Suelo de parquet con un jarrrón en forma de caballo

Los suelos de madera son muy cálidos y luminosos. Por eso, los suelos de parquet son unas de las opciones preferidas para añadir tanto en el interior como en el exterior de las casas. La calidez y el confort que aportan estos tipos de suelos es único. Pero es cierto que tienen un coste. Hay una versión algo más económica, y son los suelos de parquet sintético. Si aún no sabes qué tipo de suelos son, en Westwing y gracias a nuestros expertos en interiores, te enseñamos todo sobre ellos.  

¿Cuáles son los suelos de parquet sintéticos? 

Los suelos laminados son un tipo de parquet formado por capas superpuestas y prensadas. La capa interior y más gruesa es un tablero de fibras de alta densidad formado a partir de fibra de madera y resinas. Luego sobre estas capas solemos encontrar otra exterior de plástico que hace de barrera protectora para la humedad.  

Existen diferentes tipos y formatos de estos suelos sintéticos. El más conocido es el parquet sintético. Se trata de un formato de lamas con sistema de clic, muy similar al parquet laminado, y también con instalación flotante. Un tipo de parquet muy parecido al vinílico, que a menos que seamos un profesional, nos costará diferenciar.  

¿Y cuáles son los suelos de parquet vinílicos?  

Los suelos vinílicos están compuestos también por varias capas, aunque en este caso existen muchas más posibilidades de materiales destacando el PVC y los compuestos a base de uretanos.  

Ventajas de los suelos de parquet sintéticos 

  • Son más económicos.  
  • Requieren de un mantenimiento más asequible y fácil, ya que no es necesario acuchillar cada cierto tiempo.  
  • Tienen una instalación más sencilla, lo que implica un ahorro en la mano de obra.  
  • Mayor resistencia.  

Una de los mayores inconvenientes del suelo de parquet sintético es la diferencia en cuanto a tonalidades y calidez que, por supuesto, si aporta la madera.  

Cómo limpiar un parquet sintético 

Los suelos de parquet sintéticos se deben mimar como los de madera natural. La ventaja de estos suelos es que es más fácil limpiarlos. Para eliminar manchas, te recomendamos optar por una bayeta y algún tipo de limpiador suave para no estropear el suelo. Si se ha dañado el parquet sintético con una mancha más fuerte, lo más idóneo es optar por una mezcla de vinagre y agua tibia. Con esta mezcla, además de eliminar posibles manchas, hacemos una desinfección exhaustiva del suelo.  

Otro producto que también funciona bien, sobre todo con el desgaste del suelo, es el aceite de jojoba. Para ralladuras o arañazos podemos aplicar este producto de forma suave y retirar el exceso. En el caso de manchas más difíciles como tinta o pintura, podemos retirarlas con alcohol mineral.  

¿Qué debemos evitar a la hora de limpiar suelo de parquet sintético? 

A la hora de limpiar los suelos de parquet sintéticos debemos evitar productos que tengan algún tipo de amoniaco. Con este tipo de productos, lo único que conseguiremos es provocar grietas o descomponer el material. Tampoco debemos usar limpiadores demasiado abrasivos como detergentes o pastas de cera, ya que podrían dejar nuestros suelos opacos y sin brillo.  

¿Te gustan las soluciones resistentes y económicas para cambiar tu suelo de inmediato?