Accede a las mejores marcas hasta -70%

Accede a las mejores marcas hasta -70%

Niña en su cuarto tumbada bajo un tipi indio

En los últimos años, ha habido un accesorio de decoración que no hemos parado de ver en las habitaciones infantiles: el tipi. El tipi para niños se ha convertido en un imprescindible para las habitaciones de los peques, ya sea en sus dormitorios o en la zona de juegos. Te enseñamos las ventajas de contar con un tipi en casa, y cuáles son nuestras opciones favoritas.  

¿Qué es un tipi? 

La palabra tipi proviene del inglés ‘tepee’, para designar las típicas cabañas hechas de piel de animal, y sujeta por palos de madera. El tipi era utilizado por los pueblos nómadas de Estados Unidos, y les servía para poder moverse con facilidad por cualquier territorio. Hoy se han convertido en un elemento decorativo y de diversión para los niños.  

Ventajas de tener un tipi indio en la habitación de los niños 

Una de las ventajas del tipi para niños es que se puede mover por toda la casa fácilmente. A diferencia de otros muebles que podamos tener en la habitación de los peques, el tipi es un elemento muy fácil de trasladar a las diferentes zonas de la casa. Por ejemplo, si queremos que el niño se divierta cerca de nuestra zona de trabajo podemos mover ahí el tipi con comodidad.  

Otro aspecto que ha hecho que el tipi gane popularidad dentro de la casa es que es fácil de limpiar. Por lo general, los tipis suelen ser de tela de algodón, un tejido que se puede introducir en la lavadora sin problema. Una vez tengamos limpia la tela del tipi podemos volver a ponerlo fácilmente.  

Tipis para niños: lectura, juegos o zona de descanso 

El tipi da muchas opciones para los niños, y también para que los adultos puedan jugar con ellos. Podrás usarlo como rincón de lectura para los niños. Simplemente añade un par de cojines, plaids y una pequeña lámpara, y ya tendrás un espacio para la lectura con los peques. Es una buena forma de que vayan cogiendo el hábito a la lectura de una forma mucho más amena. Si haces esta actividad por la noche, cambia la lámpara por unas guirnaldas, que tienen una luz mucho más suave. De esta forma, el niño se irá relajando poco a poco hasta coger un sueño más profundo.  

El tipi también se puede convertir en una zona de juegos perfecta para los niños. Si además, vienen otros niños a casa podrán disfrutar de un buen rato jugando en el tipi. Añade unos cuantos juguetes y así los peques podrán disfrutar tranquilos en la zona del tipi. Si quieres puedes incorporar una alfombra alrededor del tipi, de modo que si salen de este o quieren jugar fuera puedan tener una zona cómoda donde hacerlo, y protegerse del frío del suelo.  

Un estilo para cada tipi 

Dependiendo del estilo que tengamos en la habitación de los peques añadiremos un tipi u otro. Existe una amplia variedad de tipis para niños, con diferentes tamaños y acabados. Podrás encontrar tipis lisos en color blanco, con estampado de estrellas, con figuras geométricas o en colores más llamativos como naranjas o amarillos. Los tonos pastel también están muy en tendencia y son perfectos para darle un plus de color a la habitación.