suelo gris con una mesa de mármol

El mármol es uno de los materiales más usados en encimeras o pequeños detalles decorativos, pero también se puede utilizar en suelos. Este tipo de suelo es uno de los que más elegancia y sofisticación aporta. Dan luminosidad, brillo y un acabado de diez. Pero no siempre es sencillo acertar con los suelos de mármol y, sobre todo, mantenerlo en perfecto estado. En Westwing, como sabemos lo delicado que suele ser el mármol, hemos recopilado algunos consejos para que puedas lucirlo de la mejor forma posible.  

Cómo decorar con mármol 

Los suelos de mármol dan muchas posibilidades. Podemos añadir estos suelos en el salón, en la terraza, e incluso en el baño. Te damos algunos trucos para que puedas acertar.  

  • En los baños. Podemos optar por un mármol en tonos claros para dar luz y frescura. Si además tenemos un baño interior y sin ventanas, agradeceremos añadir este tipo de material.  
  • En los salones. Es el espacio donde mejor quedan los suelos de mármol. Aportan elegancia, buen gusto y permiten dar un toque ‘chic’ al salón. Además, si nos gusta el estilo moderno, los suelos de mármol son clave.  
  • En terraza. Los suelos de mármol también pueden encajar en el exterior. La clave para acertar con este tipo de material es escoger una opción que no resbale y que combine con el exterior.  

Ventajas e inconvenientes de los suelos de mármol  

Ventajas  

Los suelos de mármol cuentan con múltiples ventajas. Estas son algunas de las más destacables.  

  • Sofisticación. El mármol aporta un toque muy elegante y distinguido a cualquier espacio.  
  • Gama de colores. El mármol es una piedra que tiene la suerte de contar con múltiples acabados y colores. Se parece un poco a los suelos de terrazo. De esta forma, podremos elegir la opción que más nos guste, o que vaya en sintonía con la decoración de nuestra casa.  
  • Durabilidad y resistencia. El mármol es una piedra muy resistente y duradera. Sin embargo, es cierto que requiere de un mantenimiento especial para que nos dure más tiempo en perfecto estado.  
  • Interior y exterior. Los suelos de mármol se pueden añadir tanto dentro como fuera. Hay diferentes tipos de mármol adecuados a cada espacio.  

Desventajas

Pero no todos son ventajas a la hora de adquirir pavimentos de mármol, también hay inconvenientes. Estos son algunos de ellos: 

  • Mantenimiento. Como te indicábamos anteriormente, requieren de una limpieza especial. Son resistentes, pero si usamos productos muy abrasivos se pueden deteriorar fácilmente.  
  • Precio. El mármol es un material menos económico que otros. Eso sí, si finalmente vamos a invertir en este tipo de piedra, debemos cuidar su mantenimiento.  

Suelos de mármol para interior y exterior 

El mármol se puede añadir tanto dentro de la casa como fuera. Para determinar qué tipo de suelo de mármol elegir para cada espacio, es importante considerar algunos aspectos. Para que te sea más sencillo, sigue muy atenta a estos consejos.  

Suelos de mármol de exterior 

El suelo de exterior debe tener una textura diferente, menos resbaladiza. De esta forma, vamos a prevenir accidentes en la zona de la terraza. Otro factor a tener en cuenta es determinar el grado de humedad que puede soportar el tipo de mármol que hayamos elegido. Y es que la humedad puede provocar cierta oxidación o aparición de musgo en el mármol. Entonces, ¿qué tipo de suelo de mármol elegir? Lo más recomendable es apostar por mármoles, calizas y areniscas 

Suelos de mármol de interior 

En el interior de la vivienda tenemos más margen para añadir el tipo de mármol que más nos guste. Podemos apostar por un suelo de mármol pulido, envejecido… Esto dependerá un poco del ambiente que tengamos en casa. Por ejemplo, si tenemos una casa minimalista, o simplemente queremos dar calidez, lo más idóneo es apostar por un suelo de mármol en blanco. Si, por el contrario, contamos con una casa de estilo rústico, lo más probable es que optemos por un tono de mármol envejecido.  

Cómo limpiar los suelos de mármol 

Como hemos comentado al principio, son muy resistentes, pero necesitan una limpieza cuidada. Algunos líquidos o productos químicos pueden deteriorarlos. Por ello, te damos algunas recomendaciones para limpiar los suelos de mármol:  

  • Sella los poros. Es importante al instalar los suelos de mármol hacer un sellado de los poros.  
  • Aplicar una capa protectora. Después de sellar el poro, aplica una capa protectora que proteja el mármol. Este tipo de tratamientos deben realizarse al menos una vez al año, aunque este periodo puede verse reducido significativamente en función del uso que vaya a tener el suelo. 
  • Evita productos abrasivos. Si es producto para parquet u otras superficies y no sabes si funciona bien en mármol no te arriesgues. Recuerda que el mármol es una piedra algo delicada.  
  • Olvídate del vinagre. Nos gustan los remedios naturales como el vinagre, ya que son eficaces para casi todo. Pero es cierto, que el vinagre es un producto algo abrasivo y no se suele recomendar para utilizar en suelos de mármol.  

¿Estás buscando accesorios de mármol a juego?