Accede a las mejores marcas hasta -70%

Accede a las mejores marcas hasta -70%

Funda nórdica de 220x240 de color blanco, rosa y azul

Las fundas nórdicas de 240×220 son ropa de cama de tamaño XXL que cada día se están volviendo más populares. Cada vez más personas eligen las fundas nórdicas grandes por su comodidad y su sensación acogedora.

En Westwing, no es solo el aspecto lo que importa, la ropa de cama también debe ser práctica. 240×220 cm es una medida para verdaderos madrugadores y amantes de acurrucarse juntos bajo la manta. Si encima puedes disfrutar de esta enorme manta solo, puedes acurrucarte debajo de la enorme manta y experimentar un sueño reparador como si estuvieras durmiendo en las nubes. Gracias a las ventas temáticas de nuestro club de ventas online, podrás encontrar inspiración sobre dormitorios y fundas nórdicas de 240×220.

Descubre las fundas nórdicas de 240×220 en Westwing

Una funda nórdica de 240×220 cm es evidentemente enorme, lo cual tiene bastantes ventajas. Si la cama es solo para ti y eliges un edredón tan grande de 240×220 cm, probablemente eres de las que les gusta dormir bajo una manta que lo cubre todo, ya que una manta más pequeña puede que no sea suficiente para ti. A menudo, dos personas comparten el edredón, pero siempre puede ser más grande aún. Algunos no quieren renunciar a la cercanía con la pareja, pero les molesta el más mínimo roce, lo que se puede compensar con una funda nórdica de este tamaño.

Consejos de fundas nórdicas de 240×220

Los edredones de 240×220 ya no son tan poco comunes, siendo cada día más las personas que prefieren compartir una gran manta.

Lo primero que debes saber es qué lado es el ancho y cuál es el largo: 220 indica el ancho de la funda nórdica, mientras que 240 indica el largo del edredón.

Además, las fundas nórdicas de 240×220 deben quedar bien sobre la cama. Debido a su tamaño, lo que puede ocurrir fácilmente es que la funda nórdica se descoloque y el edredón quede hecho un lío. Por lo tanto, las telas muy suaves como el satén o la no son tan recomendables. Muchas telas hechas de algodón o lino tienen una estructura natural, lo que garantiza que la funda nórdica y el edredón no se muevan. El damasco o el brocado bordado también son buenas opciones     , pero desafortunadamente son muy caros.

Acurrucarse bajo una funda nórdica de 240×220

A largo plazo, el precio de la ropa de cama de alta calidad 240×220 importa, ya que solo necesitarás una funda nórdica grande en lugar de dos fundas para dos edredones distintos. Por otro lado, las fundas nórdicas destacan muchísimo en colores sólidos como gris, blanco o crema.

La ropa de cama 240×220 promete lujo y comodidad para dormir. ¡Date un capricho con un extra de relajación!