Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

escalera decorativa y bici blanca

Las escaleras exteriores no solo nos ayudan a salvar desniveles sino también a añadir un elemento decorativo a nuestro jardín o a la fachada de nuestra casa. Y las hay de mil estilos y acabados: rústicas escaleras de madera, sencillas escaleras de piedra natural o de gravilla, románticas escaleras de caracol de hierro o también looks contemporáneos conseguidos con una simple escalera metálica de líneas rectas. Dependiendo del estilo de tu casa o de tu jardín, te quedará mejor una u otra versión.  

A cada escalera, sus plantas 

Las escaleras de exterior nos ofrecen la oportunidad de jugar con las plantas con las que las acompañamos porque hay un paisajismo ideal para cada estilo de escalera. No dejes la elección de plantas y flores al azar. Solo así conseguirás exteriores, magníficos. ¿Por ejemplo? Si los colores de tu escalera son oscuros, como las escaleras de madera oscura o de pizarra, acompáñalos de plantas con verdes vivos. Si hablamos de una escalera metálica de color plateado, de nuevo, los verdes vivos le encajarán, pero también las flores con mucho color. Y si tenemos en casa una escalera de caracol en el exterior, decorarla con macetas en terracota como las que puedes encontrar en WestwingNow, le dará calidez y a la vez, la llenará de color. 

3 escaleras exteriores muy naturales 

Si quieres integrarlas completamente en tu jardín, lo ideal es utilizar materiales naturales para hacerlas. ¿Cuáles? 

Madera: las escaleras de madera son una muy buena opción. Puedes hacerlas totalmente revestidas –tanto la huella como el frente– con lamas lisas de madera para facilitar su acceso o bien crear escalones de tierra compactada y limitarlos con pequeños troncos de madera que no solo aguantarán la tierra, sino que darán a la escalera de exterior un look muy rústico y natural.  

Consejo: Una idea muy decorativa a la hora de decorar escaleras de madera realizadas con troncos es tapizar la huella del escalón con césped o bien dejar que crezca la hierba en él de forma natural.  

Piedra: las escaleras exteriores construidas con bloques o losas de piedra caliza irregulares también quedan perfectas en un jardín. Estrechas o anchas, tienen un aire romántico, como de jardín antiguo. Una buena idea es acompañar sus lados con rocalla o enredaderas que tapicen el suelo. Maravillosa combinación.  

Consejo: Cuanto más irregulares sean los bloques o losetas de piedra, más se integrarán en el espacio exterior. 

Gravilla: las escaleras exteriores realizadas a base de escalones de huella ancha con gravilla compactada también consiguen tener un aspecto muy natural. Como en el caso de las escaleras de madera, un tronco de madera, tipo traviesa de tren, queda perfecto para limitar cada escalón y retener la tierra y la gravilla.  

Consejo: Para estilos contemporáneos, combinar gravilla y planchas metálicas con efecto óxido queda moderno y minimalista.  

Del hormigón al metal  

Hay otros muchos materiales con los que podemos crear escaleras de exterior más allá de los más naturales, pero nos quedamos con dos de aire muy actual y a la vez, muy armónicos con los espacios exteriores. El hormigón es uno de ellos: los bordillos rebozados de cemento, hormigón o de microcemento, sin otro material añadido, y con acabado irregular, ofrecen escaleras de exterior de look sencillo, ideales para casas de estilo ibicenco, por ejemplo. Este tipo de escaleras, pintadas de blanco, quedan perfectas, y en grisáceo o en color entre arena y terracota, se mimetizarán mejor con el terreno.  

Idea verde: A las escaleras de exterior de color blanco y grisáceo, para acompañarlas, les quedan perfectas las plantas tipo rocalla y las lavandas. Y a las de color arena y terracota, las plantas de verdes intensos.  

Otro tipo de escalera que queda perfecta en exteriores es la escalera metálica. Las hay de aire romántico, en hierro pintado de negro, rectas o con estructura de escalera de caracol, y las hay con acabado rugoso, en color rojizo-oxidado, de estilo más moderno y contemporáneo. 

Instala una escalera de exterior en tu casa ¡y crea caminos mágicos!