tumbonas con cojines y piscina

Pocas ideas más refrescantes y estimulantes se nos ocurren que construir tu propia piscina en ese rinconcito del jardín que reservas desde hace tiempo. Y es que contar en tu casa con un oasis de relax para los días de calor es un lujo al alcance de los afortunados que cuentan con un terreno para ello ¿Piscina en azotea o piscina en jardín? ¿Piscina de exterior vs. piscina de interior? No importa cómo sea la que tienes en mente: en Westwing hacemos un repaso por todos los tipos de piscinas que hay en el mercado, sus materiales, formas y diseños, para que configures la tuya paso a paso. ¡Vamos a zambullirnos de lleno en la inspiración!

Qué tener en cuenta para encontrar la forma ideal

Es obvio que el espacio con el que contamos, tanto en lo que se refiere a tamaño como a ubicación, va a ser el principal factor que condicione la idoneidad de la piscina elegida. Pero, además de evaluar el entorno y la superficie sobre la que la vamos a instalar, debemos tener muy presente también cuál va a ser su uso.

¿Buscas una piscina para ponerte en forma, para convertirla en el lugar preferido por tus hijos para sus juegos o prefieres que sea un elegante elemento de diseño más en el que aliviarte con un baño relajante los días de calor? La profundidad y la forma de la piscina se van a ver condicionadas por el uso que piensas darle: descubramos cuál es el modelo que mejor se adapta a cada ocasión.

Tipos de piscinas según su forma

¿Tienes la suerte de tener un terreno para construir una casa con piscina privada? Tanto si te seducen las clásicas piscinas rectangulares como si buscas modelos más originales con curvas muy orgánicas adaptadas a tu jardín, en Westwing sabemos que hay una forma de piscina perfecta para tu hogar. ¿Listo para descubrirla?

Piscinas rectangulares

Las líneas rectas son una tendencia que nunca ha abandonado el diseño de piscinas. Si son un clásico, es por algo. Y es que además de su extraordinaria funcionalidad, pues son la mejor opción para practicar deporte, su versatilidad es absoluta y encajan a la perfección en cualquier tipo de espacio.

Ideales para una piscina interior o un exterior, para un terreno común o para un espacio privado, las piscinas rectangulares suman elegancia a cualquier entorno. Y… ¿nos guardas un secreto? El diseño sencillo de las piscinas rectangulares tiene una gran ventaja: ¡son las más fáciles de limpiar y mantener!

Piscinas en forma de riñón

Puede que su nombre no te parezca muy sugerente… ¡Pero su forma realmente sí lo es! Un clásico en los jardines privados, las piscinas en forma de riñón aportan glamour allá donde van. Y además son ideales para crear dos profundidades distintas en cada una de las áreas de la piscina.

¡Perfectas para aportar un toque chic a tu terraza y asegurar horas de diversión para toda la familia!

Piscinas circulares

Al más puro estilo jacuzzi, las piscinas con forma redondeada son ideales para aprovechar al máximo los espacios reducidos, por ejemplo en un patio con piscina.

Suelen ser de tamaño pequeño o tamaño medio, por lo que no son las más recomendables si pretendes pasar horas nadando, pero son perfectas para sentarse en su borde degustando tu mejor cóctel con tus invitados.

Piscinas con forma libre y piscinas con diseño irregular

Hemos hecho un repaso por los tipos de piscinas más clásicos, pero, si lo tuyo es ir por libre y buscas una forma original para tu piscina, te encantará conocer todas las posibilidades que te ofrece el mercado.

Piscinas en forma de ocho para los más pequeños de la casa, piscinas en forma de I para los amantes de la natación que buscan prolongan la extensión de agua para disfrutar de sus largos, piscinas en forma de L para aprovechar hasta el menor rincón y piscinas de diseño irregular para hacer realidad tus fantasías.

¿Siempre has querido una piscina en forma de corazón, te encantaría imitar las curvas imposibles del mar en tu jardín o sueñas con un diseño asimétrico y extravagante que deje boquiabiertos a tus invitados? ¡Hazlo posible! Encarga el un modelo a medida para tu piscina y da rienda suelta a tus ideas más creativas. Solo nos falta un paso: descubrir cuál es el material perfecto para conseguirlo. ¡Allá vamos!

Tipos de piscinas según los materiales

Son tres los materiales para piscina que han conseguido subir al podio de Westwing. Su versatilidad, su resistencia y su practicidad han sido los criterios por los que nos han convencido. Examinamos con detalle los mejores materiales para tu piscina y sus ventajas. ¡Toma nota!

Piscinas de hormigón

Si buscas una piscina que dure en el tiempo, de gran resistencia y de total versatilidad para hacer realidad tus ideas, las piscinas de hormigón te lo ponen muy fácil. Además, ¡su mantenimiento es de los más sencillos!

Piscinas de acero inoxidable

Las más duraderas, las piscinas de acero inoxidable están preparadas para resistir generaciones de juegos. Su limpieza es, además, muy sencilla.

Consejo: si quieres disfrutarlas en perfecto estado mantén a raya los productos químicos para que el acero no se oxide ni presente manchas antiestéticas que estropeen y afeen el material.

Piscinas de fabricación mixta

La opción para quienes lo quieren todo. Si buscas las ventajas de las piscinas de poliéster, las piscinas de acero inoxidable y las piscinas de hormigón… ¿para qué elegir pudiendo tenerlo todo?

Las piscinas de fabricación mixta son las que presentan mayor durabilidad y margen de personalización en lo que a color, forma, tipo de bordes y tamaño se refiere. Y son, sin duda, una de las mejores opciones que ofrece el mercado en la actualidad. Su único inconveniente es el tiempo de instalación: al menos unos 15 días.

Pero, si prefieres decantarte por una piscina desmontable que no requiera obra para tu jardín, una opción muy estética son las piscinas de madera. Estas piscinas de fabricación mixta, generalmente de acero revestido en paneles de madera y prefabricadas de poliéster, te sorprenderán por la versatilidad de sus formatos, medidas y profundidades, así como por la gran calidad de sus acabados.

Tipos de piscinas de lujo: piscinas desbordantes y piscinas tipo espejo

No podíamos terminar este repaso sin uno de los tipos de piscinas que más fascinación ejercen sobre nosotros: las piscinas desbordantes, ideales para grandes superficies en las que llevar un pedacito de mar a tu jardín.

El agua de este tipo de piscina desborda y se recoge en canales adosados. Nos encanta el efecto de las piscinas tipo espejo: aquellas en las que el agua desborda por todos los lados generando una ilusión de estanque natural. ¡La exclusividad y elegancia de su diseño nos conquista!

¿Ha surgido la magia de la inspiración y ya sabes cuál de todos estos tipos de piscinas es el tuyo? ¡Ponte el bañador y lánzate al disfrute!

Descubre las toallas perfectas para tu próximo día de piscina