tendencias jardines 2022 comedor aire libre rustico

¿Qué son los jardines verticales? ¿Dónde ponerlos? ¿Cómo diseñar un jardín? ¿Qué plantas son las mejores para los jardines verticales? Respondemos a estas y otras preguntas sobre los muros vegetales que tanto se llevan. Son las mejores alternativas para terrazas y jardines pequeños, ya que no ocupan espacio de suelo, aíslan acústicamente la casa y mejoran la calidad del aire. ¡Inspírate con estas ideas de jardín!

¿Qué es un jardín vertical?

Los expertos definen los jardines verticales naturales como plantaciones de hidrocultivo que se colocan en vertical, sujetándose mediante soportes estructurales, fibras o sustratos colocados en módulos, con un sistema de riego propio.

También existen los jardines verticales artificiales, que requieren cero mantenimiento, no atraen a los insectos y cuyo coste económico es menor. En esta categoría también entrarían los jardines verticales de plantas preservadas, que son especies naturales, cosechadas en su mejor momento y a las que se aplica un tratamiento especial para que duren años.

La ubicación del jardín también puede definirlos, distinguiendo así entre jardines verticales interiores y jardines verticales de exterior.

En general, los jardines verticales son sinónimo de paredes vegetales pensadas para decorar una estancia, ya sea un jardín interior o exterior, introduciendo la naturaleza en un hábitat sin ocupar espacio en el suelo.

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

10 claves para crear jardines verticales

  • ¿Dónde? Se pueden instalar jardines verticales en cualquier espacio de la casa. Eso sí, si escoges un jardín vertical natural, de plantas vivas, deberás prever una toma de agua y un desagüe para su sistema de riego.
  • Los lugares más comunes donde suelen encontrarse son en terrazas o patios de tamaño reducido, aunque también quedan genial en grandes jardines. Pasillos, distribuidores y el salón son estancias a las que un jardín vertical puede dar mucha vida.
  • El principal secreto es elegir una pared que mantenga las condiciones óptimas de humedad y que no reciba demasiado sol directo.
  • ¿Qué plantas son las mejores para crear jardines verticales naturales? Selecciona especies según el clima de tu zona y la luz de la orientación de tu casa. S tu jardín vertical viste un muro exterior, opta por plantas resistentes si está orientado al sur o más delicadas si se halla en la cara norte. Para los jardines verticales interiores, los expertos recomiendan especies tropicales. Las variedades de trepadoras y enredaderas, como la hiedra, la madreselva o el jazmín, son las más habituales si deseas lograr un frondoso resultado final. Las especies más “tapizantes”, o plantas para jardines verticales que crean distintas texturas y volúmenes, son: el Ficus pumila, Asparagus splendens, Cyrtomium Falcatum, Chlorophytum comosum y Farfugium Japonicum. Junto con las suculentas, las plantas aromáticas son una de las opciones más habituales a la hora de crear un jardín vertical, ya que resultan resistentes y estéticamente vistosas.
  • En cuanto a su mantenimiento, suele ser más rápido y fácil que el de los jardines convencionales. Con un pero: tendrás que controlar las podas e instalar un buen sistema de riego, abonos y los cuidados fitosanitarios adecuados.
  • La iluminación es otra clave en los jardines verticales. Ponerles focos cenitales y/o desde el suelo hará que de noche tu jardín sea toda una delicia.
  • ¿Qué soportes son los más adecuados para un jardín vertical? Si no quieres complicarte la vida, puedes decantarte por un jardín colgante vertical a base de macetas, o bien colgadas o bien instalando soportes para ellas en la pared que elijas. Bastará con una base a modo de cuadrícula y unos ganchos mediante los cuales colgar las macetas. Los jardines verticales tradicionales se cultivan sobre soportes especiales, gracias a los cuales presentan ese aspecto compacto tan evocador. En cuanto a soportes, los hay de varios tipos: desde sencillos portamacetas de fieltro tipo bolsillos geotextiles, pasando por sistemas modulares o flotantes tipo enrejados, las clásicas celosías, paneles y estructuras de madera, baldas, estanterías o palés donde tener las plantas en macetas, hasta sistemas más sofisticados con autorriego.
  • Una vez por semana, pasa con un spray difusor lleno de agua para rociar las hojas y mantenerlas limpias de polvo y tierra.
  • El sustrato más adecuado para jardines verticales está condicionado al tipo de plantas que vayamos a usar para decorarlo. Así pues, el sustrato más recomendable será aquel que te asegure unas condiciones de sujeción, acceso del oxígeno a las raíces, una adecuada retención de agua y los nutrientes necesarios. Puedes usar sustrato universal, mantillo, compost, perlita o fibra de coco, por ejemplo.
  • Los riegos, si no cuentas con un sistema automático, tendrán que ser frecuentes y cortos, nunca a presión.

Paso a paso para hacer un jardín vertical DIY

Ni el espacio ni el tiempo son impedimentos para tener un decorativo muro vegetal en casa. ¡Hecho con tus propias manos!

  • Para construir tu “ecosistema vertical”, primero piensa en el espacio donde lo quieres. Te sugerimos balcones, pasillos, salones, incluso en la cocina.
  • Vale, ahora que ya sabes donde lo vas a colocar, piensa qué tipo de jardín vertical deseas: natural o artificial. El segundo te dará menos trabajo, por descontado, pero menos naturalidad, perdiendo los beneficios que aportan las plantas reales.
  • Necesitarás una toma de agua para regar o conectar el sistema de riego y goteo.
  • Revisa la pared donde quieras instalarlo. Ha de ser resistente.
  • Las herramientas básicas para cultivar tu jardín vertical son: azadilla de lanza, un escardillo para remover tierra, un cultivador, un trasplantador, rastrillo de mango, capazo y guantes.
  • Cubre la pared con una lámina impermeable, por ejemplo, de material plástico.
  • Aplica dos capas de geotextil en las que tendrás que practicar varios cortes, donde colocar la raíz de las plantas o el musgo.
  • Instala un sistema de riego por goteo que mantenga la humedad.

Los jardines verticales, o muros vegetales que crecen en una pared, son la mejor opción para rodearte de naturaleza en exteriores pequeños y urbanos. Y para los más sostenibles, un jardín vertical aumentará la eficiencia energética de su vivienda, gracias a su increíble aislamiento. ¡Viva la jardinería vertical!