escritorio y pantalla de ordenador

Trabajar desde casa tiene muchas ventajas, entre ellas poder levantarnos algo más tarde ya que evitamos movernos a la oficina, desayunar tranquilamente, vestirnos algo más cómodos… Pero es cierto que también tiene algunas desventajas, y una de ellas es la distracción. Por eso, y como ahora teletrabajar se ha convertido en algo muy habitual, te damos algunos consejos para ser más productivos desde casa.  

Cómo organizar tu tiempo para trabajar en casa

Es lo más importante cuando trabajamos desde casa, organizar bien el tiempo. Lo ideal es establecer un horario fijo, igual que cuando vamos a la oficina. Este pequeño detalle, hará que nos cueste muy poco trabajar de forma productiva desde casa. Si tenemos la suerte de ser autónomos, y organizar nuestro trabajo, también es importante delimitar el tiempo. Encuentra la hora del día que mejor te funcione, pero asegúrate de cumplirla. Si tenemos una estructura, nos beneficiará mucho a la hora de organizarnos con el trabajo.  

Haz un planning el domingo 

Antes de comenzar la semana, dedica unas horas del domingo para hacer una pequeña planificación. De esta forma, podremos organizar mejor las tareas de trabajo y entregarlas en la fecha adecuada sin saturarnos. Por supuesto, esta planificación es otra forma de recordarnos si tenemos alguna reunión durante la semana.  

Una rutina equilibrada para trabajar en casa

El trabajo es muy importante pero también la salud. Por eso, te recomendamos que te organices bien con el objetivo de que tengas tiempo libre para hacer deporte, o simplemente salir a dar un paseo y despejarte. Estos momentos hacen que nuestra mente desconecte del trabajo totalmente. Es una forma también de dedicarnos tiempo, y cuidar nuestro cuerpo y mente para poder seguir siendo productivos en el trabajo. Además, al trabajar en casa, el sedentarismo puede aumentar y dar lugar a problemas de salud más severos.  

Consejo: También debemos organizar los momentos en los que debemos apagar el ordenador. Esto también es muy importante para poder desconectar completamente y dedicarnos algo de tiempo libre.  

Cómo mejorar la productividad  

La organización del tiempo es importante para ser más productivos cuando trabajamos desde casa, pero también hay otros aspectos que debemos tener en cuenta:  

  1. Vestirnos 

Es fundamental para coger un hábito de trabajo. Tener todo el día el pijama puesto, no nos ayudará a ser más productivos. Cuando nos vestimos engañamos al cuerpo y asumimos que vamos al trabajo, y por tanto somos mucho más productivos. La mayoría, cuando vamos al trabajo, solemos tener una rutina mañanera. Pues bien, aunque trabajes en casa, es importante mantenerla.  

  1. Haz un plan diario 

Marca objetivos diarios o semanales para así ser mucho más productivos. De esta forma, conseguiremos llegar a todo antes y de una forma mucho más organizada.  

  1. Di adiós a las redes 

Durante la jornada de trabajo, di adiós a las redes sociales. Piensa que son una herramienta de distracción muy tentadora y más cuando estamos en casa. Por eso, mejor aparta el móvil y solo cógelo cuando tengas una llamada. Si te resulta muy complicado apartar el móvil durante todo el día, establece franjas horarias, por ejemplo durante el descanso del café o en la comida.  

  1. Haz descansos 

Es importante que nos levantemos de la silla de vez en cuando, nuestra mente y cuerpo nos lo agradecerán. Aprovecha para hacerte un café, una infusión o tomar una pieza de fruta. Camina por la casa, durante unos 5-10 minutos, lee las noticias y vuelve a trabajar.  

  1. Crea un espacio de trabajo  

Trabajar desde casa implica contar con un espacio adecuado. Por eso, te recomendamos que elijas un espacio específico para trabajar si quieres ser más productivo. Al tener un espacio fijo, lo identificamos siempre con el momento de trabajo. Eso sí, estos espacios hay que cuidarlos al detalle. Por ejemplo, contar con buena luz natural, tener todo ordenado y con un buen asiento.  

  1. Pon límites a los demás 

Muchas personas entienden que trabajar desde casa da una flexibilidad absoluta, y no siempre es así. Esto puede provocar que dentro de nuestras horas de trabajo nos molesten con llamadas o recados. Evita este tipo de situaciones y comunica a amigos y familiares cuáles son las horas de trabajo para evitar ser interrumpido.  

¡Aumenta tu productividad organizándote bien!