Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Casa antigua con escalera en espiral de caracol

Escaleras de caracol, únicas y decorativas, son ideales para espacios pequeños y pueden convertirse en las grandes protagonistas de cada hogar, ya que son recursos poco usados y que destacan siempre aportando un carácter industrial o contemporáneo según el material con el que estén fabricadas.

Por qué elegir escaleras de caracol

Las escaleras de caracol o en espiral son probablemente las escaleras más estéticas que hay, pues gracias a su forma en espiral, producen un maravilloso efecto óptico. Las barandillas o posamanos son elementos muy importantes en una escalera de caracol, que pueden presentar materiales diferentes y crear un contraste llamativo, o bien, también se opta a menudo por prescindir tanto de las barandillas como de los posamanos y dejar las escaleras únicamente con los peldaños, como si flotasen en el aire.

Los peldaños con el elemento más básico de cualquier escalera. En una escalera de caracol los peldaños tienen un diseño muy singular, pues tienen un lado más estrecho que el otro. Por ello, hay que asegurarse de que los peldaños tengan una amplitud suficientemente ancha para colocar el pie con comodidad. También se puede optar por peldaños con contrahuella, que resultan más seguros, y peldaños sin contrahuella, que son más ligeros y permiten meter el pie debajo del siguiente escalón.

3 tipos de escaleras de caracol

  1. Las escaleras de caracol que se utilizan como escaleras interiores de las casas, suelen ser de las llamadas escaleras de caracol con alma, es decir, escaleras helicoidales que van elevándose alrededor de un poste vertical, o alma, creando una especie de hélice.  Estas son las más utilizadas en espacios pequeños en los que conviene aprovechar cada centímetro.
  2. Las escaleras de caracol con ojo, que son aquellas que van girando alrededor de un hueco central. Los peldaños no van agarrados al eje central ni a la baranda, como en el caso de las escaleras con alma, sino a vigas voladas o en la estructura vertical que rodea la escalera.
  3. Las escaleras de caracol de doble hélice, es decir, que cuentan con una hélice que se utiliza para subir y otra, para bajar. Para espacios realmente amplios.

Escaleras de caracol muy decorativas

Disponer de una escalera de caracol en casa es una elección muy decorativa. Las hay de materiales distintos pero las de hierro fundido son unas de las más demandadas, sobre todo para espacios de estilo industrial. ¿Dónde encontrarlas? Se pueden encargar siguiendo el mismo tipo de estética o bien adquirir una escalera de caracol auténtica en un anticuario.

También las hay de madera, e incluso de vidrio para espacios de estilo contemporáneo que buscan una escalera interior escultórica y ligera. También las escaleras de caracol de hormigón o de acero son buenas elecciones para casas con un estilo decorativo moderno y de diseño.

En cuanto a la iluminación para una escalera de caracol, puedes utilizarla de distintos tipos: desde apliques las paredes de alrededor, hasta LEDs en los peldaños o bien, si es una escalera con hueco, se puede aprovechar el espacio central que la escalera deja libre para instalar una lámpara colgante que ilumine desde el mismo corazón de la estructura y, a la vez, la decore.

Escaleras de caracol prefabricadas

No pienses que una escalera de caracol solo sirve para casas con grandes espacios. Son estructuras que también se utilizan para subir a un altillo, bajar a un sótano o acceder a una terraza en la planta superior. Y a parte de las que hemos citado, también existen escaleras prefabricadas de madera o de metal que se adaptan al hueco del que dispones. Piensa que una escalera de caracol la puedes instalar en un espacio de 1,20 m o más.

5 requisitos para una máxima comodidad

  • Los escalones deben tener una altura de 18 cm.
  • Los peldaños han de tener una huella (el espacio que pisas) de entre 25 y 30 cm.
  • La altura de la barandilla debe ser de 90 cm.
  • El peso que debe soportar la escalera es de un mínimo de 150 kg.
  • Un tramo recto de escalera debe tener, como mucho, 15 peldaños seguidos para que no se desplace demasiado hacia el frente y con ello, ocupar demasiado y perder la estética helicoidal.

Las escaleras mecánicas

Por supuesto, las escaleras caracol también pueden ser mecánicas. Si necesitas instalar una silla salvaescaleras, también puedes hacerlo en una escalera interior de caracol convirtiéndola en una escalera mecánica. Los carriles que las llevan se adaptan perfectamente a las curvas e incluso a distintas pendientes.

Estas sillas permiten el acceso a las diferentes plantas de la casa de manera cómoda y silenciosa. Para instalar una silla mecánica en tu escalera, necesitas un ancho de peldaño aconsejable de mínimo 80 cm aunque también se instalan estos sistemas en anchos más pequeños cambiando las sillas por pequeñas plataformas que elevan al usuario estando de pie.

También pueden instalarse en el exterior de la casa, puesto que son sistemas diseñados para soportar las inclemencias atmosféricas.

Ideas para decorar una escalera de caracol

Dispones de una gran variedad de posibilidades para dar un toque muy personal a tu escalera de caracol. Puedes emplear los colores que quieras, siempre que los combines adecuadamente con el resto de la decoración. Para un estilo minimalista, por ejemplo, bastará con dos tonos.

Los detalles son fundamentales en la decoración de cualquier espacio, son la guinda del pastel. La colocación de velas en nuestra escalera de caracol será el recurso perfecto para crear una atmósfera única a la vez que íntima. No obstante, procura que cualquier detalle que uses para decorar tu escalera sea sutil y no comprometa el resto de la decoración. Los vinilos decorativos son asimismo otra opción interesante que puedes colocar en los escalones.

Las guirnaldas son otra alternativa para la decoración de las escaleras de caracol y puedes adaptarlas a temáticas u ocasiones especiales como Navidad o la llegada de la primavera.