Gato paseando por baldosas adhesivas

El suelo vinílico es un tipo de revestimiento de plástico muy versátil y fácil de instalar. Este tipo de suelo está fabricado a partir de policloruro de vinilo, o también conocido como PVC y se puede usar para suelos de exterior como de interior. Los suelos vinílicos constan de algunas variaciones en su acabado y suele oscilar entre los 5 y 7 mm. Además, es un tipo de material flexible y fácil de instalar que se puede añadir como suelos de cocina, también.  

Tipos de suelos

Existen varios tipos de suelos vinílicos: flexibles y rígidos. En Westwing, queremos darte algunos consejos sobre en qué consiste cada uno y sus ventajas y desventajas.  

Suelos vinílicos flexibles  

  • Suelos vinílicos encolados: se trata de la forma más básica y asequible. Podemos hacernos con este tipo de suelos a través de rollos. Es perfecto para habitaciones pequeñas. El principal inconveniente es que necesitan un suelo nivelado.  
  • Suelos vinílicos de sistema clic: es otra de las opciones más habituales. El sistema de instalación es fácil y podemos colocarlo nosotros mismos. Se puede instalar también sobre el suelo anterior.  

Suelos vinílicos rígidos 

Se trata de los suelos modernos. Se colocan con un anclaje tipo clic entre piezas y se parece mucho a los parquets sintéticos. Además, se pueden instalar sobre una base de hormigón u otro tipo de suelo.  

Ventajas de los suelos vinílicos 

  • Resistente a la humedad. Por lo que se puede instalar en los baños.  
  • Reducción del ruido. Son flexibles por lo que amortigua el ruido y proporciona una experiencia cómoda y silenciosa.  
  • Agradable al tacto. A diferencia de un suelo laminado, que es algo más frío, son más suaves y cálidos. 
  • Fáciles de mantener. Simplemente basta con pasar un paño húmedo para su mantenimiento. Aunque es cierto que existen productos específicos.  
  • Variedad de diseños. Como ocurre con los suelos laminados, pueden imitar cualquier material: desde la piedra o el hormigón, hasta la madera o el hierro.  

Desventajas de los suelos vinílicos 

  • Baja dureza. En comparación con otros materiales, los suelos de vinilo requieren de más cuidados.  
  • Sensibles al calor. No toleran bien el calor y si superan ciertas temperaturas se puede deformar.  
  • Puede decolorarse. La luz solar puede decolorar, por lo que no se recomienda que estos suelos estén en el exterior. 

¿Te gustaría encontrar una alfombra vinílica para la cocina?