a subir la temperatura, así como los colores tierra y tonos cálidos.
  5. Las cortinas, de color oscuro. Absorben la radiación solar y ayudan a subir y mantener la temperatura. Otra alternativa es recurrir a las cortinas dobles o térmicas, que por un lado sean finas para dejar entrar la luz y, por el otro, otra capa más gruesa que actúe como barrera para el frío. Y es que aislar ventanas del frío es un aspecto crucial para ahorrar en calefacción.
  6. Contar con unas ventanas de buena calidad y un aislamiento térmico adecuado reduce hasta un 70% las pérdidas energéticas en el hogar. Si las ventanas y puertas de tu vivienda son de aluminio, puedes aislar las ventanas o quizás sea el momento de pasarte al PVC, material que aporta un mayor aislamiento térmico. Aprovecharás al máximo la temperatura del aire acondicionado en invierno.
  7. El simple gesto de cerrar puertas te ayudará a mantener el calor en las habitaciones.
  8. Si tienes chimenea de leña, enhorabuena. Este método ancestral para calentar la casa es natural y supone un gran ahorro en calefacción, tanto eléctrica como de gas.
  9. Si no tienes chimenea, enciende velas. Sí, vale, no es lo mismo, pero especialmente en estancias pequeñas, las velas calientan y aromatizan. Mantenlas alejadas de los niños, de las cortinas y mantas y recuerda apagarlas siempre antes de acostarte.
  10. Aísla las paredes más frías con los materiales adecuados o con mobiliario con libros y cuadros que aporten una segunda capa de protección. En nuestro artículo sobre cómo aislar una pared del frío encontrarás todos los tips al respecto.
  11.  Recurre a recetas de invierno que te calienten por dentro. Los platos de cuchara son típicos de esta época del año por cuestiones prácticas y de salud, no lo olvides. Sopas y guisos humeantes te harán entrar en calor.
  12. Hacer ejercicio en casa. Es otra forma, sana y beneficiosa, para tener apagada la calefacción y mantenernos en una temperatura óptima en nuestro hogar. Hay muchas opciones de hacer deporte en casa: bici estática o clases de gym online te harán sentir mejor en todos los sentidos.
  13. En el caso de que no haya más remedio que poner la calefacción, pon la temperatura de la casa a 21ºC. Es la temperatura ideal para dormir. Aunque se dice que es más caro encender la calefacción que mantenerla marcha, conviene saber que, a pesar del pico de gasto del encendido, si bajamos la temperatura a 16ºC durante la noche, ahorraremos un 13% con respecto a mantenerla encendida a 20ºC. Recuerda: cada vez que aumentamos en un grado el termostato, la factura de la calefacción se incrementa un 7%.
  14. Las bio estufas y chimeneas independientes cuestan alrededor de 60 euros y, para su instalación, no es necesario hacer variaciones arquitectónicas en el hogar. Explora otros sistemas de calefacción innovadores, como las estufas de poli combustible, la calefacción por infrarrojos, las bombas de calor geotérmicas o las calderas renovables de tecnología aerotérmica.
  15. No pongas ropa en los radiadores, a no ser que fuera este lloviendo y no puedas tender. Secar ropa en invierno es una tarea complicada, lo sabemos, pero debemos procurar que las fuentes de calor queden libres para que el aire circule mejor.
  16. La vegetación también ayuda. Si tus ventanas o balcones están cubiertos por árboles de hoja caduca, no hay problema para que el sol invernal caliente la casa, porque no encontrará obstáculos. Pero si tienes delante árboles de hoja perenne, pódalos para evitar el bloqueo de la luz. Las plantas trepadoras también son buenos aislantes contra el frío.

Cómo evitar el frío en una habitación

Si tienes habitaciones especialmente frías quizás te ayuden estos consejos:

  • Alíate con los electrodomésticos. Estos aparatos generan un aumento de la temperatura el cual, aunque sea escaso en época de frío, se puede aprovechar.
  • Busca que el calor de fuera se guarde dentro para que no salga. La energía solar es la clave.
  • Zonifica el calor. Ya conoces la frese de “divide y vencerás”, pues ponla en práctica cerrando las puertas de todas las habitaciones de la vivienda.
  • Para que el frío no entre en una estancia, abre persianas y cortinas durante las horas que le de el sol. Y, al contrario, cuando el astro rey se ponga, cierra persianas a cal y canto.
  • Evita corrientes de aire con cinta aislante adhesiva, aplicada en posibles huecos, grietas o rendijas.

Consejo de lectura: No te pierdas nuestro artículo sobre cómo calentar la casa correctamente con los mejores trucos y consejos para no pasar frío en los meses de invierno.

Aunque te parezca mentira poder calentar la casa sin usar gas ni electricidad, algo que sería ideal en los tiempos que corren, ya has visto que es posible. Con estos trucos sobre cómo combatir el frío en casa de la forma más natural y económica, lo notarás.

Colchas y mantas para estar bien abrigado