suelo liso con un taburete y sillón de terciopelo

A la hora de decorar una casa hay muchos elementos que entran en juego. Uno de ellos son los suelos. Hay suelos para todos los gustos y tipos de espacios. Suelos de parquet, de mármol, de piedra, vinílicos… Dada la variedad de tipos de suelos para la casa que podemos encontrar, en Westwing hemos querido darte algunos consejos para que puedas elegir el tipo de suelo perfecto y lucir una casa bonita.  

Suelos de madera 

La madera es uno de los materiales más elegidos a la hora de decorar cualquier casa. Nos encanta la madera, ya que transmite paz, bienestar y aporta ese toque cálido que necesita cualquier casa. Podemos encontrar diferentes tipos de suelos de madera, el clásico parquet o laminado. Entre los suelos laminados o también conocidos como parquet sintético hay muchas opciones. Desde tarimas flotantes de parquet, hasta suelos vinílicos de PVC.  

En cuanto a la limpieza de la madera, debemos tener especial cuidado. Para limpiar el parquet, te recomendamos simplemente acudir a la mezcla de agua y jabón. Luego seca bien para que no se forme ningún tipo de moho en la superficie. Si optamos por laminados o suelos vinílicos, es cierto que ya podemos acudir a otro tipo de productos. Si tienes más dudas sobre la limpieza del suelo de parquet y del resto de parquets sintéticos, en Westwing hemos preparado varios artículos para que mantenga el suelo como el primer día.  

¿Y se puede añadir suelo radiante? 

Sí, con la madera se puede incluir suelo radiante sin problema. Los pavimentos que se pueden usar para suelo radiante son los laminados, la madera, o las tarimas flotantes Eso sí, es cierto que dependiendo del pavimento requiere un tipo de instalación u otra. Si vamos a hacer una instalación de suelo radiante, te recomendamos siempre contactar con un profesional para que posteriormente el suelo que elijas quede perfecto. 

Tipos de suelo para la cocina 

Para los suelos de la cocina, podemos optar por muchas opciones. Desde suelos de parquet, de cerámica, o suelos de piedra. También hay otras opciones algo más modernas como los suelos de terrazo, o los suelos de mármol.  

La clave a la hora de elegir los tipos de suelos de la cocina es que sean resistentes, duraderos y que no se rayen con mucha facilidad. Debemos tener en cuenta que la cocina es un espacio de mucho tránsito, por lo que tiene sentido que apostemos por un suelo con mayor durabilidad.  

Tipos de suelo para exterior 

Siempre nos preguntamos, ¿y para la terraza? Pues los suelos de exterior que podemos añadir a la terraza son muy diversos. Con el paso de los años se han ido incorporando más opciones que varían según las necesidades de cada terraza, el presupuesto que tengamos y, también, el estilo. Uno de los más elegidos son los suelos de barro. Estos suelos consiguen dar un toque rústico a cualquier terraza y además son muy resistentes. Como desventaja, son un poco sensibles a las manchas.  

Otro tipo de suelo para el exterior que queda bien, son las baldosas hidráulicas. Es un tipo de suelo bonito, y capaz de aguantar bien estar al aire libre. Además, estas baldosas no requieren de un gran mantenimiento para conservar bien su color y aspecto original.  

¡Decora los suelos de tu casa!