Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Fundas nórdicas de 135x200 en azul claro

Para lograr tener un dormitorio agradable es importante tener en cuenta distintos aspectos, desde los muebles, accesorios, cortinas, alfombras y, evidentemente, una ropa de cama bonita y acogedora. Si quieres tener unas noches de ensueño, las fundas nórdicas que escojas deben ser las adecuadas para el estilo de tu habitación y para tu comodidad. La mayoría de los edredones tienen un tamaño estándar de 135×200 cm, por lo que es muy sencillo encontrar fundas nórdicas de todos los estilos, diseños y colores que te puedas imaginar. Escogiendo la ropa de cama adecuada, lograrás tener un dormitorio perfecto y unos sueños aún mejor.

El dormitorio es nuestro refugio, el lugar donde desconectar del día y descansar para empezar cada día con energía y ganas. Por este motivo, en Westwing queremos proporcionarte toda la información e inspiración que necesitas sobre camas, ropa de cama, fundas nórdicas y consejos de decoración para tu dormitorio. No te pierdas nuestras ventas semanales con productos exclusivos y ropa de cama en nuestro club de ventas Westwing.

Ropa de cama 135 × 200: diferentes materiales

En este tamaño, la selección es casi ilimitada. El conjunto siempre incluye una funda para el edredón y dos fundas de almohadas de 70×75. A continuación, hemos hecho un pequeño resumen de los distintos materiales para fundas nórdicas:

  • Fundas nórdicas de franela: la suave ropa de cama de franela es particularmente popular en invierno debido a su calidez. Tiene un material aterciopelado, suave y esponjoso en la piel y proporciona un sueño agradable. Suele estar hecha de algodón o lana, materiales muy calentitos y más en una manta de 135×200 cm.
  • Fundas nórdicas de microfibra: la ropa de cama de microfibra es moderna y cada vez más popular. El tamaño 135×200cm es particularmente popular entre las personas alérgicas porque desafía los ácaros del polvo y el polen y asegura un sueño tranquilo sin interrupciones. La tela sintética está tejida con hilos que son más finos que la seda y, por lo tanto, la ropa de cama de microfibra es muy transpirable.
  • Fundas nórdicas de franela: la suave ropa de cama de franela es particularmente popular en invierno debido a su calidez. Tiene un material aterciopelado, suave y esponjoso en la piel y proporciona un sueño agradable. Suele estar hecha de algodón o lana, materiales muy calentitos y más en una manta de 135×200 cm.
  • Fundas nórdicas de satén: hechas de algodón e igualmente sedosas, pero de fibras naturales. Es una ropa de cama que se siente bien en la piel y tiene un brillo suave en la superficie.
  • Fundas nórdicas de seda: una ropa de cama hecha de seda promete lujo y comodidad para dormir. Las fundas nórdicas de seda son especialmente recomendables para el verano, por su ligereza y frescor, y en invierno, ya que también pueden ser muy abrigadas.

Fundas nórdicas de 135×200 cm: colores y estampados

Nos encanta nuestra ropa de cama no solo por su función acogedora y cálida al dormir, sino también por sus originales colores y variedad de patrones. Con esto podemos darle a nuestra habitación un estilo completamente nuevo y aportarle más variedad. Especialmente con fundas nórdicas de tamaño estándar, 135x200cm, la selección de materiales, estampados y colores es infinita. ¡Descúbrelos!

La ropa de cama de 135×200 cm también es ideal para los niños, para que puedan acurrucarse a durante sus sueños de aventuras, pero también construir cuevas con amigos durante el día y experimentar aún más aventuras. Dependiendo de la edad y los intereses del niño, las fundas nórdicas de algodón se pueden encontrar en una gran variedad de motivos y de colores infantiles. Los jóvenes músicos podrán elegir fundas nórdicas de 135×200 cm con partituras y notas musicales, mientras que los apasionados de los animales podrán elegir podrán optar por fundas nórdicas con leones, elefantes o jirafas. Además, si a tu hijo/a le gustan las películas y series de Dinsey, podrás encontrar fundas nórdicas de 135×200 cm con sus personajes favoritos.

La ropa de cama de 135×200 cm no es solo ideal para niños, sino que también puede convertirse en el complemento perfecto para una habitación de adultos, combinado con un juego de almohadas de 70×75. Elige tu estilo favorito y selecciona las fundas nórdicas que más te gusten, desde estilo marinero, floral o boho, y combínalos en función de la temporada del año o tu estado de ánimo, ¡tendrás un dormitorio original y agradable!

¡No te pierdas nuestra selección de fundas nórdicas de 135×200!