Tanto en invierno, como en verano, es importante añadir un buen toldo para el patio de interior. Los patios techados aportan confort, y permiten resguardar a nuestros invitados del sol, o del mal tiempo. Pero, ¿cuáles son los techos más adecuados? En Westwing, sabemos, y gracias a nuestros expertos, qué tipo de techo elegir para los patios, tanto de grandes dimensiones como pequeños. Si estás buscando un techo para tu patio, necesitas seguir atentamente estos consejos. ¡Comenzamos!

Las pérgolas: asequibles y aptas para el patio de interior

Las pérgolas son elementos que nos protegen del sol, y la lluvia, y por lo general, van cubiertas por un tono disponible en diferentes colores. Existen pérgolas con toldos correderos para seleccionar si se prefiere sombra o aprovechar la luz, de metal, e incluso de rafia.

Siempre solemos asociar las pérgolas con grandes terrazas y jardines, pero no siempre es así. También se pueden añadir pérgolas en patios interiores. La clave es añadir este tipo de elementos en patios que sean algo más grandes, y que cubran, o zonas de descanso o de comedor. Además, las pérgolas son una opción asequible, práctica y fácil de mover a lo largo de todo el patio interior. Incluso, muchas de ellos son bastante resistentes a la intemperie por lo que podemos tenerlas durante todo el año.

¿Y si quiero añadir una pérgola metálica?

¡Se puede! Las pérgolas metálicas están hechas de acero, aunque pueden tener acabados que imitan la madera, y lograr un aspecto de lo más natural. Estas pérgolas suelen tener un tamaño considerable, aunque esto varía dependiendo del lugar en donde las consigamos. Dentro del mundo de las pérgolas metálicas existen tres tipos de formas: cuadradas, hexagonales o rectangulares. Te enseñamos algunos de los tipos de pérgolas metálicas más comunes:

  • Pérgolas fijas. Permanecen todo el año en el jardín o terraza. Son de aluminio o acero y su techo puede ser: fijo de policarbonato, móvil de aluminio (bioclimática), con paneles de tela orientables, paneles de textileno corredizos, toldo de tela corredero y de tela fijo. Marquesinas. Son pérgolas adosadas al muro de la vivienda. Ideales para crear un porche y proteger del sol y la lluvia.
  • Pérgolas de aluminio a medida. Incorporan un toldo de tela acrílica y son ideales para cubrir grandes superficies.
  • Pérgolas bioclimáticas a medida. Regulan la temperatura de forma natural, al tiempo que protegen de la radiación solar, lluvia, viento o nieve.
  • Gazebos. Pérgolas desmontables para uso puntual. Pueden ser plegables y llevan una bolsa para transportarlas.
  • Carpas. Son estructuras más grandes que los gazebos. Son desmontables y llevan cortinas laterales. Muy útiles en celebraciones.

Algunos modelos de pérgolas metálicas vienen con accesorios como cortinas laterales, mosquiteras, celosías o estores laterales.

Techos para patios pequeños

¿Y si tenemos un patio de interior pequeño? Una buena idea es apostar por techos, y no pérgolas. Pueden ser económicos, si elegimos bien, y además algunos son hasta móviles. Estos son algunas de las opciones más buscadas:

  • Techos móviles. Para abrir y cerrar rotando alguna de sus piezas, de igual manera para lugares de clima agradable.
  • Techos híbridos. Por lo general, son de vidrio, pero es cierto que hay de diversos materiales como madera, y acero.
  • Techos de vidrio. Sirven para proteger el patio de la lluvia o nieve, y no se pierde la entrada de luz natural.
  • Techos con plafón interior. Para realzar el estilo del patio, se suele apostar por estos techos. Ayudan, además, a destacar el material de las vigas y el techo. Suelen ser techos económicos porque ocupan como base la estructura de la casa.
  • Techos de lona estirada. Son muy fáciles de añadir y se adaptan muy bien a los patios pequeños de interior.

Ventajas de instalar un techo en el patio interior

  1. Más tiempo al aire libre. Los techos en los patios ayudan a que podamos pasar más tiempo en el exterior, y sin depender del clima.
  2. Todo en el exterior. Al contar con techo en el patio, podremos trabajar desde en el exterior, hacer fiestas con amigos, o tomar un café con amigos cómodamente, y sin depender del tiempo que haga.
  3. Aporta privacidad. Si vives en un edificio compartido con más viviendas, lo más seguro es que prefieras algo de intimidad en tu patio. Este tipo de privacidad lo otorgan los techos.

¿Cuál es el techo más idóneo?

Si todavía tienes dudas sobre qué tipo de techo elegir, lo más idóneo es que sigas estas recomendaciones:

  1. Que sea una cubierta compacta
  2. El techo debe estar construido de materiales resistentes y duraderos
  3. El techo para patios pequeños debe ser estético y que corresponda al estilo de la casa
  4. Sobre todo, la cubierta debe responder a las necesidades de la familia y del lugar.

Ilumina los techos del patio con estas lámparas