salón en tonos azules

No son las protagonistas de la estancia porque no reparamos en ellas tan a menudo, pero lo cierto es que resultan un elemento fundamental para mantener la buena apariencia de cualquier habitación. Las paredes de tu hogar necesitan mimo y cuidado igual que cualquier otro elemento estructural y decorativo. En yeso o en pladur, en instalación permanente o rápida, sean como sean, desde Westwing te traemos los mejores trucos para paredes que necesitan ser rehabilitadas y pintadas. ¡Toma nota!

Trucos para paredes que necesitan ser rehabilitadas

El paso del tiempo, los desperfectos y la humedad pueden hacer mella en las paredes. Sea cual sea el tipo de deterioro que han sufrido, es importante saber cómo rehabilitarlas y hacer que luzcan un aspecto renovado. En Westwing te contamos todo lo que necesitas saber para hacer que tus paredes vuelvan a estar como nuevas.

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

Trucos para paredes enmohecidas

Uno de los daños más profundos y más habituales que suelen sufrir las paredes, especialmente en climas húmedos y hogares con pocas posibilidades de ventilación, es la aparición de moho en la superficie.

Lo primero que tenemos que saber para combatir este fenómeno y aprender como quitar el moho de la pared, es saber cuál es su origen. Su hábitat natural son los ambientes húmedos y debemos conocer qué es lo que está causando este tipo de atmósfera.

Puede que la humedad llegue por filtración, por condensación o por falta de ventilación. En función del tipo que sea, variará la solución al problema. En la mayor parte de los casos, no obstante, será imprescindible aplicar un producto especialmente diseñado para la eliminación de humedades.

Retiraremos las zonas afectadas de la pared con ayuda de una espátula. Posteriormente, aplicaremos el emplaste antihumedad, dejaremos secar y lijaremos para nivelar la pared y hacer que el acabado de la superficie sea uniforme, liso y regular.

Trucos para quitar el papel de la pared

En otras ocasiones, la reforma de nuestra pared pasa por quitar, primero, el papel pintado que la recubre. Para aprender como quitar el papel de la pared de forma efectiva y sin que deje rastro, te traemos desde Westwing un método infalible.

El primer paso ineludible es conseguir que la pared cuente con la humedad necesaria. Para ello, lo mejor es aplicar sprays quitapapel, productos especialmente diseñados para esta tarea y hacerlo, además, de manera generosa. En caso de no contar con este material específico, podremos valernos de elementos que aporten vapor, como una plancha.

En caso de que hayamos optado por el spray, la opción más recomendable, debemos dejar que la solución se seque completamente, siguiendo el tiempo indicado por el fabricante. Cuando el producto se seca, la pared se reblandece y el papel ya puede ser retirado. Es importante tener en cuenta que existen dos tipos de papel: arrancable o despegable. El primero facilita la retirada en grandes pedazos de una sola vez. El segundo necesita que la operación sea repetida en más de una ocasión para que no solo la superficie del papel, sino también la base sea extraída.

Para los retoques finales de la pared, emplearemos una espátula y eliminaremos imperfecciones.

Papel pintado para todos los gustos

Trucos para paredes con agujeros a la vista

¿Tus paredes están llenas de agujeros con antiguos orificios en los que habías colgado cuadros o fijado estanterías? ¿Todavía los tacos están a la vista afeando la superficie? ¡Es hora de darle un buen lavado de cara y tapar los agujeros de la pared!

Elimina los anclajes con ayuda de un tornillo y un alicate. Limpia bien la superficie de la pared, retirando el polvo y las zonas desprendidas alrededor del orificio. Una vez que lo tengas, rasca el área con una espátula y remata con un lijado de la superficie para conseguir un buen pulido. La zona que vamos a intervenir ya está lista para recibir el material de relleno.

El siguiente paso es cubrir el hueco que queremos disimular. Siempre que podamos, lo ideal es hacerlo con masilla. Aplica y alisa con una espátula de carrocero y deja secar bien, todo el tiempo que el fabricante indique según el tipo de masilla. Una vez que esté seco, limpia con un trapo los restos de la masilla y el polvo. ¿Lo tienes? ¡Estupendo, ya puedes pasar a pintarla y decorarla!

Trucos para paredes que necesitan renovar la pintura

Llegados a este punto, has conseguido reparar los desperfectos de tu pared. ¡Enhorabuena! Ahora llega el momento de seguir mejorando su apariencia y qué mejor que una buena capa de pintura para lograrlo.

No hay reforma que se precie que no incluya pintar la pared y para esta tarea no todo vale. ¡Muy atento al método Westwing de cómo pintar una pared! Primero debes acondicionarla: alísala con ayuda de una espátula y elimina desconchados y otras irregularidades. Después del lijado final, estará nivelada y lista.

Protege la estancia, el mobiliario, los enchufes, las lámparas, los rodapiés y zonas delicadas como la junta entre techo y pared. Cuando hayas finalizado la tarea de cubrir aquellas áreas sobre las que quieres evitar manchas indeseadas, ya puedes comenzar a pintar. Hazte con brocha, cubo, rodillo y cinta de pintor. Aplica capa a capa respetando los tiempos de secado. Y cuando hayas terminado, retira con suavidad la cinta de pintor para que no se produzcan desperfectos. ¡Ya casi lo tienes! ¿Quieres conocer un infalible truco final? Haz que las esquinas de la pared luzcan impolutas poniendo en el borde una lámina de acetato y aplicando sobre ella la pintura.

Trucos para paredes que tienen un televisor colgado

Una vez reformada y pintada, la pared queda preparada para recibir cualquier elemento decorativo que sea de tu gusto. Además de las clásicas estanterías de pared, cuadros, espejos o plantas, una de las últimas novedades en lo que a aunar diseño y funcionalidad se refiere es colgar la tv de la pared, con un efecto de lo más chic que es además muy práctico.

Integrar el televisor en la pared es una gran idea para ahorrar espacio en hogares de pequeñas dimensiones y, si hemos elegido un modelo de diseño, tratarlo, incluso, como un elemento decorativo más que robe las miradas en nuestro salón. Ahora que conoces todos los trucos para paredes en tu hogar, ha llegado el momento de sentarse a disfrutar el estupendo resultado.

Sigue leyendo: Si has disfrutado de estos trucos no dejes de leer nuestra guía paso a paso sobre cómo hacer paredes de pladur. Inspírate con Westwing y transforma tu hogar.

Decura tus paredes con estos accesorios