Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Vestidor en casa en una habitación blanca

La organización de la casa se ha convertido en un pilar importante que afecta también a la decoración. Si no contamos con una casa ordenada los muebles y accesorios que vayamos añadiendo no van a lucir. Muchas veces el desorden nos suele pasar con más frecuencia en el armario del dormitorio con la ropa y los complementos. Toma nota de estas ideas para hacer un vestidor y conseguirás mantener el orden mucho más fácil.  

Vestidores abiertos: la mejor opción para ver la ropa 

Si estás pensando en renovar parte del dormitorio invierte en un vestidor abierto. Son una de las opciones cada vez más populares en esta habitación, ya que permiten poder ver mucho mejor la ropa y complementos que tenemos en casa. De esta forma, nos será mucho más fácil mantener un orden.  

Hay opciones de vestidores hechos a medida, que te permiten aprovechar cada centímetro de tu habitación. Esta es una buena opción porque se pondrán adaptar a tus necesidades.  

Otra de las ventajas de los vestidores abiertos es que nos da mucho más pudor que esté mal organizado. Al quedar todas las prendas a la vista si tenemos visita podrán ver nuestro desorden. Esto hará que te obligues en cierto modo a mantener a raya el vestidor ordenado. En el caso de que no te guste que toda la ropa quede al descubierto, puedes usar cajas. Selecciona unas cuantas cajas de tela, cartón o plástico y añade en ellas tu ropa. Una forma sencilla de organizarte mejor es por tamaños o colores. Por ejemplo, en las cajas de color blanco puedes añadir camisetas, y en las de color gris vaqueros.  

Separadores de espacios 

A la hora de hacer el vestidor si tienes espacio te recomendamos que lo sitúes en otra habitación. Así podrás tener en el dormitorio más hueco para añadir muebles o textiles. Es importante que sepamos que el dormitorio es un lugar para el descanso por lo que entre menos cosas añadamos mejor.  

Si no puedes contar con dos habitaciones diferentes, otra idea es dividir las zonas por una cristalera. En los últimos años este tipo de opciones se ha puesto muy de moda, ya que permite dividir el vestidor del dormitorio fácilmente. Es una forma de contar con un armario pero abierto y con todo mucho más visible. Esta cristalera puedes transformarla en una puerta corredera.  

DIY: ideas para hacer un vestidor especial 

Hay muchos tipos de vestidores y varían mucho dependiendo del espacio, y de lo que nos queramos gastar. Una forma económica de contar con un pequeño vestidor es haciéndolo tu mismo. Simplemente necesitarás un palo de madera que sea bastante robusto. Luego ata dos cuerdas por los laterales, y cuelga el palo de la pared. Simplemente te quedará añadir tus perchas con tu ropa favorita.  

Si quieres en la parte baja puedes añadir un pequeño banco de madera a modo de zapatero. De esta forma, podrás tener todo bien organizado en el mismo espacio.