Descuentos de hasta -70% ¡Regístrate!

Vestidor en casa en una habitación blanca

El orden en la casa es fundamental para que una decoración, sea del estilo que sea, destaque. Imagina que tus invitados van a visitarte y encuentran cosas fuera de su sitio. El ritmo de vida ajetreado, muchas veces, nos lleva a descuidar algunos aspectos del orden en nuestra casa. Con frecuencia, este desorden se concentra en el armario del dormitorio, con la ropa y los complementos, que no sabemos dónde meter.

¿Cómo puedes conseguir un vestidor? Desde baúles hasta armarios con puertas correderas, todos pueden ser tu espacio de almacenamiento. No podrá faltar un espejo para ver nuestros outfits de cuerpo entero y, si es posible, un zapatero cerca. Atento a todo lo que te contamos a continuación: desde vestidores abiertos hasta ideas para hacerte tu propio vestidor.

De puertas abiertas: la mejor opción para ver la ropa

Si ya te has cansado del mismo armario cerrado y viejo de siempre, y estás pensando en renovar parte de tu dormitorio, no te lo pienses y opta por un vestidor abierto, un concepto bastante novedoso y popular que te permite ver toda la ropa y complementos que tienes a un golpe de vista. Esto ayudará a mantener mejor el orden, ya que te obligará a no tener tu armario desastrado por si alguien lo ve (o por si incluso a ti te molesta). Si tu habitación tiene una estructura extraña y no encuentras vestidores abiertos que quepan bien, no te preocupes: hay muchas opciones de vestidores a medida para utilizar hasta el último centímetro de tu dormitorio. Y si no quieres que toda tu ropa se vea, selecciona algunas cajas de tela, cartón o plástico y añade en ellas tu ropa; si esas cajas son de colores distintos, podrás organizar mejor las prendas (por ejemplo, las camisetas van en una caja azul y los vaqueros en una verde). Desde luego, le darás un toque underground muy diferente.

Espacios separados

Si tu casa es grande y dispones de espacio, te recomendamos que utilices otra habitación para hacer tu vestidor. De esta forma, ganarás espacio en tu habitación para añadir más muebles y otros elementos; recuerda que este lugar está orientado únicamente a tu descanso. Una habitación utilizada como vestidor debe encajar con la decoración general de la casa; es decir, no sobrecargues ese espacio con estampados o tonos que se salen de tu línea de estilo. Por ejemplo, no fallan los tonos beige o crema con una correcta iluminación. En caso de no contar con tantas habitaciones para hacer esto, puedes dividir las zonas de tu dormitorio mediante el uso de cristaleras, muy de moda en los últimos años por su funcionalidad, que permite aislar la zona de dormir de la de vestirse. Muchas cristaleras se transforman también en puertas correderas.

DIY: ideas para hacer un vestidor especial 

Existen muchos tipos de vestidores y, dependiendo del espacio que ocupen, varían bastante; también el precio influye en el resultado final. Si no cuentas con mucho presupuesto, pero deseas remodelar tu armario, un vestidor pequeño hecho por ti es la mejor solución. Solamente necesitarás un palo de madera con un cuerpo bastante robusto; ata dos cuerdas en los laterales y cuelga ese palo de la pared. Después, añade tus perchas con tu ropa favorita y lucirá de una forma única. En la parte baja te cabrá un banco utilizado a modo de zapatero para organizar tanto ropa como calzado. Con un presupuesto más alto, tienes infinitas posibilidades para crear tu vestidor con cajones, estanterías, colgadores, cajoneras abiertas. Las chaquetas y prendas pesadas podrás guardarlas en los colgadores para que no se arruguen; en los cajones, almacena elementos más pequeños, desde bisutería o joyas, hasta bufandas, pañuelos o accesorios capilares. Incorpora un pequeño sofá o puf para esperar mientras piensas qué prendas eliges de todas las que guardas en tu vestidor.

Seguro que, después de leer esta entrada, estás deseando renovar el estilo de tu armario y ser una persona más organizada. ¡Con estos trucos, no hay excusas que valgan!