Suelo en una terraza con baldosas de losa

Los suelos de barro se solían usar en las casas de campo antiguas tanto en el interior como el exterior. En la actualidad, el barro se suele utilizar en los suelos de exterior, por norma general. Pero, ¿cómo se limpian los suelos de barro? En Westwing te enseñamos todos los trucos sobre cómo cuidar los suelos de barro.  

¿Cómo son los suelos de barro? 

Los suelos de barro están fabricados con arcillas de diferentes colores y procedencias. Estas baldosas están hechas en hornos especiales a bajas temperaturas, de ahí la alta porosidad que tiene este material. Es un tipo de suelo que tiene un proceso más artesanal y por tanto, no todas las baldosas suelen tener el mismo acabado ni la misma porosidad.  

Estos tipos de suelo no siguen ningún patrón, por lo que aportan un toque muy original a los suelos de exterior. Un aspecto peculiar, al igual que los suelos de mármol natural.  

Los suelos de barro se pueden adaptar casi a cualquier estilo decorativo. Aunque es cierto que van más acorde a casas de campo, estilo provenzal o en casa ambientadas con un estilo industrial.  

Características de los suelos de barro:

  • Resistencia tanto en interior como en exterior.  
  • Gran durabilidad.  
  • Suelos de barro hechos de forma artesanal.  
  • Bastante porosidad.  
  • Irregulares.  
  • Acabado natural. 

¿Cómo limpiar y mantener los suelos de barro? 

Existen varias formas de mantener los suelos de barro. Te damos algunas indicaciones:  

  1. Al finalizar la obra 

Una vez finalicemos el pavimento, siempre quedan restos de cemento. Para quitar las manchas que se hayan podido quedar en las baldosas, te aconsejamos apostar por productos específicos antimanchas. Si no hemos protegido bien el suelo, y se ha manchado bastante, lo más recomendable es apostar por una limpieza intensiva con un cepillo o una máquina.  

  1. Limpieza de suelos de barro antiguos 

Los suelos de este tipo son sensibles. Al ser un material poroso, es frecuente encontrarse con manchas, incluso propias del jardín como el moho. Este tipo de manchas resta belleza al suelo, por lo que es mejor limpiarlo lo antes posible. Si las manchas son de hace poco, lo más cómodo es optar por algo natural y económico como agua caliente. Otra opción es mezclar agua con un poco de lejía y luego dejar secar al menos durante 24 horas.  

Si las manchas son demasiado antiguas, es necesario optar por decapar el suelo con un quitamanchas específico. La limpieza debemos realizarla a máquina si es por todo el suelo, o con la ayuda de un cepillo si son manchas localizadas.  

  1. Impermeabilización de suelos porosos 

Tanto la limpieza como la impermeabilización es importante para proteger el suelo. Para ello, podemos acudir a ceras específicas o abrillantadores.  

  1. En interiores 

La limpieza de interiores, en el caso de que tengamos suelos de barro, es sencilla.  Lo primero, debemos aspirar bien y eliminar cualquier resto de suciedad. Luego fregamos el suelo con una mezcla de lejía y agua caliente y dejamos secar. 

Cómo reducir la porosidad

Si no protegemos los suelos de barro, lo más probable es que no podremos quitar cualquier tipo de mancha. Los poros absorberán la suciedad y, por tanto, por mucho que usemos productos de limpieza, poco podremos hacer con las manchas.  

Para una adecuada protección, es necesaria una impermeabilización. Para ello existe una cera para cerámica o también un barniz de piedra. Este tratamiento requiere de varias capas y luego dejar secar durante unas 24 horas. Lo único que debemos tener en cuenta es que no haya humedad. Es decir, lo más aconsejable es aplicarlo durante la temporada de verano, o al menos en momentos del año con una temperatura cálida.  

Mantenimiento de los suelos

Una vez que hayamos protegido el suelo, el mantenimiento es bastante sencillo. Tan solo tendremos que usar agua y detergente neutro. Si el agua que vayamos a usar, suele tener mucha cal, lo mejor es añadir vinagre blanco. De esta forma no quitaremos la impermeabilización del suelo y seguirá protegido.   

¡Complementa los suelos con accesorios al estilo natural!