Accede a las mejores marcas hasta -70%

Accede a las mejores marcas hasta -70%

Cómoda de cocina con cuadros y set de vajilla dorada

La cocina es un espacio donde buscamos funcionalidad, pero es cierto que cada vez más nos gusta que sea una zona que esté bien decorada. Las visitas a casa hacen que queramos presumir de una cocina elegante y bien decorada. Una buena forma de darle un toque decorativo y sencillo es con cuadros para la cocina. Los cuadros ayudan a vestir las paredes y darle ese plus de color que todo espacio necesita.  

En la cocina no solemos contar con mucho espacio. Buscamos una cocina básica en blanco y gris que sea atemporal y sobre todo práctica. A veces buscando la funcionalidad perdemos algo de calidez. Dale un toque más acogedor a la cocina con pequeños cuadros en madera. Puedes comprarlos incluso lisos y luego hacerles el dibujo o la frase que prefieras. ¡Toma nota! 

  1. Paso

    Lija la madera del cuadro para conseguir un efecto más anticuado. Una vez que ya tengas el color de la madera deseado aplica un protector. Con este protector conseguirás que la pintura dure mucho más tiempo. Luego barniza el cuadro simplemente. 

  2. Paso

    Una vez que esté seco el cuadro es hora de añadir con un pincel pequeño el dibujo que más nos guste. Para la cocina quedan muy bien los dibujos de plantas o frutas y verduras. Puedes si quieres imprimir el diseño que te guste y luego simplemente copiarlo en la madera. Te recomendamos usar una pintura blanca para hacer el borde del dibujo. 

  3. Paso

    Escribe una frase o una palabra que te guste junto con el dibujo para terminar el cuadro. También si quieres darle un toque más de color al cuadro puedes rellenar por ejemplo la fruta, verdura o plantas con color.  

  4. Paso

    Cuelga tus cuadros con una cuerda de sisal por detrás, así conseguirás un look más rústico. Y ya está, con estos sencillos pasos tendrías unos cuadros para la cocina perfectos y asequibles.  

Cuadros para la zona del comedor 

Los cuadros para la cocina nos encantan, pero en la zona del comedor mucho más. Te enseñamos algunas de nuestras favoritas:  

  • Lienzos: son perfectos para presidir el comedor. Puedes buscar uno bastante amplio o incluso una combinación de varios. Sobre todo si cuentas con una pared en blanco te ayudará a agregar un plus de color y vida. Nuestros favoritos son los lienzos abstractos y con colores pasteles.  
  • Cuadro en relieve: los cuadros con textura son tendencia tanto de hilos como de terciopelo. En el caso del comedor busca un cuadro más ligero, pero con un color intenso como el rojo. Crea un comedor exótico, y dale contraste con una mesa y sillas de madera natural.  
  • Composición de varios cuadros: llena la pared del comedor con un mural de fotografías, por ejemplo de la familia y en blanco y negro. Conseguirás una pared personalizada y con un encanto único. Puedes ir cambiando las fotografías cada año.