patio interior en salon blanco

¿Eres uno de esos afortunados que cuenta con una terraza o un balcón en su hogar? ¿Estás pensando en qué cerramiento será el más adecuado para proteger esta estancia de las variaciones climáticas, dotarla de mayor intimidad y seguridad? Desde Westwing te traemos una guía completa sobre balcones cerrados, con opciones adaptadas a todo tipo de hogares, incluidas las instalaciones de aquellos cerramientos con magníficas prestaciones y que, por increíble que parezca, ¡no necesitan obra! Muy atentos a la propuesta que os traen nuestros interioristas para balcones con encanto.

Guía para balcones cerrados: cómo cerrar un balcón sin obra

Elegir un cerramiento para balcón sin emprender obra es posible gracias a la amplia variedad de opciones que ofrece el mercado en estos momentos. Los toldos y cortavientos son unas de las más demandadas. Fijos o enrollables, son capaces de adaptarse con facilidad a cualquier espacio, incluso ante la escasez de metros característica de algunos balcones modernos. Los toldos verticales, por ejemplo, resultan ideas para ejercer de “pared” plegable en el balcón.

¿Te gustaría tener una casa de revista? Regístrate ya en Westwing y no te pierdas las rebajas de hasta el 70% para amueblar y decorar tu casa con estilo.

Cerramiento con carpintería metálica

La carpintería metálica es otra gran opción para cerrar un balcón sin obra de forma hermética, algo posible gracias al acoplamiento de los perfiles metálicos. Cerra un balcón con aluminio o cerrar un balcón con PVC a medida requiere una instalación muy sencilla y puede hacerse sin obras de albañilería. Otra de las grandes ventajas de este método es su alto grado de personalización: podrás elegir cómo serán las ventanas y puertas, abatibles, plegables o correderas, para una máxima optimización del espacio disponible, que la convierten en una gran opción para cerrar un balcón pequeño.

Balcones cerrados en madera

El cerramiento en madera, algo que nos encanta para viviendas de campo, admite también la instalación de paneles de todo tipo de medidas para las que no es necesario realizar una obra. Podremos hacernos con una estructura de pérgolas de manera que podrá dar cobertura, incluso, a balcones de amplias dimensiones con un resultado estético espectacular.

Balcones cerrados en cristal

El cerramiento para un balcón en cristal es ideal para quienes buscan disfrutar de una vista panorámica desde el hogar sin ningún obstáculo visual. Con un acabado limpio y fácilmente integrable en todo tipo de viviendas y estilos, los balcones cerrados en cristal aportan un buen aislamiento acústico y térmico y una buena prestación en materia de seguridad y caídas si el vidrio recibe el tratamiento adecuado.

Se trata sin duda de la opción preferente cuando queremos que nuestro cerramiento sea de lo más discreto e “invisible”. Con paneles fijos o con distintos grados de apertura, el vidrio ofrece múltiples opciones y pueden ser instalados sin necesidad de emprender una obra.

Con panel de sándwich

El panel de sándwich es otra gran opción cuando hablamos de cerramientos económicos, rápidos, con buena capacidad aislante y que no requieren instalación con obra. Se adapta muy bien a condiciones climatológicas adversas y a zonas con un clima muy extremo, ya sea muy frío o cálido. Si se busca una opción todavía más económica, puede optarse por un cerramiento de similares características.

Balcones cerrados con un efecto natural

Los setos, las vallas de brezo, mimbre o bambú son una opción sutil para cerramientos con un acabado más natural que tampoco requerirá obra. Bastarán unos pallets de madera sobre los que instalar un jardín vertical o emplear la propia barandilla de tu balcón para conseguir un manto vegetal que te mantenga protegido de miradas indiscretas. Si quieres un cerramiento parcial que sea, a su vez, de lo más decorativo, opta por una original composición con plantas colgantes, trepadores y macetas. Integra en tu hogar el mejor efecto natural para hacer de tu balcón un auténtico rincón de paz y confort.

Balcones cerrados con mallas

Las mallas de ocultación de distintos materiales, ya sea de PVC, polietileno o plástico, son una opción de lo más económica para garantizar total intimidad y cerrar un balcón sin necesidad de obra. Puedes mejorar su estética e integrarla en el ambiente de la estancia jugando con las distintas tonalidades. Nos gusta por ser una solución sencilla y absolutamente en línea con la filosofía DIY: incluso aunque no estés muy acostumbrado a realizar pequeñas intervenciones en casa, te va a resultar muy sencillo y no te llevará mucho tiempo instalar tú mismo estas mallas.

Con planchas metálicas

Por último, las planchas metálicas son otra buena opción en el terreno de los cerramientos sin obra. Si te decantas, además, por los metales galvanizados conseguirás evitar la corrosión y podrás elegir entre un amplísimo abanico de diseños y acabados.

Esta solución resulta también de lo más económica para los balcones cerrados y muy resistente para crear un tejado protector frente a las inclemencias climatológicas.

Cerramiento con persianas venecianas

Una de nuestras debilidades en materia de diseño y cerramientos para balcones, tanto para su parte frontal como para el techo: las persianas venecianas son preciosas y aportan a la estancia un inconfundible aire exótico y lleno de elegancia. Elígelas enrollables de madera para una mayor practicidad.

Balcones cerrados con todas las garantías

Las intervenciones más complejas, con permiso de obra e inversión un poco más elevada por lo general, son también las más duraderas y seguras si estamos convencidos de que queremos mantener los balcones cerrados y disfrutar de ellos durante todo el año, con independencia del clima. También en estos casos el aluminio, el acero, la madera, el PVC o el vidrio (de doble cristal, de cristal templado o de baja emisividad) serán los materiales estrella.

Para acertar con los balcones cerrados permanentes, además del material, valora el diseño, el tipo de apertura, el cubrimiento del techo y la orientación.

Decora tu balcón cerrado con mucho estilo