movil con app para manejar el hogar

Cada vez hay más familias que temen por la seguridad en casa. En los últimos años ha habido un repunte en la contratación de sistemas de alarmas. Pero lo que no saben muchas de esas familias es que algunas de las medidas antirrobos más efectivos las pueden realizar ellos mismos. Claro está que actualmente la mejor manera de proteger su casa es a través de la domótica. ¿Aún no sabes cómo?   

Cómo impedir que roben en casa 

La domótica aumenta la seguridad de tu casa mediante varios dispositivos que controlan su acceso. Pero no es la única manera de evitar la entrada de ladrones. Te enumeramos algunas de las medidas antirrobo más sencillas para que las apliques ya.  

  • Refuerza tu puerta: puedes hacerlo con algún tipo de refuerzo exterior. O directamente instalar una puerta blindada o acorazada (puerta fabricada en acero y chapada en madera). Otra opción más económica es instalar una cerradura inteligente.  
  • Asegura tus ventanas: las ventanas son el primer punto de vulnerabilidad de un a casa. Blindarlas con un cristal grueso o doble es primordial. Si tu vivienda es un piso bajo, asegura tus aperturas con verjas y rejas. Y baja las persianas siempre que puedas para dificultar la entrada de los ladrones. 
  • No dar sensación de abandono: bajar la persiana puede dificultar la entrada de los ladrones, pero no va a impedir que lo intente. En cambio, si dejas las persianas abiertas dará la sensación de que la vivienda está habitada y un ladrón raramente se atreverá a entrar en tu casa si tú estás en ella. 
  • El telefonillo debe funcionar: si por lo que sea nuestro telefonillo no funciona correctamente y no oímos bien a la persona que nos está llamando, acabamos por abrir la puerta a cualquiera. Repara tu telefonillo antes de que se te cuela algún indeseable. Pero si lo que quieres es una mayor seguridad, lo mejor es instalar un telefonillo con cámara para ver la persona que está al otro lado de la puerta. 

La domótica aumenta la seguridad en casa 

La domótica permite controlar de una forma mucho más eficiente los cerramientos del hogar, sea en puertas, ventanas o balcones. También puedes contar con sistemas de seguridad domóticos como alarmas conectadas con cámaras de videovigilancia y que puedes controlar desde tu smartphone.  

Hay muchos dispositivos que permiten mejorar la seguridad en tu casa, pero sobre todo nos preocupan los más mayores. La domótica en este sentido también se adapta a estos y proporciona a los más dependientes un sistema muy fácil para ellos para protegerse de un eventual allanamiento de morada. Además, la domótica también se adapta al control de la salud de los más desvalidos. Desde los altavoces inteligentes hasta los modernos botones de emergencia. Todo sirve para avisar con celeridad a los servicios de emergencia. 

Dispositivos para la seguridad en casa 

Año tras año, a aparecen nuevos robots, nuevos dispositivos y sistemas orientados a aumentar la seguridad en casa. Estos son algunos de los principales dispositivos que toda casa inteligente debe tener: 

  • Sensores: de movimiento, para controlar los movimientos dentro o en los aledaños de la casa; de temperatura, para saber en todo momento la temperatura de la casa; de agua, para cerrar o abrir grifos (muy útil para sistemas de riego); de sonido, determinan si hay algún ruido molesto o si el volumen de la música está demasiad o alto; y de iluminación, que analizan la cantidad de luz que hay en una estancia y la regulan para no consumir tanto.  
  • Actuadores: los sensores analizan las variables de luz, temperatura, movimiento, etc. y los actuadores son los que reciben y ejecutan la orden que les decimos desde nuestro móvil o la que está programada por defecto. Un asistente virtual puede ser uno de estos actuadores que centralicen varias de las órdenes comandadas. 
  • Cámaras de videovigilancia y alarmas de casa: la clave está en tener controlado todos los rincones de la casa. Además, hay sistemas de alarma de intrusión a medida. Puedes configurar tu sistema con los detectores de presencia, de sonido o de temperatura. O incluso con los sensores de contacto en las puertas o ventanas. En cuanto a las alarmes, hay las llamadas alarmes por etapas. Primero activa una alarma silenciosa, donde solo se encienden ya apagan las luces, un sistema para ahuyentar a los ladrones si aún no han entrado. Y luego la alarma sonora, la clásica sirena que alerta a todo el vecindario. Además, también se puede activar la subida de las persianas y la música para que suene al máximo volumen.  

Detalles a tener en cuenta

Pero hay que advertir de que la domótica tiene una serie de vulnerabilidades a tener en cuenta. Todos estos dispositivos están conectados a la red Wi-Fi (a menos que tengas toda la casa cableada, que tampoco es lo más recomendable) y, por tanto, deben tener los protocolos más altos de seguridad para impedir que cualquier ciberataque pueda levantar todos los protocolos de seguridad. Pero aun así hay algunos de estos dispositivos que presentan vulnerabilidades a la hora de comunicarse con los smartphones sincronizados. 

¿Y si la casa que quieres domotizar está en las afueras en una zona donde el Wi-Fi va y viene? Si se pierde la conexión, todos los dispositivos pueden resultar ser inútiles. Lo mejor es asegurarse de disponer de una buena red de Internet e instalar tantos routers repetidores como sea posible para que la señal de Wi-Fi llegue a todos los rincones. 

Por otro lado, al disponer de muchos dispositivos conectados a un mismo centro controlador este se puede ver aturullado al recibir constantemente órdenes. La velocidad de la red y la cantidad de usuarios conectados al sistema pueden terminar congestionando la red y disminuir la rapidez de transmisión, provocando la ralentización de las funciones. 

Duerme seguro.