Sofá rinconera gris en salón luminoso blanco

Los sofás son los reyes del salón. Todo gira en torno a ellos: los muebles, las luces e incluso los accesorios. El sofá rinconera es uno de los favoritos a la hora de añadir en un salón. Son cómodos, elegantes y ayudan a dividir espacios. Te enseñamos todo lo que debes saber sobre estos sofás.  

El sofá rinconera es también conocido como sofá esquinero o chaise longue, ya que cubre dos ángulos diferentes de un espacio al situarse en una de sus esquinas. Esta cualidad es también la mayor ventaja que ofrece un sofá rinconera, ya que es el asiento ideal para evitar dejar puntos muertos en el salón, aprovechando muy bien todo el espacio disponible. Además, el sofá rinconera ofrece mucho más espacio para sentarse que los sofás más convencionales de dos o tres plazas. Su diseño hace que podamos tanto sentarnos como tumbarnos cómodamente en el sofá a ver nuestra película favorita. Además, lo bueno de estos sofás es que aumentarás asientos por si tienes invitados en casa.  

La elección de colores

La elección de colores de un sofá rinconera quizás sea más crucial que la de los sofás o sillones convencionales, ya que sus grandes dimensiones afectan considerablemente el efecto en el espacio general del salón.

Los colores oscuros, por ejemplo, pueden crear rápidamente el efecto de que el sofá se vea demasiado pesado y voluminoso, transmitiendo esta sensación al salón, que pasa a parecer más oscuro y sin vida.

Un sofá rinconera es por si solo lo más destacable del salón, por lo que debe mantenerse en un plano más general utilizando colores claros en su tapizado y sencillamente aportar toques de color con accesorios y pequeños detalles decorativos. Un sofá rinconera en suaves tonos pastel o colores claros como el beige, el crema o el blanco son las opciones más acertadas, dejando esta pieza en un segundo plano y aportando una sensación de tranquilidad y relax típica de los salones y otras áreas de descanso de la casa.

Sofá rinconera para el interior 

En el interior podrás utilizar y combinar el sofá esquinero de muchas formas. Tanto si tienes una casa con más o menos espacio puedes integrar este sofá. Te enseñamos algunas de las ventajas de estos sofás en el interior de tu casa:  

  • División de zonas: no necesitarás de un biombo o de una estantería, simplemente con un sofá rinconera podrás dividir zonas al instante. Podemos utilizar el sofá rinconera como un separador de ambientes, colocando una parte contra la pared y dejando la otra libre. De esta manera, estaremos creando cierta separación en el espacio abierto de la habitación.Esta opción de separador de ambientes tiene otra variante ideal para salas grandes y abiertas tipo loft, que se consigue colocando el sofá esquinera en su totalidad en el medio del salón evitando tocar las paredes, creando así dos ambientes distintos en la misma habitación. La mayor ventaja de utilizar un sofá rinconera como separador de ambientes es su altura, ya que, al ser más bien baja, permite tener una clara visibilidad de las diferentes zonas.
  • Mayor amplitud: otra de las cosas que nos encantan de estos sofás es que dan mucha amplitud. Ganarás metros y sentirás que todo está mucho más ordenado y mejor organizado.  Sólo hay que tener en cuenta unos pequeños detalles para que verdaderamente el sofá rinconera quede perfecto y no tengamos la sensación de que nos come el espacio disponible en el salón.  Por una parte, podemos posicionarlo directamente en la esquina de la habitación, dejando libre el resto del espacio para llenarlo con otros muebles y accesiorios.
  • Más textiles: al tener más espacio en el sofá podrás añadir más textiles tanto cojines como plaids para que tu, y tus invitados se sientan cómodos en el sofá. 
  • Sofá rinconera a medida: lo bueno de estos sofás es que incluso podemos hacerlos a medida. Una buena idea es integrarlos en la pared, luego añade unos cojines bastante cómodos y ya tendrías un sofá rinconera ideal, y único.  
  • Ideal para amplios salones: si tienes la suerte de vivir en una casa de campo con habitaciones amplias o un loft urbano de grandes dimensiones, un sofá esquinero te ayudará a crear un ambiente confortable. Para dar un aire sofisticado puedes optar por un sofá esquinero de piel.
  • Solución para familias numerosas: los sofás de dos y tres plazas resultan muchas veces insuficientes para las familias numerosas. De este modo, un sofá esquinero ofrece muchas opciones ya que existen distintos tamaños en función de nuestras necesidades. Por fin, ¡un sofá perfecto para reunir a pequeños y mayores!
  • Ajusta el modelo a tu gusto: tanto si te apetece estirarte como si quieres sentarte cómodamente, tu sofá esquinero se transforma según el momento. Eso es lo que permite el diseño tipo chaise longue o bien, los que incorporan un módulo de descanso que puedes utilizar como plazas supletorias o bien, para aumentar tu comodidad.

Sofá rinconera para el exterior 

No solo los sofás esquineros o rinconera van bien para el interior, también para el exterior. En el exterior incluso son una de las opciones más populares. Muchos de los sofás que incluimos en el exterior son más bien hechos a medida con cemento o a través de palets. La ventaja de estos últimos es que podremos mover el sofá a cualquier zona de la terraza si nos apetece, mientras que los sofás hechos de cemento no. Aunque es cierto que si optas por un sofá rinconera a medida puedes añadir almacenaje en la zona baja del sofá. Esto te permitirá tener más espacio para guardar elementos como mantas e incluso accesorios para la mesa de exterior.  

Trucos para que tu sofá rinconera luzca en el salón 

  1. Apuesta por sofás en colores neutros: al ser colores claros ganarán más protagonismo en el salón. Además, al ser sofás tan grandes si añadimos un color más claro sentiremos más amplitud. Incluye textiles en diferentes estampados y colores para agregar ese plus de color.  
  2. Añádelo en medio del salón: si quieres que el sofá se convierta en el auténtico rey del salón añádelo en el centro. Con lo sofás convencionales esto no es posible, por lo que aprovecha y conviértelo en el centro de todas las miradas.  
  3. Cuestión de equilibrio: los sofás rinconera suelen ser bastante grandes por lo que una buena forma de compensar su equilibrio es añadiendo muebles un poco más bajitos y ligeros.